Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

El Zaragoza y el Juventud buscan los tres puntos fuera de casa

Los blancos intentarán ante el Sant Andreu lograr su primera victoria fuera de casa y los de Toño Blasco jugarán ante el Manacor con la intención de hundir a un rival directo.

Décima jornada de liga en División de Honor Juvenil, lo que significa que llegamos al primer tercio de la competición. Nuevamente doble cita a domicilio, en un momento este que nos encontramos, con un Juventud al alza, con resultados positivos y un Real Zaragoza irregular, capaz de puntuar en campos difíciles como el del Bellvitge, y siete días después, ceder un empate en casa ante el colista.

Los de Javier Garcés se desplazan hasta Barcelona (sábado 18.00) para medirse a un Sant Andreu, al que preceden en la tabla por dos puntos de diferencia. Doble objetivo el que espera por delante al juvenil zaragocista: por una parte, limpiar el mal sabor de boca que dejaron los dos puntos perdidos por el camino ante el Manacor, en un nuevo día en el que hubo ocasiones para haber hecho el segundo gol, que habría dejado los puntos en casa, y por otra, buscar de una vez por todas, la primera victoria lejos de la Ciudad Deportiva, que además serviría para seguir codo con codo en la lucha por la pelea por puestos más altos.

No parecen los cuatribarrados el enemigo más temible como local, ya que solo han vencido al Girona, y dejando escapar por el camino, un empate y dos derrotas, circunstancia que podría ser aprovechada por los blanquillos para buscar un resultado positivo. Será baja Enrique Clemente tras su expulsión siete días atrás.

Buenos recuerdos le traerá al Juventud el volver a las islas Baleares. Allí, hace quince días se encendía el botón de arranque del capítulo de victorias, que se extendió el sábado pasado en un choque durísimo, en el que tocó remontar ante un rival muy complicado de doblegar, y ahora, toca buscar una tercera consecutiva, que tendría un valor incalculable, puesto que haría que el equipo se situase más cerca de la zona media de la clasificación, que del descenso, y además se dejaría a un rival directo por la permanencia, casi con el agua al cuello. Por esta misma razón, también para los manacoríes es poco menos que un todo o nada, y de esa necesidad imperiosa, es por donde puede empezar a tejerse el éxito de los de Toño Blasco. Sobra decir la importancia que tendría el poder ponerse por delante en el tanteador, y lo que eso supondría en forma de nervios para un rival tan necesitado.

Etiquetas