Branded
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

VII PREMIOS TERCER MILENIO / ariño duglass transferencia del conocimiento a la empresa

"Que lo que estamos desarrollando sea útil para las empresas es una motivación"

El Grupo de Procesos Termoquímicos del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) obtuvo el premio a Transferencia del Conocimiento. 

Raimundo García-Figueras (izda.), director general de Ariño Duglass, entregó el premio a Rafael Bilbao.
Raimundo García-Figueras (izda.), director general de Ariño Duglass, entregó el premio a Rafael Bilbao.
F. Jiménez

Cuando el Grupo de Procesos Termoquímicos (GPT) del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) comenzó su andadura en el año 1983, conceptos como descarbonización, residuos cero, biomasa o economía circular no resultaban tan populares como lo son ahora.

"Somos un grupo con una larga trayectoria, en los inicios éramos muy pocas personas y hoy somos alrededor de 25 investigadores. Empezamos con un tema que hoy está en boga, que es la valorización de biomasa y de residuos, con lo que respondíamos a la generación de conocimiento pero también a la de transferencia a la empresa, algo que tuvimos muy claro desde el inicio", explica Rafael Bilbao, catedrático de Ingeniería Química por la Universidad de Zaragoza y responsable de este grupo de trabajo.

"De ese interés por la empresa, más adelante comenzamos a trabajar una nueva línea de investigación, relacionada con la minimización de emisiones contaminantes", explica el investigador. Dentro de esta línea, el GPT se encuentra ahora desarrollando un nuevo combustible a base de amoniaco, "porque es una sustancia que en su molécula no tiene carbono, por lo que su combustión no genera emisiones de CO2. Esto resulta especialmente importante en el transporte marítimo, por ejemplo, porque el amoniaco se licua fácilmente y es más manejable", detalla.

"Uno de los elementos diferenciadores de este equipo es que utilizamos una metodología I+D+i, no trabajamos a escala sino en una planta piloto e incluso hacemos demostración comercial. Esto hace que trabajemos en condiciones bastante cercanas a la realidad industrial y entendemos que esto es lo que realmente nos permite generar conocimiento", explica el investigador.

Y es que para este equipo, que ha desarrollado proyectos junto a empresas como Urbaser, Saica o Taim-Weser, trabajar de la mano del tejido empresarial e industrial resulta básico. "Trabajamos con la ingeniería química y el medio ambiente, algo muy presente en estas empresas. Que lo que estamos desarrollando sea interesante y útil para ellas es una motivación, por eso siempre hemos tenido muy clara esta cercanía al entorno empresarial", explica Bilbao.

"Para nosotros es una gran satisfacción recibir este premio, nos motiva y nos anima a seguir trabajando con todas nuestras fuerzas, porque vemos reconocido el camino que escogimos hace tiempo, que es el de transferir el conocimiento y trabajar junto a las empresas. También a ellas les agradecemos la confianza que han depositado en nosotros", concluye.

Accésit. Coviblock: "Había que trabajar en crear zonas de bajo riesgo de contagio"

De izquierda a derecha, Raimundo García-Figueras, de Ariño Duglass, el premiado Juan José Alba y el investigador Alberto J. Schuhmacher.
De izquierda a derecha, Raimundo García-Figueras, de Ariño Duglass, el premiado Juan José Alba y el investigador Alberto J. Schuhmacher.
Francisco Jiménez

"Es importante que la sociedad entienda la relevancia de este trabajo, y unos premios como estos contribuyen a esa labor y nos animan a seguir investigando e innovando". Así agradece Juan José Alba, investigador del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IISA), el reconocimiento de los premios Tercer Milenio. Alba pertenece a Coviblock, un grupo de trabajo cuyo objetivo es la configuración de las zonas de bajo riesgo de contagio de covid-19.

"Cuando estalló la pandemia se empezó a hablar de zonas covid ‘free’ y eso era algo imposible de conseguir. Por eso, había que trabajar en reducir el riesgo y hacer esa pedagogía para que una clase de un colegio, un comercio o un medio de transporte implementase una serie de medidas para reducir el contagio", explica el investigador. Para lograrlo, la monitorización de la calidad del aire resulta esencial: "El riesgo se asocia a los niveles de dióxido de carbono, y cuánto más nivel de aire respirado hay en un ambiente, más concentración de CO2 existe y más alto es el riesgo", apunta Alba.

El desarrollo de esta línea de investigación pudo materializarse con Tranvías de Zaragoza, "donde nos dieron libertad absoluta para implementar todas las medidas necesarias que hicieran los tranvías un espacio seguro". "Además de la ventilación de puertas y ventanas, introdujimos cambios en los sistemas de climatización y ventilación mecánica para que fuesen más eficaces desde el punto de vista sanitario", concluye el experto.

Accésit. Hacia el metaverso: "Los videojuegos son un ladrillo más de la sociedad del futuro"

Raimundo García-Figueras, de Ariño Duglass (izda.) entregando el premio a Carlos Cetina.
Raimundo García-Figueras, de Ariño Duglass (izda.) entregando el premio a Carlos Cetina.
Francisco Jiménez

"Hoy en día, el metaverso es una llamada de atención" explica Carlos Cetina, investigador responsable del SVIT Research Group de la Universidad San Jorge de Zaragoza, donde se dedican a la ingeniería de ‘software’. Una de sus líneas de investigación está estrechamente relacionada con el mundo de los videojuegos: "El metaverso es la creación de entornos como los que se dan en los videojuegos, pero sin estar necesariamente ligado a la parte lúdica. Es una especie de entorno virtual en el que podremos hacer las mismas cosas que hacemos hoy en día, pero sin movernos de casa", explica.

En ese sentido, afirma el investigador, "el reto está en la creación de contenido para ese entorno, porque te puedes permitir muchas más flexibilidad que en otros lugares". "El ‘software' de un coche o de un marcapasos, por ejemplo, requiere de unos requisitos y cualidades muy específicas".

"Investigar de la mano de la empresa es el camino a seguir porque, en ocasiones, en el mundo académico se simplifican las cosas. La realidad es muy tozuda y requiere desafíos mucho mayores, pero cuya aplicabilidad también es mucho mayor", señala Cetina, en referencia a la importancia de establecer relaciones con el tejido empresarial.

Para este investigador, obtener un reconocimiento como este sirve para "que el mundo de los videojuegos tenga visibilidad. Pone el foco y la urgencia para investigar en un ámbito que es uno de los ladrillos de la sociedad del futuro", indica.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión