Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Morales tumba al Tarazona con un triplete

El pichichi, decisivo en un partido vibrante que los visitantes pudieron empatar.

Illueca: Barriendos, Villanueva, Vicente (Gorri, 65), Sacasa, Jorge López, Mingotes, Suárez (Simón, 69), Ormad, Burbu (Edo, 85), Moha y Morales.

Tarazona: Monsalvo, Antonio (Moscardó, 63), Lumbreras, Oli, Carlos Javier, Jorge Sánchez, Soto (Alonso, 72), Tierno (Veintemilla, 72), Jamelli, Casaló y Míchez Sanz.

Goles: 0-1, min. 13: Soto. 1-1, min. 15: Morales. 2-1, min. 38: Morales. 3-1, min. 61: Morales. 3-2, min. 86: Casaló.

Árbitro: Aarón Suberbiola Zúñiga. Amonestó a Sacasa, Jorge López y Morales; Jamelli y Moscardó.

El pichichi de la competición acabó resultando decisivo en un partido vibrante en el que el Illueca dio la vuelta al marcador tras ponerse el Tarazona por delante.

Tras un inicio igualado Soto hizo el 0-1 de cabeza en una jugada en la que Barriendos y la zaga no se entendieron. Se rehizo pronto sin embargo el Illueca, y dos minutos más tarde Morales marcó un soberbio golazo tras recibir de espaldas y zafarse de dos defensores, batiendo a Monsalvo con una vaselina que hizo estallar el Papa Luna.

El Tarazona intentó hacerse con la pelota y con la calidad que atesora en su plantilla lo consiguió, pero solo pudo aproximarse durante el resto de la primera mitad con un tiro de Carlos Javier lejano que se fue fuera. En el 38, Morales volvió a aparecer y con un disparo cruzado puso el 2-1 en el marcador en una jugada en la que los visitantes pidieron fuera de juego.

La segunda mitad mostró a un bloque bilbilitano con mucha actividad en ataque, buscando a Soto por la banda y que pronto avisó con un remate de Míchel Sanz que Barriendos atajó. Ormad probó a Monsalvo como respuesta, y en el 61 una vez más Morales encontró el gol tras regatear a su par y lanzar un disparo largo a la cepa del poste.

David Navarro buscó un cambio táctico que le diera una solución con Veintemilla y Soto abiertos buscando a Casaló y Míchel Sanz, pero el Illueca llegó con peligro en dos manos a mano que Monsalvo solventó. Y en un asedio final bilbilitano, Casaló marcó con fortuna, y en el 94 Míchel Sanz estrelló un remate en el larguero que no entró.

Etiquetas