Despliega el menú
Branded
Noticia Patrocinada

Un proyecto para combatir el cambio climático desde el sector hostelero

La iniciativa ‘Hostelería por el clima’, impulsada por Coca-Cola, pretende convertir a los establecimientos en espacios sostenibles a través de sencillas acciones en ámbitos como el agua, la energía o los residuos.

Cristina Calvo, dueña del restaurante madrileño K&Co, uno de los casos de éxito de la iniciativa ‘Hostelería por el clima’.
Cristina Calvo, dueña del restaurante madrileño K&Co, uno de los casos de éxito de la iniciativa ‘Hostelería por el clima’.
Coca-cola.

Convertir a los establecimientos en espacios sostenibles a través de sencillas acciones en algunos de los ámbitos que tienen mayor impacto medioambiental en el sector hostelero, como el agua, la energía, los recursos, la movilidad o la huella de carbono.

Este es el objetivo principal de ‘Hostelería por el clima’, una iniciativa impulsada por Coca-Cola, la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes) y la plataforma Comunidad #PorElClima que pretende hacer que estos negocios luchen contra el calentamiento global desarrollando un proceso colaborativo basado en una serie de líneas de acción centradas en los cambios de procesos y tecnologías y en los cambios de hábitos. "No hay tiempo que perder en la lucha contra el cambio climático. Es necesario actuar desde todos los sectores económicos, políticos y sociales con sentido de urgencia. Nuestra plataforma quiere visibilizar a todos aquellos que ya están haciendo lo que está en su mano para combatir este fenómeno y generar un efecto contagio en los que todavía no se han puesto a ello", explica Cristina Monge, de Ecodes.

A través de la web www.porelclima.es, los hosteleros tienen la posibilidad de sumarse a la iniciativa a través de la creación de un perfil público en el que se recoge su compromiso de poner en marcha acciones para contribuir a reducir el impacto ambiental de las actividades desarrolladas en su establecimiento. Asimismo, los usuarios también podrán compartir en el portal las prácticas que lleven a cabo al respecto y que puedan servir así de ejemplo a otros consumidores. "Con la puesta en marcha de este proyecto nuestro reto es conseguir un cambio de hábitos en el sector que contribuya esta lucha", apunta por su parte Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola.

Consumo responsable

En cuanto a los residuos, algunas de las pautas que propone el proyecto consisten en pedir a los proveedores envases de vidrio, separar y reciclar los envases y evitar el desperdicio de alimentos. En lo referente a la energía, se aconsejan acciones como tapar las ollas, ajustar la temperatura y modernizar los electrodomésticos.

Asimismo, se trata de fomentar el consumo responsable a través de acciones como el uso de materiales reciclados, la sustitución de equipos de frío por sistemas libres de gases fluorados y la compra de productos locales y ecológicos. En lo referente al agua, se sugiere instalar sistemas de doble descarga, utilizarla de manera eficiente y ahorrar empleando herramientas de limpieza continua. Por último, en lo que respecta a la huella de carbono – el total de gases de efecto invernadero que se generan con una actividad–, se recomienda, en primer lugar, calcularla, para posteriormente borrarla mediante la colaboración en proyectos medioambientales.

Hasta el momento, 367 establecimientos –entre los que se encuentran aragoneses como el Bodegón Azoque, 7 golpes, La Mafia se sienta a la mesa y cadenas nacionales como Vips o La Tagliatella– se han adherido al proyecto y cuentan con su perfil en la plataforma, los cuales han implementado un total de 1.431 acciones sostenibles. Asimismo, Port Aventura reconoció el pasado año a ‘Hostelería por el Clima’ con el premio a la ‘Mejor Iniciativa de Responsabilidad Corporativa’ por su contribución a la reducción del impacto que la actividad hostelera tiene en el medio ambiente.

Un proyecto sostenible y fundamental para luchar contra los serios efectos del cambio climático generando un efecto contagio desde uno de los sectores más importantes para el desarrollo del país.

Casos de éxito

  • Casa Elena (Toledo): su compromiso en el ciclo completo de gestión ambiental y el premio a la sostenibilidad otorgado por la Federación Española de Hostelería consolidan el modelo de negocio sostenible de este restaurante en el que destacan datos como el reciclaje del 85% de sus residuos o el cuidado de un huerto ecológico con el que sus responsables obtienen los productos de temporada.
  • La Barraca (Tarragona): este restaurante de cocina mediterránea con productos locales y ecológicos situado en L´Ampolla, a las puertas del Delta del Ebro, está desarrollando un total de 57 acciones relacionadas con el ahorro de agua y energía, la movilidad sostenible, el consumo responsable, la gestión de residuos y la huella de carbono.
  • K & CO (Madrid): ubicado en el barrio madrileño de Las Tablas, es el primer restaurante del país con certificación sostenible. Gracias a la eco-etiqueta internacional ‘Ecocook’, sus trabajadores garantizan las prácticas de excelencia y sostenibilidad implantadas, así como la calidad de proveedores y productos escogidos para la carta, la trazabilidad, la transparencia y el compromiso de servicio.

Etiquetas