Branded
Suscríbete por 1€
EN COLABORACIÓN CON HC MIRAFLORES

"Sabemos la teoría de la dieta mediterránea, pero no cumplimos"

Coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Digestiva, el doctor Carlos Silva, especialista en aparato digestivo en el hospital HC Miraflores, incide en la importancia de una buena alimentación 

El doctor Carlos Silva, especialista en aparato digestivo y que desarrolla su labor profesional en el hospital HC Miraflores.
El doctor Carlos Silva, especialista en aparato digestivo y que desarrolla su labor profesional en el hospital HC Miraflores.
HC Miraflores

Existe un dicho muy popular que señala que somos lo que comemos. Para el doctor Carlos Silva, especialista en aparato digestivo y que desarrolla su labor profesional en el hospital HC Miraflores, esta afirmación tiene mucho de verdad, pues "nuestra salud depende, en gran medida, de lo que comemos. Una buena alimentación es sinónimo de una buena salud", explica.

El experto señala que la obesidad es la principal patología relacionada con una mala alimentación, una enfermedad que, según el Estudio Nutricional de la Población Española, afecta hasta al 53,6% de los españoles. En Aragón, hasta un 35,9% de la población padece sobrepeso y otro 24,4%, obesidad. Junto a esta, se suman otras dolencias como pueden ser los problemas intestinales, la diabetes –"por un mal control del azúcar"–o la hipertensión, "por una dieta elevada en sal".

"Somos conscientes de la importancia que tiene la alimentación, y cada día más, pero luego no lo cumplimos en el día a día. Sabemos la teoría de la dieta mediterránea, pero el estilo y el ritmo de vida que se lleva nos hace ir hacia la comida basura, a platos preparados y rápidos, a tomar bebidas carbonatadas y llenas de azúcar...y esto tiene un efecto pésimo en nuestra salud", apunta Silva. "Una correcta alimentación requiere de una dedicación y de un tiempo que mucha gente no puede o no quiere invertir en la cocina, o si lo hace es de manera incorrecta. No sirve comer verdura todos los días, o hacerlo acompañada de salsas, por ejemplo", añade.

Para reducir las tasas de obesidad y con ella, todas las patologías y efectos secundarios asociados, como las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión u otras dolencias crónicas, el doctor insiste en "un gran esfuerzo educativo". "Es complicado, pero hay que educar a la población para que aprenda a comer mejor y esto debería hacerse desde el colegio", concluye.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas