Branded
Suscríbete por 1€
EN COLABORACIÓN CON EL AYUNTAMIENTO DE tarazona

«Debemos captar inversiones a través de los fondos europeos para hacer más eficientes nuestros servicios»

El alcalde de Tarazona considera que para mantener esa calidad de vida en el futuro, la ciudad debe seguir creciendo sin poner en peligro el medioambiente y atendiendo las necesidades de la población más vulnerable.

Luis José Arrechea es alcalde de Tarazona desde junio de 2019.
Luis José Arrechea es alcalde de Tarazona desde junio de 2019.

¿Qué cuestiones serían los pilares de la gestión municipal para garantizar la calidad de vida de las próximas generaciones de turiasonenses?

Una ciudad que mira a un futuro próximo, sobre todo de las dimensiones de Tarazona, tendría que pensar en unos servicios de calidad para asentar la población: en una sanidad pareja a la de una capital de provincia, unas infraestructuras que vertebren el territorio y unos centros educativos para niños y jóvenes. También es preciso tener unos buenos equipamientos deportivos y conservar nuestro patrimonio que, eso ya, sí depende, en gran medida, de la Administración local. Paralelamente, son tres los vectores que sustentan la economía de nuestra ciudad: el industrial, donde buscamos ser todavía más atractivos para las empresas; el agrícola, que hay que dinamizar; y el sector terciario y turístico, donde llevamos muchos años trabajando de cara a la rehabilitación, recuperación y promoción de nuestro patrimonio.

No se puede hablar de futuro sin abordar la sostenibilidad, ¿cómo se incorpora en los proyectos del Ayuntamiento?

Buscamos el equilibrio entre crecer y hacer una ciudad atractiva con la preocupación por no poner en peligro los recursos naturales. En Tarazona buscamos ser más eficientes en la generación y eliminación de los residuos, además de contar con sistemas energéticos menos contaminantes en materia de movilidad. Otra línea de trabajo sería fomentar que el ciudadano apueste por la generación de energías limpias. Por ello, bonificamos las actuaciones en materia de edificación que incluyan fuentes renovables para el autoconsumo. La modificación en el Impuesto de Circulación para vehículos eléctricos o de menor emisión es otra de las cuestiones que estamos tratando de implantar.

Esa labor de concienciación del ciudadano, ¿se materializa con alguna campaña municipal?

Precisamente ahora acabamos de firmar un convenio con la empresa de recogida de residuos para que ofrezca charlas en los colegios y reparta trípticos informativos. Además, queremos incorporar el cuarto contenedor de materia orgánica, lo que ayudará mucho en el reciclaje.

Supongo que los proyectos de eficiencia energética necesitan de fuertes inversiones a priori...

Sí, claro, pero al final siempre se amortiza. En el Ayuntamiento debemos ser capaces de solicitar esas inversiones a través de los fondos europeos de Next Generation para hacer más eficientes nuestros servicios. Por ejemplo, nos gustaría construir un parque solar, que alimentaría el polideportivo municipal, la piscina climatizada y otros inmuebles públicos de la zona, como el colegio, el instituto y los juzgados. Así, podríamos favorecer el autoconsumo en estos edificios de la Administración.

El desarrollo de las infraestructuras es un termómetro importante de los avances logrados en un territorio en los últimos años, ¿qué proyectos podrían destacarse en Tarazona?

Hay que reconocer que Tarazona no ha sido muy agraciada con la financiación de otras administraciones en las dos últimas legislaturas, así que sopesamos muy bien los servicios que tenemos que implantar con fondos propios. En esta legislatura apostamos desde el principio por la rehabilitación del casco histórico a través de un plan, que está en borrador, que marca las directrices de nuestras actuaciones. Queremos hacernos con varios solares para levantar viviendas de alquiler social. Por otra parte, se está haciendo un esfuerzo importante con los jóvenes y las instalaciones deportivas por toda la ciudad. A partir de ahí, seguimos trabajando en la red de alumbrado y en la de abastecimiento de agua. En la primera, hemos pasado a la iluminación led, aunque aún nos falta cambiar el alumbrado del polígono industrial y de las travesías, con la segunda, estamos renovando instalaciones para evitar fugas importantes.

Quedaría abordar la acción social, que se habrá tenido que replantear debido a la pandemia, ¿cómo se impulsa la tan ansiada vuelta a la normalidad?

En estos dos últimos años se paralizaron todos los proyectos e inversiones, pero se pusieron en marcha una cantidad ingente de ayudas para las personas que estaban en un ERTE o en una situación social y económica muy complicada. También apoyamos económicamente a las empresas que estuvieron cerradas o no alcanzaron sus objetivos económicos. Se quintuplicaron las ayudas a Caritas y Cruz Roja. Ahora ya tenemos que centrarnos en las ayudas y subvenciones que existían antes de la pandemia, dirigidas sobre todo a gente en riesgo de exclusión social.

¿Qué iniciativas destacaría?

Tenemos puestos en marcha los comedores sociales e infantiles. También, como he dicho, nos tenemos que volcar en esas ayudas de alquiler social para revitalizar el casco histórico, al tiempo que se apoya a los jóvenes que acceden por primera vez al mercado laboral.

¿Los proyectos municipales necesitan de la continuidad política para materializarse?

La continuidad garantiza las líneas de trabajo que se marcaron en su día, sobre todo en este momento de planificación de las inversiones, con los fondos Next Generation, la Agenda 2030..., además de seguir con nuestro compromiso con el deporte, la recuperación del casco viejo y el futuro de nuestros jóvenes, junto con la consolidación de nuestros pilares económicos.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas