Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Este miércoles se firma el acuerdo para la gestión de los campos, una negociación a la carta

Cada club, junto con el Consistorio, cerrará su particular convenio. La firma de todas las condiciones particulares se pospondrá un año.

Este miércoles se firmará definitivamente el acuerdo marco entre la Comisión de Clubes, que la conforman cinco entidades: Movera, Valdefierro, Balsas, Montecarlo y Oliver, con el respaldo de los 23 restantes en la firma, y el Ayuntamiento de Zaragoza, en virtud de los acuerdos que llegaron ambas partes en una reunión mantenida el pasado 20 de abril sobre diversos puntos que se añadirán al nuevo pliego de condiciones que regirá la vinculación en los próximos años entre los clubes de fútbol y el Consistorio sobre los campos de fútbol municipales.

El Ayuntamiento de Zaragoza plantea que puedan ser razonables las nuevas peticiones que han elevado varios clubes al Consistorio con el acuerdo cerrado, sobre los menores recursos que puedan obtener los clubes que solo tienen un campo, o una instalación de bar excesivamente pequeña, pero que estas peculiaridades se tratarán de forma individual con cada club en la firma definitiva del pliego de los 28 campos municipales que puede retardarse casi un año, ya que el trabajo que tienen que desempeñar ambas partes es costoso para analizar las características de cada instalación municipal.

Desde el Consistorio valoran la buena predisposición de la Comisión de los Clubes en poner cuanto antes esto en marcha: "Iremos cerrado con cada club en el contrato las peculiaridades de cada instalación. Un acuerdo que llevará mucho trabajo", afirma Nacho Martínez, asesor de la concejalía de Deportes.

El nuevo césped, sigue su trámite administrativo

La renovación de los seis campos de fútbol, que tienen una antigüedad de más de diez años de uso, unido a la sustitución del césped natural por el artificial de nueva generación en el campo de rugby del velódromo, más la transformación del campo de fútbol de tierra de Los Molinos por césped artificial sigue su proceso. La idea con este terreno de juego de tierra es hacer la correspondiente obra civil para que el campo tenga las medidas reglamentarias -ahora no lo son, pero se permite de manera provisional jugar los partidos de fútbol- de cara a implantar la nueva superficie.

La Concejalía ha pasado los informes pertinentes a Contratación para que analice si el pliego de condiciones de la licitación de las ocho instalaciones es correcta, verificando todo, para después licitarla públicamente para que las empresas interesadas puedan optar a la obra municipal. Si todo lleva el proceso oportuno, las obras de los campos valoradas en más de dos millones de euros, podrían empezarse a ejecutar en el mes de diciembre del 2017.

Los técnicos municipales decidirán las primeras actuaciones que se regirán por la antigüedad de la superficie de juego y el mayor o menor deterioro de la misma. Aunque la intención es empezar todos a la vez.

Etiquetas