Despliega el menú
Branded

guía de bodas

El vestido ideal: un traje para conquistarlos a todos

Tendencias que se han subido a las pasarelas nupciales en las últimas temporadas y que se han convertido en toda una guía de estilo para las futuras novias.

Los escotes infinitos, dejando al aire la espalda, se han convertido en los protagonistas de los últimos desfiles.
Los escotes infinitos, dejando al aire la espalda, se han convertido en los protagonistas de los últimos desfiles.
Unsplash

Transparencias en cualquier parte del vestido, escotes de infarto y apertura en la pierna, plumas y flecos... Estas son solo algunas de las tendencias que se han subido a las pasarelas nupciales en las últimas temporadas y que se han convertido en toda una guía de estilo para las futuras novias.

Entre las principales propuestas destaca la presencia cada vez más predominante de las transparencias como elementos indispensables en los vestidos. La forma de llevarlas es combinadas con encajes cubriendo solo lo imprescindible para resaltar algunas partes del cuerpo de la novia.

Por otro lado, los escotes infinitos, dejando al aire la parte alta del pecho o la espalda en toda su amplitud, se han convertido en los protagonistas de los últimos desfiles. Además, como novedad, a ellos se ha unido la apertura de la falda a la altura del muslo, uno de los detalles más atrevidos, que destila personalidad y aporta un punto ‘sexy’ al traje de novia.

Para proporcionar movimiento, algunos diseños incluyen plumas y flecos entre sus complementos. Aunque esta tendencia ya se ha subido a la pasarela en temporadas anteriores, se incorpora ahora con fuerza en los diseños más actuales.

Rompiendo patrones

Aunque tradicionalmente las novias han lucido vestidos el día de su boda, cada vez son más las que se atreven a romper con lo establecido y se suben al altar exhibiendo pantalones o cambiando el tradicional blanco por otros diseños más coloridos.

También son más los modistos que buscan darle una vuelta de tuerca al traje convencional para conseguir que cualquier novia pueda llevar el diseño con el que se sienta más cómoda en su gran día, una de las claves para lucir guapa. Por eso, el pantalón, desterrado hasta ahora para las celebraciones civiles y las segundas nupcias, ofrece muchas opciones y múltiples combinaciones que permitirán a la futura esposa configurar su ‘look’ deseado.

Por partes

Otra de las novedades es la aparición de los dos piezas formados por falda y ‘crop top’. Estos diseños destacan por su aire juvenil y suponen una forma sutil de mostrar parte del abdomen. Los cuerpos pueden combinarse tanto con faldas voluminosas como con otras de corte más ajustado de tipo sirena.

Las novias más indecisas pueden recurrir a los trajes demontables. Capas, mangas y faldas se incluyen y desaparecen para adaptar el traje a cada uno de los distintos momentos que conforman el ‘planning’ del gran día. Así, sus portadoras podrán lucir un vestido de sirena, por ejemplo, y, más tarde, aportar volumen a su ‘look’ con una segunda falda con cola de otra tela.

La espalda, protagonista

En las últimas temporadas, mostrar la espalda ha ido ganando protagonismo en los diseños de los trajes de novia. Desde las más atrevidas hasta las más consevadoras se han ido sumando a esta tendencia, que pone en valor el escote trasero y que dibuja insinuantes líneas sobre la silueta femenina.

- Ir al especial Guía de Bodas

Etiquetas
Comentarios