Especiales
Suscríbete por 1€

gala de la educación aragonesa

Las familias demandan en educación el equilibrio entre tecnologías y convivencia

Escuelas y familias deben ir de la mano para avanzar en el ámbito educativo e implantar con éxito el cambio metodológico que demanda la sociedad, con la incorporación de las herramientas digitales y la recuperación de los valores de socialización que se inculcan desde los colegios.

Día de puertas abiertas en el CPI El Espartidero de Zaragoza.
Día de puertas abiertas en el CPI El Espartidero de Zaragoza.
Francisco Jiménez

Un reconocimiento a la comunidad educativa debe incluir a las familias, agentes activos en el proceso de aprendizaje del alumnado. Todo parece indicar, incluso, que su papel se verá reforzado en el anteproyecto de la Ley de Participación Educativa que se está desarrollando actualmente en Aragón con carácter pionero. Las asociaciones de madres y padres de la Comunidad se muestran optimistas al respecto, aunque todavía queda pendiente concretar las medidas que impulsarán la colaboración e implicación de las familias en los centros.

Para la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumn@s de la Escuela Pública de Aragón (Fapar), la prioridad en este momento es recuperar el día a día que tenían los colegios antes de la pandemia: "El alumnado aún no ha vuelto a la escuela que dejó en marzo de 2020", asegura su presidente Miguel Ángel Sanz, quien explica que sigue habiendo afecciones en la organización de actividades extraescolares y, sobre todo, en la socialización de los centros, donde las familias desempeñan un papel importante.

No hay duda de que el estallido de la crisis sanitaria ha marcado un antes y un después en la vida escolar, que obligó a buscar nuevas herramientas pedagógicas que paliaran el cierre temporal de los colegios. Desde las asociaciones se coincide en que fue un momento difícil de gestionar que, además, tuvo un importante impacto en el ámbito doméstico, pero también admiten que se pueden obtener lecturas positivas. Así lo pone de manifiesto Concepción Ibáñez, presidenta de la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón), quien destaca la implantación de nuevas metodologías de aprendizaje, basadas en las competencias digitales, así como la importancia de la gestión emocional en el ámbito educativo: "Hemos ido todos de la mano a la hora de afrontar una educación a distancia, con el objetivo de que ningún alumno se quedara atrás", explica la representante de Fecaparagón.

Estos cambios derivados de la pandemia y el consecuente confinamiento han precipitado la renovación del modelo educativo, marcado por el uso de las nuevas tecnologías en el aula y la igualdad de recursos ante la nueva realidad digital, que exige una adecuada inversión.

Nuevas tecnologías en las aulas aragonesas.
*

Nuevos desafíos para una sociedad que mira hacia el futuro

- Nuevas tecnologías
La digitalización de la escuela de manera equitativa es el principal reto de la educación. Por un lado, hay que aprovecharse de sus ventajas y, por otro, reducir la brecha digital.
- Socialización
Es fundamental recuperar las herramientas de socialización de los centros, como señalan desde Fapar, así como el fomento de la convivencia entre los miembros de la comunidad educativa.
- Gestión emocional
Los estragos de la pandemia y las consecuencias del confinamiento han evidenciado la importancia de las tutorías personalizadas, como indican desde Fecaparagón.
- Participación de la comunidad educativa
La próxima Ley de Participación Educativa marcará las bases para una mayor implicación de todos los agentes educativos.
- Inversión en educación
Los fondos europeos y estatales deben reforzar el uso igualitario de las nuevas tecnologías y la formación del profesorado.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión