Despliega el menú
Branded

seguridad de la información

Cómo contribuir desde el puesto de trabajo

No compartir contraseñas, cerrar la sesión correctamente al salir del trabajo, asegurarse de que los archivos están bien guardados y no alterar la configuración de los equipos informáticos de trabajo son algunas de las medidas más prácticas.

Proteger la información es responsabilidad de todos los que forman parte de una empresa.
Proteger la información es responsabilidad de todos los que forman parte de una empresa.
Freepik

En 1988, la Association for Computing Machinery (ACM), primera sociedad científica y educativa para educar en el mundo informático, impulsó que se celebrase un Día Internacional de la Seguridad de la Información, cuyo objetivo es concienciar de la importancia de proteger la información a través de una serie de medidas de seguridad en los sistemas y entornos en los que se opera.

Sea cual sea el sector en el que una empresa desarrolla su actividad, los avances tecnológicos en Internet, los dispositivos y la computación en la nube, junto a otros servicios como el comercio electrónico, la administración electrónica, los blogs, las redes sociales o las herramientas de colaboración se han convertido en parte fundamental de la gestión y por ello es tan importante prestar atención a la ciberseguridad.

Carteras de clientes, datos confidenciales o bancarios, del sector sanitario o en el ámbito de los menores, etc... La información debe ser protegida y no solo la empresa debe encargarse de tomar las medidas pertinentes, sino que todos los que forman parte de ella deben estar concienciados sobre cómo proteger este tipo de datos, tanto por responsabilidad y confidencialidad como por seguridad y cumplimiento del marco legal.

Medidas

Desde el Instituo Nacional de Ciberseguridad (Incibe), dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, recuerdan que, a nivel usuario, se pueden tomar algunas medidas tan básicas como notificar cualquier incidente de seguridad, no utilizar servicios de almacenamiento ‘online’ no autorizados por la empresa, guardar la documentación de trabajo al ausentarse del puesto de trabajo y al terminar la jornada laboral, no abandonar documentación en las impresoras o escáneres y cumplir con la normativa de utilización de correo electrónico corporativo.

Además, hay otras medidas prácticas como destruir la información mediante mecanismo seguros, mantener la confidencialidad de la información de tu empresa, no publicar ni compartir contraseñas –que deben ser seguras– ni conservarlas en lugares visibles, mantener actualizado el sistema operativo y el antivirus, bloquear la sesión al ausentarse del puesto de trabajo, realizar un uso adecuado de los dispositivos extraíbles y de almacenamiento personal y no alterar la configuración del equipo corporativo.

- Ir al especial 'Seguridad de la información'

Etiquetas
Comentarios