Despliega el menú
Branded
NOTICIA PATROCINADA

Sin roscón, ¿qué sería de la Navidad? Así se prepara este postre

En la campaña de Reyes 2019, Panishop elaboró y vendió 50.000 unidades de todos los tamaños. El 75% de ellos, con nata y el 15%, sin relleno.

Roscón de nata de Panishop
Roscón de nata de Panishop.
Panishop

Harina, huevo, mantequilla, azúcar y agua de azahar de naranja y limón son los ingredientes que componen la fórmula tradicional del roscón, uno de los postres navideños sin los que esta época del año no sería lo mismo. A partir de diciembre, la empresa familiar aragonesa Panishop comienza a vender estos populares dulces que elabora con su célebre masa madre de cultivo Rébola.

En su obrador zaragozano se elaboran manualmente uno a uno estos roscones, a los que, una vez fermentada de forma lenta la masa y bañados con huevo, se les incorporan frutas confitadas –naranja, calabaza y cereza–, almendras fileteadas y azúcar húmedo para su presentación.

Una vez horneadas, estas elaboraciones típicas navideñas son abiertas por la mitad y rellenadas con nata, crema o trufa, en la que se introduce de manera manual la sorpresa que aquellos que vayan a degustarlo esperarán encontrar en su trozo de roscón.

Una tradición, distintas versiones

Durante la pasada campaña de Reyes, la de 2019, Panishop elaboró y vendió 50.000 unidades de roscón de todos los tamaños –la empresa aragonesa comercializa también uno en formato individual–, en las 39 tiendas que tiene repartidas por toda la geografía española. También elabora roscones sin azúcares añadidos. Pero, a pesar de compartir esta tradición, las versiones más demandadas de este postre varían en función del lugar exacto en el que se consume.

Por ejemplo, en Zaragoza, la opción favorita es la que incorpora nata, mientras que en Madrid gana adeptos el roscón sin relleno. Por otro lado, en Tarragona, donde existe la opción de elegirlo con mazapán en su interior, además de la popular sorpresa, esta elaboración navideña también esconde un haba. Aun así, del total de las unidades vendidas, el 75% se corresponden con las de nata, el 15% sin relleno y el resto, de crema o trufa.

La nata del roscón se monta en el obrador de Panishop, donde también se le incorpora el azúcar antes de añadirla al dulce más esperado por pequeños y mayores en el día de Reyes.

No solo en estas fechas

Además de en estas fechas, la empresa aragonesa también produce y comercializa este postre en otros momentos del año en los que es típico degustarlo en familia o entre amigos. Es el caso de la festividad de San Valero, patrón de la capital aragonesa, que se conmemora el 29 de enero, o del día de la Almudena, que se celebra el 9 de noviembre, patrona de la ciudad de Madrid. 

Etiquetas