Despliega el menú
Aragón

CAMPO DE BORJA

Las obras para los accesos a Bisimbre y Albeta llevan más de siete meses paradas

La actuación fue adjudicada en febrero, pero las máquinas no trabajan desde mayo. PP y PSOE critican con dureza los retrasos.

Las obras en los accesos a Bisimbre y Albeta desde la N-122, que comenzaron en abril de 2007, llevan siete meses paradas. PP y PSOE criticaron ayer esta circunstancia, así como la deficiente señalización que existe.

El Ministerio de Fomento adjudicó en el mes de febrero a las empresas Áridos y Hormigones Cortes S.L. y Construcciones Treycor la actuación por 677.476 euros. Al poco de iniciar los trabajos, las máquinas abandonaron el lugar. En estos momentos, la carretera nacional no tiene arcén en ese tramo, y los accesos provisionales a ambas localidades son muy peligrosos. Las obras tienen por objeto la mejora de los accesos a estos municipios de Campo de Borja. Así, está previsto realizar carriles de aceleración y deceleración, convertir el carril derecho en un carril central para giro a la izquierda y una isleta. La actuación en Bisimbre es de 890 metros y de 695 en Albeta.

Críticas desde el PP de Borja

El responsable del Partido Popular en Borja, Julio Urbani, criticó la "peligrosidad" de los trabajos. El edil borjano, cuya formación que denunció ayer en primer lugar los hechos, señaló que "estas obras, que son prioritarias para ambos municipios, llevan paralizadas desde hace varios meses", y añadió que, "además, no tienen la señalización necesaria y son sumamente peligrosas", dijo.

El responsable popular señaló que las obras comenzaron en el mes de abril, pero "en mayo se paralizaron". Esto ha supuesto que ambas zonas hayan quedado "en malas condiciones, con el consiguiente riesgo para los conductores". La falta de señalización adecuada se ha visto agravada estos días por las nieblas que "han afectado mucho a la conducción en esos tramos", sin olvidar la elevada densidad de tráfico que soporta esa carretera nacional.

Urbani explicó que los conductores se encuentran con "desniveles de más de 40 centímetros, cambios de rasante sin señalizar y, en general, con una falta de señalización que indique cuáles son las normas de circulación en esos tramos que se han convertido en muy peligrosos".

La actual situación ha llevado al PP de Borja a "exigir" al Ministerio de Fomento que, "de una vez por todas", concluya los trabajos, "porque no se puede jugar con la seguridad de las personas", expresó tajante el edil borjano. Además, y durante el tiempo que duren las obras, los tramos deben estar convenientemente señalizados "para que no tengamos que lamentar desgracias personales", concluyó Julio Urbani.

"Indignación" en Albeta

Los alcaldes de los pueblos afectados también están indignados con el retraso. En este sentido, el alcalde de Albeta, Feliciano Tabuenca (PSOE), consideró "vergonzoso" que todo esté parado y explicó que el acceso principal desde la carretera a su pueblo está cortado: "Tenemos que usar otro, pero para salir hay que pisar la línea continua", dijo el también diputado provincial.

Mientras, el primer edil de Bisimbre, Pedro Royo (PP), recordó que llevan "más de siete meses así" y calificó la actuación como "muy importante, no solo para nosotros, sino también para las localidades de Agón y Fréscano".

Pese a todo, el alcalde bisimbrino reconoció que las obras todavía se encontraban "dentro de plazo" y añadió que, según les habían informado desde Demarcación de Carreteras, "en un mes podría echarse el asfalto, ya que ahora no se puede por las condiciones meteorológicas".

Etiquetas