Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón vivió ayer la jornada más fría del invierno y hoy se mantendrán las heladas

En pueblos del Pirineo y Teruel los termómetros registraron hasta 7 grados bajo cero, y en cotas altas, -13. Las estaciones de esquí esperan seguir aumentando su dominio de cara al fin de semana.

En la estación de esquí de Candanchú los termómetros oscilaron entre -50 y - 80.
En la estación de esquí de Candanchú los termómetros oscilaron entre -50 y - 80.
Laura Zamboraín

Ha habido que esperar a mediados de febrero para tener un episodio verdaderamente invernal. Aragón vivió ayer la jornada más gélida de la estación, con muchos pueblos bajo cero y una sensación térmica incrementada por el viento. La Aemet descarta que se trate de una ola de frío pero si prevé que continúe durante unos días.

Las mínimas se registraron la madrugada de ayer en la provincia de Teruel, en las localidades de Mosqueruela (-7 grados), Cedrillas (-6) o Albarracín (-5), aunque también abundaron las temperaturas bajo cero en el Pirineo, rozándose los -5 en la localidad de Canfranc a primera hora de la mañana. Y en las estaciones de esquí y los refugios de alta montaña llegaron a -13 grados. En el norte de la provincia se dieron también las mayores rachas de viento. En Aragüés del Puerto midieron hasta 104 kilómetros por hora y en Jaca y Torla superaron los 80.

Las heladas también afectaron a la circulación. En las carreteras de acceso a Formigal, al balneario de Panticosa o a Cerler, con cadenas el día anterior por la nieve, la Dirección General de Tráfico recomendaba circular con precaución a causa del hielo. Persistirán de forma generalizada, excepto en el valle del Ebro, y las mínimas irán en descenso. Mañana vuelve la nieve por encima de 600-800 metros en el Pirineo y 800-1.000 en la Ibérica pero el frío se irá atenuando.

Ni en diciembre, ni en enero ni a comienzos de febrero ha habido un episodio tan frío, señala el delegado de la Aemet en Aragón, Rafael Requena. "El miércoles marca un compás de espera antes de la llegada de un nuevo frente con nevadas", aclaró.

Entretanto, las estaciones de esquí se preparan para la llegada de un fin de semana que califican de "espectacular", gracias a los espesores acumulados en los últimos días (30 cm en las cotas altas) y a que las previsiones indican frío y sol y no soplará el viento. "Ya tocaba", reconocen desde los centros invernales.

Y la calidad de la nieve aún podría mejorar, si empieza a nevar mañana y las bajas temperaturas permiten fabricar nieve artificial, como hizo ayer durante todo el día la estación de Candanchú, en el valle del Aragón. Tanto este centro como el vecino de Astún, que llegaron a registrar temperaturas de hasta -13 grados, disfrutaron de una buena jornada de esquí. En Aramón Formigal-Panticosa, a pesar de que el día comenzó cubierto, durante la mañana se despejó y salió el sol. También los espacios nórdicos amplían su superficie esquiable y mostrarán su mejor cara desde el inicio de la temporada.

A mayor altitud, en los refugios de alta montaña, se alcanzaron los -12,5 grados centígrados y el viento ha hecho que la sensación térmica sea de -20. La previsión para hoy en el Aneto, la cota más alta del Pirineo, es de -24.

Cinco días sin salir

Los guardas del refugio de Góriz, a 2.215 metros, han estado cinco días sin salir y hace diez "que no viene nadie". "Es algo habitual en invierno, aunque este hemos trabajado mucho porque ha habido buen tiempo", explicó el guarda Luis Muñoz. El camino hasta allí está despejado, pero más arriba no se aconseja por el riesgo de avalanchas. "Varios grupos nos llamaron para venir, pero se lo desaconsejamos", añadió.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión