Despliega el menú
Afición

Afición

Jorge Pina: "Siempre quedarán en mi retina los años con la selección"

El futbolista zaragozano, campeón de Europa sub 19 con España en 2002, juega en la actualidad en el CD Loja de Tercera División. Ha disputado más de 150 partidos en Segunda División e incluso debutó en Primera con el Málaga.

Jorge Pina, con la camiseta del CD Loja.
Jorge Pina, con la camiseta del CD Loja.

Jorge Pina (Zaragoza, 1983) tiene una dilatada carrera como futbolista. En 2002 se proclamó campeón de Europa con España sub 19 siendo jugador del filial del Real Zaragoza. Después fue cedido al Racing Ferrol y completó un largo peregrinaje por Segunda División, llegando a debutar en Primera con el Málaga. En los últimos años ha pasado por varios conjuntos de Segunda B y en la actual campaña milita en el Loja andaluz del grupo 9 de Tercera División.

Ha vivido usted muchas experiencias en el mundo del fútbol, pero seguro que aquellos años en las categorías inferiores de la selección le resultarán inolvidables.

Sin duda que aquellos partidos y aquellos campeonatos que jugué con la selección española quedarán en mi retina para siempre. En 2002 ganamos la Eurocopa sub 19 y un año más tarde fuimos subcampeones del mundo.

En aquel equipo coincidió con muchos jugadores que han hecho carrera en la élite. Iniesta, Torres, Moyá, Reyes, Sergio García o Arbeloa formaban parte de aquel grupo. ¿Ya intuía el nivel que podían llegar a alcanzar en un futuro?

Desde luego, pero es que gente como Andrés Iniesta o Fernando Torres, que estaba ya en el primer equipo del Atlético de Madrid, eran por aquel entonces una realidad.

Su etapa de formación transcurrió en la Ciudad Deportiva, ¿cómo la recuerda?

Con cariño. Entré en la Ciudad Deportiva con diez años y pasé por todas las categorías hasta jugar tres temporadas en el filial. Aunque hice alguna pretemporada con el primer equipo, creo que con Víctor Muñoz de entrenador, no llegué a debutar porque al final me fui cedido al Racing Ferrol.

A partir de ahí pasó por muchos equipos de Segunda División, donde disputó más de 150 partidos.

Después de estar en Ferrol me fui al Málaga B e incluso debuté en Primera de la mano de Antonio Tapia. Pasé por el Salamanca, el Sporting, el Levante y el Albacete, y de todos los sitios saqué cosas positivas. Jugar tantos años en Segunda División fue un lujazo. El fútbol entonces estaba mejor que ahora: había muchos equipos históricos, el potencial económico era mayor, había futbolistas de mucha calidad... Después la crisis repercutió mucho.

En los últimos años volvió a jugar algunos meses en equipos aragoneses como el Andorra, el Sariñena o el Ebro...

Sí. Con el Andorra y el Sariñena fueron situaciones similares. Estaban en Segunda División B, en los tramos finales de las temporadas, y después de entrenar un tiempo acabé firmando. Por el Ebro fiché hace dos años, cuando consiguió ascender a Segunda B.

El Ebro es la noticia positiva, pero cuesta mucho que un representante aragonés se mantenga en la categoría de bronce. ¿Cree que es una cuestión económica?

Creo que quizá en otras comunidades, como en Andalucía, hay muchos equipos, muchos jugadores, y eso da cierta ventaja a la hora de formar conjuntos con respecto a otras regiones donde no hay tantas posibilidades.

Etiquetas