Despliega el menú
Branded
Noticia Patrocinada

Un plan para lograr la igualdad de oportunidades en el medio rural oscense

La Diputación Provincial de Huesca ha extendido la banda ancha a 140 localidades y trabaja para implantarla en otras 70. El resto hasta llegar a las 321 –con ayuntamiento o al menos 20 vecinos censados– se irá ejecutando hasta el año 2020 con una inversión de 4,5 millones de euros.

DPH Fibra óptica
Un operario lleva a cabo la instalación de la fibra óptica en la localidad oscense de Bernués, perteneciente al municipio de Jaca.
Sergio Padura

La banda ancha por sí sola no atrae, pero su carencia genera rechazo. Y es que, hoy en día el disponer de una buena conectividad a internet es prácticamente un derecho del que cualquier persona quiere gozar. Sin embargo, la realidad dista de la teoría y, pese a la unanimidad que existe en el discurso frente al problema de la despoblación, todavía faltan muchos pasos hasta lograr que la igualdad de oportunidades sea de verdad para todas las personas por igual, independientemente del lugar en el que residan.

No en vano, una buena conectividad es en la actualidad tan importante para un pequeño pueblo como el hecho de disponer de una óptima carretera de acceso. Una cuestión que ha entendido la Diputación Provincial de Huesca, que a finales de 2018 inició el despliegue por fases del plan de Extensión de Banda Ancha, como fruto del convenio de colaboración con el Gobierno de Aragón, a través de su Departamento de Hacienda y Administración Pública, que posibilita acceder a la cofinanciación del Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y del Departamento de Innovación, Investigación y Universidad. Los Fondos Feder constituyen un importante instrumento financiero de la Unión Europea, cuya finalidad es la ayuda para el desarrollo económico de las regiones deprimidas del territorio.

Cabe destacar que el proyecto supone una inversión de 4,5 millones de euros, una cifra sin precedentes en la provincia oscense y que, junto al programa autonómico ConectAragón, cubrirá casi el 99,5% de la población de la provincia oscense.

En la actualidad, el plan de banda ancha de la Diputación de Huesca llega a un total de 140 localidades y la institución continúa trabajando para implantarlo en otras 70. El ritmo de ejecución de la iniciativa, desarrollada por la empresa Embou, del grupo Mas Móvil, se ha incrementado en las últimas semanas y ya se está llegando hasta las seis localidades semanales.

Un antes y un después

De esta forma, a comienzos del próximo año, un total de 321 localidades con ayuntamiento propio o con al menos 20 habitantes censados dispondrán de acceso rápido a internet, un servicio fundamental del que hasta ahora carecían. El plan beneficiará a cerca de 30.000 habitantes que siempre quedaban fuera de otros proyectos estatales o autonómicos en este sentido y a cuyo término las operadoras telefónicas no encontraban rentable trasladar su servicio de nueva generación debido a su escasa densidad poblacional. 

"Supondrá un antes y un después porque, con anterioridad, en estas localidades había un servicio insuficiente y escaso que se colgaba en infinidad de ocasiones, sobre todo en las épocas estivales, cuando el número de habitantes de estas poblaciones se llega a triplicar", informan desde el área de Tecnología de la Diputación Provincial de Huesca.

Tecnológicamente, la empresa adjudicataria tiene el compromiso de ofrecer un mínimo de 30 Mbps (megabits por segundo) a todos los vecinos de las poblaciones contempladas en el proyecto mediante tecnología Wimax (ondas de radio) y, donde sea posible, alcanzar los 100 Mbps desplegando para ello fibra óptica.

"Este plan procura un desarrollo equitativo del territorio con un modelo de contrato pionero, ya que los programas de extensión de banda ancha estatales y autonómicos fomentaban un despliegue de infraestructura, pero luego el servicio no llegaba a la ciudadanía", apuntan desde la Diputación de Huesca, institución que ha buscado con esta iniciativa licitar un licitar un contrato de servicio para ofrecer a cada localidad implicada al menos 30 Mbps de cobertura a través de un punto de control que se pudiera replicar.

Nuevas oportunidades

A partir de ahora, el objetivo de la DPH es facilitar la contratación de un servicio real de conectividad que sea útil para el desarrollo de las actividades tanto de la administración pública como del resto de posibles usuarios –empresas, autónomos, asociaciones, particulares...–

Así, para todas estas localidades se abre un abanico de nuevas oportunidades de empleo, sociales, culturales o de ocio para todos sus vecinos y también para quienes los visitan en periodos estivales o festivos. 

De esta manera, las múltiples dificultades que experimentan los vecinos de estas zonas a la hora de desarrollar sus actividades cotidianas podrían por fin terminar. Así, sobrellevar el día a día trasladándose a lo largo de varios kilómetros sin sufrir interrupciones del servicio durante una gestión o abrir una página web sin la necesidad de esperar por un tiempo prolongado a que se termine de cargar son acciones que están cada vez más cerca en buena parte de estas áreas. "No son lugares remotos, sino una parte importante de la provincia oscense, y un buen servicio de internet que permita sobre todo realizar gestiones básicas para ayuntamientos, empresas y servicios instalados en la zona puede resultar vital", manifiestan desde la Diputación de Huesca. 

A este respecto, conviene recordar que las acciones son tan variadas como los usuarios que necesitan una buena conectividad. Desde la agilidad que va a suponer la banda ancha en la administración electrónica –por ejemplo, para los propios ayuntamientos, para los centros de salud o para los colegios–, hasta los servicios que puede usar el sector social para atender a personas en situación de soledad, pasando por la posibilidad para el vecino del pueblo de adquirir por internet productos que no están al alcance en su núcleo de población, así como por el hecho de poder trabajar desde la propia casa con opción real de alta velocidad o disfrutar del ocio que posibilitan las plataformas audiovisuales con la misma calidad que quienes residen en las ciudades. 

Igualdad de derechos

En esta línea y semana tras semana, se va completando el listado de los más de 320 núcleos rurales que esperan su turno para comenzar a desarrollar iniciativas con una buena conectividad. Por primera vez, prácticamente todo un territorio estará conectado a la banda ancha y todas aquellas personas que quieran quedarse en el pueblo podrán hacerlo en las mismas condiciones y con los mismos derechos que las personas que viven en las grandes urbes. Cualquier emprendedor que desee llevar a cabo un nuevo proyecto profesional, como los relacionados con el comercio electrónico o aquellos que persigan la modernización de la agricultura y la ganadería, tendrán de esta forma la posibilidad de hacerlo viable y sostenible económicamente. 

En suma, este plan va en la línea de estar en sintonía con el rumbo global, aunque de una manera local. De forma tácita, parece que buena parte de los proyectos que se desarrollan actualmente en numerosos ámbitos apuntan hacia una meta común: abrir paso a lo que puede llegar a ser esa vuelta de la población de las ciudades y de la actividad al mundo rural. Hacer posible ese viaje inverso.

Etiquetas