Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Sin miedo al Elche

El CD Ebro visita este miércoles el estadio Martínez Valero (12.00), uno de los desplazamientos más complicados de toda la temporada.

_MG_1458 (Large)
_MG_1458 (Large)

Una de las cosas buenas que tiene el jugar en este complicado grupo III es poder saltar a campos como el Martínez Valero de Elche. Un estadio con capacidad para más de 33.000 espectadores, que ha visto pasar a lo largo de sus cuarenta años de historia partidos de Primera División, finales de Copa del Rey... Y que hace unos días visitaba el Atlético de Madrid. Este miércoles le toca el turno al CD Ebro en nueva jornada de liga (12.00). Semana de partidos domingo-miércoles-domingo, algo a lo que no están acostumbrados los jugadores, pero en el que la lógica ilusión de medirse a un buque insignia, puede dar un impulso extra.

Ni que decir tiene la complejidad de extraer algo positivo de la cita. Los ilicitanos, tras su descenso de Segunda División el año pasado, tienen una plantilla única y exclusivamente confeccionada para ascender, si puede ser desde la primera plaza, mejor que mejor, con las ventajas que ser primero conlleva. Pero los ilicitanos ya han tropezado más de la cuenta, perdiendo demasiada ventaja con el que parece su rival más directo, el Mallorca, con el que ya llevan una renta desfavorable de ocho puntos.

"Son partidos que te exigen estar concentrado y físicamente al 100% los noventa minutos, pero nuestro equipo responde siempre y trataremos de dar la cara, indicó Emilio Larraz en la rueda de prensa del martes.

Aunque todos los encuentros hay que jugarlos, parece claro que en la planificación semanal las miradas se vuelven hacia el partido del domingo, muy importante ante un enemigo directo por la permanencia como el Olot, pero sin darse por rendidos antes de hora en el duelo frente al Elche.

Una de las malas noticias que dejó el partido ante el Lleida fue la fortuita lesión de Pajarero. En una carrera, el defensa tuvo que tumbarse sobre el césped. A expensas de conocer el resultado de la lesión, no jugará en el Martínez Valero, lo que unido a que Iván Forte aún no está en su plenitud, la convocatoria estará un poco justa, en un día en el que se podía haber tirado del filial Robres, pero el calendario ha querido que también haya jornada en Tercera División.

Mucha ilusión en la búsqueda de dar la sorpresa. Por fin finaliza el tramo ante los equipos punteros. A partir del domingo se abrirá otro camino, ante contrincantes más de la liga de los arlequinados, que tampoco será sencillo.

Etiquetas