Despliega el menú
Branded
Información elaborada con Tecnocasa

¿Qué necesito para vender una casa?

Desde el DNI en regla hasta el Certificado de Eficiencia Energética, pasando por el recibo de IBI son algunos de los documentos necesarios en España para vender un inmueble.

La legislación española obliga a presentar documentación que acredite que una vivienda es tuya.
La legislación española obliga a presentar cierta documentación antes de traspasar una vivienda.

Finalmente te has decidido y ha llegado el momento de dar el paso, de vender lo que ha sido tu hogar durante los últimos años y buscar otra casa que encaje mejor en tu futuro. Tanto si lo haces como particular, como si decides confiar en un profesional inmobiliario, debes tener en cuenta la documentación necesaria en la legislación española para poder vender un inmueble.

En España, a la hora de vender una casa es obligatorio presentar una serie de documentos que tienen como objetivo demostrar que la vivienda es tuya, que eres el titular de ese inmueble y que está libre de cargas. Por último, y no menos importante, un vendedor debe asegurarse también de que cuenta con el correspondiente certificado energético. 

A continuación, se señalan algunos de los documentos necesarios para iniciar la venta de una casa:

  • Documentación Nacional de Identidad del propietario de la vivienda y en vigor.
  • Nota Simple Registral del inmueble. Este documento sirve para acreditar el nombre del propietario, junto con los tipos de cargas que pueda tener el inmueble (hipoteca o afecciones, entre otras). La Nota Simple puede conseguirse en el Registro de la Propiedad.
  • Certificado de Eficiencia Energética y su etiqueta correspondiente. El certificado de Eficiencia Energética es obligatorio, tanto para vender como para alquilar un inmueble, desde el año 2013. Este documento sirve para indicar la calificación energética de la vivienda.
  • Título de propiedad o escritura de compraventa. En este documento es donde se cita el titular actual de la vivienda. Este título está inscrito en el Registro de la Propiedad del municipio donde se ubica el inmueble.
  • Certificado del último recibo del IBI anual.
  • Para hogares en régimen de propiedad horizontal, es necesario un certificado de la comunidad de propietarios que verifique que el propietario está al corriente de pago. El documento debe estar debidamente firmado por el administrador de fincas. Además, puede incluir también, aunque no es obligatorio, la posible existencia de derramas u otras obligaciones pendientes de pago.
  • Certificado de deuda pendiente. Este documento es necesario si sobre la vivienda pesa un crédito hipotecario.
  • Inspección Técnica de Edificios, es decir, el informe que regula la conservación de los inmuebles. Este documento es obligatorio en algunas comunidades autónomas y en viviendas con más de 20 años de antigüedad.
  • También en algunas comunidades es necesario disponer de la cédula de habitabilidad de la vivienda en vigor

Hay otros documentos que, aunque no son obligatorios, es bueno tener a mano, porque resultan útiles de cara a mantener informado al comprador. Algunos ejemplos son:

  • Las últimas actas y los estatutos de la comunidad de propietarios.
  • Los planos de la vivienda y toda la documentación acreditativa de las garantías de la misma.
  • Los últimos recibos de suministros al corriente de pago: agua, luz, gas, etc. Estos documentos le servirán al nuevo propietario para poder hacer el cambio de titularidad de los servicios.
Etiquetas