Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

La Puebla acusa a Medio Ambiente de los retrasos con el colector

Urbanismo paraliza el desarrollo de 2.500 pisos al no estar aún aprobado el proyecto. "Si este Ayuntamiento hubiera tenido otro color político, el problema quizás estuviera resuelto", dice el alcalde, Fernando Salvador.

El Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén, gobernado por el PSOE en coalición con CHA, ha lanzado duras críticas al departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, dirigido por el aragonesista Alfredo Boné, por los retrasos en la aprobación del proyecto para el colector. Esta es una condición, aunque no la única, impuesta por Urbanismo para dar luz verde al desarrollo de 2.500 viviendas al sur del casco urbano. "Veo una malísima planificación política y medioambiental", atacó el primer edil alfindeño, Fernando Salvador.

La Comisión Provincial de Ordenación del Territorio (CPOTA) dictaminó a principios de este año suspender el informe para el plan parcial de los sectores SR 1 y SR 3. En su resolución, el organismo recordaba al Ayuntamiento alfindeño que el requisito de la depuración de aguas residuales venía impuesto por el propio Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, que entró en vigor hace tres años.

Lo mismo sucede con la aprobación del proyecto para encauzar el barranco de Las Casas, que la corporación alfindeña adjudicó a finales del año pasado y que estará listo en poco tiempo. Además, la CPOTA imponía otras condiciones al plan, como obtener un informe favorable de Demarcación de Carreteras e incorporar hasta 16 determinaciones a la documentación del plan parcial.

El desarrollo completo de las 55 hectáreas que tienen de superficie ambos sectores residenciales supondría multiplicar por dos la actual población de la localidad.

El Ayuntamiento alfindeño considera que la paralización del colector, que servirá para encauzar las aguas residuales de La Puebla y de Pastriz hasta la depuradora de la Cartuja, supone el principal freno al crecimiento de la localidad. En estos momentos, los desechos de ambos municipios (5.000 personas y 900 empresas, en el primer caso) acaban directamente en el Ebro.

La evolución de esta infraestructura ha sido problemática, y el retraso en su tramitación se ha llegado a vincular con presuntos intereses urbanísticos. En 2003, el Ayuntamiento de La Puebla contrató la redacción del proyecto a instancias del Instituto Aragonés del Agua (Inaga) para agilizar el proceso. Sin embargo, alegaciones provenientes de Pastriz, donde se consideró que el trazado elegido perjudicaba a este municipio, lograron paralizar el procedimiento.

Un año más tarde llegó el Plan Especial de Depuración de Aguas Residuales del Gobierno de Aragón. Dentro de él, el colector de La Puebla y Pastriz se enmarcaba en la zona 7A. Mientras, Medio Ambiente encargó la redacción de un nuevo proyecto y el Ayuntamiento aprobó el borrador del convenio con el Inaga, un paso imprescindible. Finalmente, en julio de 2007, el Inaga adjudicó la redacción y ejecución del proyecto para construir el colector de La Puebla y Pastriz, con un plazo de 18 meses. Dos años antes, el Gobierno de Aragón declaró la iniciativa de interés autonómico.

"Tenemos continuas sanciones de la CHE al Ayuntamiento por esta circunstancia, es inconcebible", lamenta Salvador, quien vincula los retrasos a una "malísima planificación política y medioambiental. Que no se excusen en que es difícil elaborar el proyecto". "Si este Ayuntamiento hubiera tenido otro color, quizás el problema estaría ya resuelto", apunta el primer edil.

Mientras, desde Medio Ambiente atribuyen a "dificultades técnicas por la orografía" el hecho de que esta actuación sea la más retrasada dentro de su zona de depuración. Asimismo, fuentes del departamento aseguran que el Inaga y Sodemasa se han puesto en contacto con la empresa adjudicataria para urgirle a que acelere al máximo los trabajos. De hecho, las mismas fuentes aseguran que existe la "confianza" en que el proyecto concluya en las "próximas semanas".

Por su parte, en Pastriz también existe interés en que salga adelante el colector hasta la depuradora de la Cartuja, aunque en su caso la premura es menor. El Ayuntamiento pastricero solo ha puesto como condición que, en caso de que sea necesaria una estación de bombeo, esta se ubique en término municipal alfindeño.

Etiquetas