Despliega el menú
Branded

La importancia de las redes sociales en el comercio online

Contar con una plataforma de comercio electrónico es importante, pero las redes pueden ser un apoyo para ampliar el mercado de cualquier negocio. 

Facebook e Instagram son las redes con mayor facturación de venta online.
Facebook e Instagram son las redes con mayor facturación de venta online.
Freepik

Durante esta pandemia, el comercio electrónico se ha convertido en un salvavidas para muchos negocios. Con el cierre de muchos de ellos y las limitaciones de horario y aforo, este canal de venta ha supuesto todo un impulso para seguir ofreciendo los bienes y servicios, especialmente en el caso de los pequeños y medianos comercios, que se lanzaron a la red bien a través de 'marketplaces' o a través de páginas propias.  

Pero tan importante como contar con una plataforma de venta a través de Internet es contar con presencia en una o varias redes sociales, pues son un elemento de referencia para la mayoría de los compradores. De hecho, según el estudio de Redes Sociales de IAB Spain 2020, más de la mitad de los usuarios busca información en estos canales -Facebook, YouTube, Instagram, Twitter, WhatsApp y Pinterest, por orden de importancia- antes de decidirse a comprar directamente por la página web del ecommerce. 

¿Qué ventajas tiene?

Las redes sociales no solo son un excelente escaparate virtual y de consulta, sino que generan otra serie de ventajas para el comercio:

  1. Generan interacción y confianza. Las redes son el canal idóneo para establecer una relación entre comercio y cliente como si de una tienda física se tratase. Dar consejos, explicar el funcionamiento de un producto, resolver las dudas sobre una talla, ayudar a buscar el producto más adecuado para un regalo... estas cuestiones no solo generan confianza en el usuario, sino que aseguran además comentarios positivos que pueden atraer a otros clientes. 
  2. Son un canal de venta adicional. Conscientes del impacto que tienen en la decisión del consumidor, hace tiempo que las redes cuentan con su propia plataforma de venta, que permite a los comercios mostrar y destacar sus productos y facilitar el proceso de compra dentro del propio 'ecommerce'. Facebook Marketplace o Instagram Shopping son dos plataformas consolidadas en ese sentido, que además no suponen ningún coste adicional para el negocio. 
  3. Permiten segmentar el mercado. Con una inversión más pequeña que en los canales de publicidad tradicionales, las redes sociales son una excelente herramienta para llegar al perfil de cliente concreto de cada negocio, atendiendo a su lugar de residencia, su edad o sus intereses.
  4. Son una fuente de datos. A través de las herramientas de medición y estadística de cada red social, se puede obtener información de qué perfil de usuario visita la página o cuántos ingresos se generan, información con la que orientar nuevas campañas de marketing y publicidad o reorientar el contenido publicado para ser más atractivo para el comprador. 

- Acceda a más información sobre 'Yo compro en Zaragoza online' pinchando aquí.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas