Aragón
Suscríbete por 1€

Al menos cuatro casos graves de envenenamiento de fauna silvestre en diez años

Entre 2006 y 2015 resultaron afectados 67 especímenes, de los que 56 eran buitres leonados y 12 murieron.

Un ejemplar de buitre leonado sobrevuela la provincia de Soria.
Un ejemplar de buitre leonado sobrevuela la provincia de Soria.
Mariano Castejón

La provincia ha registrado cuatro casos graves por envenenamiento de fauna silvestre en el periodo de 2006 a 2015, según el último estudio llevado a cabo por la asociación Ecologistas en Acción con el objeto de denunciar la situación del uso de veneno en el medio natural. No se registraría ningún incidente de esta magnitud en la provincia desde hace cinco años.

En estos casos, recabados "a partir de las actuaciones hechas públicas por las Administraciones, como de denuncias presentadas por los grupos ecologistas y de noticias en prensa", se vieron afectados hasta 67 especímenes, de los que tres cuartas partes eran buitres leonados (56). De estos últimos fallecieron 12, en un incidente ocurrido entre Boos y Valdenebro en septiembre de 2008. Otros tres resultaron afectados entonces.

Según los datos que aporta la asociación, el tipo de veneno empleado en ese suceso habría sido el carbofurano y la problemática asociada a la ganadería. Detallan los ecologistas que los productos más usados como veneno en el medio natural "son pesticidas tales como el aldicarb y los carbofuranos" y que "en ocasiones, para potenciar el efecto dañino se recurre a ‘cócteles’ de varios productos". Estos, según aseguran, se rociarían a cebos que más tarde serían ingeridos por los animales.

Los especímenes afectados por comer estos señuelos incluyen grandes aves como los buitres leonados, pero son variados.

En otro de los casos que recoge el estudio, fechado en mayo de 2010, se vieron afectados en Santa María del Prado cuatro buitres leonados, un buitre negro, un milano real, un alimoche y dos zorros. El veneno empleado es desconocido y el informe lo vincula a la caza, ya que los hechos habrían tenido lugar en un coto que se cerró en 2012. El caso más antiguo en el periodo estudiado se remonta a diciembre de 2007. Entre Abioncillo y Calatañazor se registraron 18 buitres leonados afectados que habrían ingerido trozos de cerdo con carbofurano.

El último registrado data de febrero de 2011, se dio en Arcos de Jalón y es el más virulento por el número de animales afectados, 25. De estos, 22 fueron buitres leonados, hubo dos zorros y un jabalí. El caso, según los mismos datos, está en el juzgado de Almazán.

En esos diez años de estudio, señala el colectivo que no se ha realizado un registro exhaustivo, "ya que las administraciones autonómicas y estatal no facilitan información puntual ni completa al respecto". Por ello, critican, "la verdadera dimensión del uso del veneno no llega a ser bien conocida ni por las propias Administraciones". De hecho, dicen que los especialistas que trabajan este tema para el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino "estiman que por cada caso de veneno que sale a la luz, entre 7 y 10 casos más pasan desapercibidos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión