Despliega el menú
Branded
Suscríbete
en colaboración con ayuntamiento de calanda

Un verano de pasión, naturaleza y cine te está esperando en Calanda

El 12 de julio se celebra el Festival Internacional de Cine Buñuel Calanda, la excusa perfecta para visitar y conocer este municipio del Bajo Aragón.

Calanda es un homenaje para los sentidos. Solo con detenerse a pensar en la localidad unos minutos, es posible recrearse en las escenas más emblemáticas y admiradas del cine español, envolverse en el sonido de una multitudinaria tamborrada o deleitarse con el sabor de los manjares que dan sus frutales. Pero este municipio turolense del Bajo Aragón, e integrante de la reconocida Ruta del Tambor y del Bombo, tiene, incluso, mucho más que ofrecer a la percepción sensorial del visitante.

Para ello, se recomienda adentrarse en el universo del ilustre calandino Luis Buñuel, cuya obra e ideas se divulgan y se abordan en el museo y centro cultural que llevan su nombre y se ubican en la calle Mayor del municipio. El legado del que fue indiscutible exponente del cine surrealista ha dado lugar a la creación del Festival Internacional de Cine 'Buñuel Calanda', que este año celebra su decimosexta edición con un atractivo cartel que, por primera vez en su historia, se proyectará en la plaza de España de la localidad para cumplir con los protocolos de seguridad sanitaria. 

Cabe recordar que el repertorio está intimamente ligado a los gustos de Buñuel, de manera que también habrá espacio para las películas latinoamericanas, concretamente mexicanas. Además, al igual que hace dos años, la Filmoteca Española aprovechará esta cita cultural para mostrar un par de películas antiguas, que se han restaurado recientemente. ¿Suspense, comedia, destape, drama...? sea cual sea la propuesta, seguro que logra sorprender al visitante.

Planes refrescantes

El entorno de Calanda ofrece interesantes rutas para hacer a pie o en bici este verano sin necesidad de soportar las altas temperaturas. Gracias a los montes que rodean el municipio y a sus ríos, son varias las opciones para refrescarse. Desde adentrarse en el pinar del entorno del Convento del Desierto hasta descender el Guadalope en kayak, pasando por disfrutar de una jornada de pesca en el pantaño

Entre las alternativas preferentes, se encuentra el sendero que acompaña el curso del río Guadalopillo desde su nacimiento hasta Calanda, un recorrido de 33 kilómetros por la ribera que permite contemplar el atractivo paisaje melocotonero, caracterizado en verano por el típico embolsado, que no solo afecta al melocotón con Denominación de Origen sino a otras variedades de la zona. De hecho, para los amantes de la cámara, es posible participar hasta finales de agosto en un concurso de fotografía sobre melocotón embolsado y paisajes de Calanda.

Melocotones embolsados en Calanda.
Melocotones embolsados en Calanda.

Varios almacenes ponen a la venta los famosos melocotones de Calanda, ya sea fresco como corresponde a estas fechas, o en conserva, si no es la época.  Tampoco se puede pasar por alto la calidad del aceite del Bajo Aragón que se puede encontrar en las almazaras calandinas, de gran reconocimiento gastronómico.

Es recomendable parar a comer un menú del día en uno de los restaurantes de la localidad para apreciar el sabor de la cocina de la zona y quedarse a pasar la noche en alguno de sus alojamientos. Un paseo por el conjunto monumental de Calanda, concentrado en la plaza de España, permitirá conocer la casa familiar de Buñuel, además de admirar la iglesia parroquial de la Esperanza y el edificio consistorial, ambos del siglo XVIII. El Convento del Desierto y el Templo del Pilar completarían la nómina de principales puntos de interés en el casco urbano. 

Desde el Ayuntamiento aseguran que la programación cultural va a ser una constante este verano, pensando en público de todas las edades, con conciertos y representaciones teatrales.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas