Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

El Ebro recibe otra visita de altura

El cuadro arlequinado se mide el domingo al poderoso Real Unión de Irún, uno de los candidatos para ascender a Segunda.

Imagen del partido de la primera vuelta en Irún entre el Real Unión y el Ebro.
Imagen del partido de la primera vuelta en Irún entre el Real Unión y el Ebro.

Nueva cita de altura en el campo de El Carmen. El domingo (12.00), el CD Ebro recibe en su feudo a la Real Unión de Irún, un equipo histórico del fútbol nacional y uno de los serios aspirantes a lograr el ascenso a Segunda División al final de la presente temporada. Los jugadores de Emilio Larraz afrontan este duro compromiso con "la confianza" del gran papel desempeñado en Zubieta frente al filial de la Real Sociedad (1-1), y con "la convicción" de poder obtener un resultado positivo ante los vascos.

"Somos conscientes de la dificultad que entraña medirse a un conjunto como la Real Unión. Además, llegaremos con 15 jugadores del primer equipo por las sanciones (a Edu García y Moustapha). Sin embargo, saltaremos al campo a dar la cara y con las ideas muy claras", analizó ayer el técnico de los arlequinados. Larraz aseguró también que el Ebro debe mostrar su faceta más agresiva en defensa, así como intentar acertar en la verticalidad de los pases para poder tener una presencia "más peligrosa" en el área visitante.

Enfrente, los zaragozanos tendrán a un cuadro irunés afianzado en la zona de ascenso a la categoría de plata del fútbol. Con 42 puntos, son terceros clasificados, y además tienen el mejor registro goleador del grupo II: 36 goles anotados por 14 encajados.

"Sus jugadores tienen un alto nivel, despliegan un fútbol muy combinativo desde atrás, y nos van a exigir mucho", destaca Larraz sobre su próximo adversario. Dos nombres a vigilar serán los de Jorge Galán y Eizmendi, los máximos artilleros de la escuadra, con 9 y 7 dianas cada uno.

No obstante, los arlequinados no olvidan el partido de la tercera jornada, en el que el Ebro estuvo a punto de empatar en Irún (2-1), cuando el equipo todavía no había comenzado a carburar. Tampoco les amedrentan las bajas, ya que con un jugador menos en San Sebastián fueron capaces de empatar ante los donostiarras. "Trabajamos muy bien contra las adversidades, son partidos en los que condicionan factores ajenos al juego, pero que sabemos mantener equilibrados", estima Larraz acerca de sus pupilos.

Etiquetas