Despliega el menú
Aragón

JACETANIA

El interventor de Jaca advierte de ilegalidades en dos contratos de obras

Los trabajos en varias calles y una plaza del núcleo de Guasillo fueron ejecutados por la misma empresa y acabaron costando más del triple de lo inicialmente previsto, según el PP.

Un informe del servicio de Intervención del Ayuntamiento de Jaca concluye que el procedimiento de contratación de unas obras de pavimentación de calles en el núcleo de Guasillo "incurre en graves infracciones". Este hecho fue denunciado ayer públicamente por el grupo municipal del PP en el consistorio jaqués, que acusó al equipo de gobierno de adjudicar los trabajos "a dedo", por lo que pedirá responsabilidades.

En concreto, el edil popular Enrique Lope explicó que se trata de dos obras diferentes, la pavimentación de varias calles del pueblo y la rehabilitación de una plaza pública. La primera de ellas, que se contrató en diciembre de 2006, estaba valorada en 29.420,11 euros -el límite para hacer un contrato menor es de 30.050,61 euros-, y "curiosamente no hay documentación de que se le pidiera a nadie presupuesto y se presentó una única oferta esa misma cantidad en la que no figura ni el CIF ni la razón social de la empresa", comentó Lope. Añadió que la empresa adjudicataria, Pavimentos Giber, S. L., "ha presentado una factura de liquidación final por un importe de 124.908,80 euros, es decir, hay un aumento del 427,54% respecto al presupuesto inicial".

Además, el edil aseguró que "aparece una segunda factura de 25.665,40 euros, como si fuera de una obra independiente, del cambio de las tuberías de la red general de agua en esa zona, aunque lo hizo el personal municipal". Por tanto, la pavimentación ha tenido un coste total de 150.574,20 euros.

"Se ha hecho la contratación a dedo -criticó Lope-, sin concurso público, sin ofertas, y encima ha quedado muy mal, porque en medio de la calle asfaltada hay un poste de madera del tendido eléctrico que no han trasladado".

En cuanto a la plaza pública, las obras se adjudicaron en agosto de 2006 a la misma empresa por un importe de 42.216 euros. En este caso, se debería haber recurrido a "un procedimiento negociado sin publicidad, pidiendo como mínimo tres presupuestos, pero no hay documentación que acredite que se han solicitado". Posteriormente, relató Lope, "hubo que hacer un modificado en mayo de 2007, con lo que la obra asciende a 78.673 euros, y en la liquidación final se añaden excesos por 21.300 euros".

El PP apoya su denuncia en sendos informes desfavorables de la jefatura del servicio de Obras del Ayuntamiento de Jaca y del de Intervención. Concretamente, este último, con fecha de 28 de diciembre de 2007, habla de que estos expedientes de contratación "incurren en graves infracciones de la Ley de Contratos de Administraciones Públicas, habiéndose vulnerado los principios de publicidad y concurrencia pública".

Los populares calificaron estos hechos como "un fraude y un despilfarro del dinero público, con incrementos de obra fastuosos y aprobados directamente en la Junta de Gobierno, sin pasar por ninguna comisión", lo que supone "una falta total de transparencia", ya que se enteraron de estos aumentos presupuestarios "de casualidad". Por ello, exigirán responsabilidades al alcalde, Enrique Villarroya, y al concejal de Obras, Juan David Vila (ambos del PSOE), "y si no dan explicaciones, nos reservamos otras acciones".

Por su parte, Vila no quiso pronunciarse ayer sobre este asunto "hasta no disponer de toda la información". Dijo desconocer los citados informes, si bien aseguró que "irregularidad, no ha hay ninguna".

Etiquetas