Despliega el menú
Branded
comarca sierra de albarracín

Motores en marcha, comienza un viaje por los rincones más singulares

La comarca ofrece ocho rutas en coche en las que descubrir todos sus atractivos turísticos.

Un mar de pinos, ríos de piedra, barrancos de sal o castillos cuyos muros han sido testigos de miles de historias. Estos destinos, aunque parecen sacados de una novela de aventuras, son parte de la amplia oferta con la que cuenta la Sierra de Albarracín. Auténticas joyas naturales y patrimoniales que se esconden en esta tierra turolense y no dejan de soprender a aquellos que se atreven a descubrirlas por primera vez, pero también a los que deciden volver a visitarlas. Porque, como decía el novelista estadounidense Henry Miller, «nuestro destino nunca es el lugar, sino una nueva forma de ver las cosas».

Y es, precisamente, este afán de cambiar la perspectiva el que ha motivado la nueva propuesta turística de la zona: las rutas en coche. Una manera cómoda y diferente de conocer cada rincón de la sierra. Tan solo es necesario elegir una de las ocho propuestas que se ofrecen, encender el motor e iniciar el camino, directo a una nueva aventura. Un viaje que se desarrolla en un escenario cambiante en el que las tonalidades rojizas juegan un papel destacado, ya que el color ocre es la principal seña de identidad de esta tierra. Un tono que simboliza la pasión y la fuerza de su historia y que tiñe parte de su riqueza patrimonial como el castillo de Peracense o el de los Ares. Ambas fortalezas se encuentran en la Ruta de los Castillos, que recorre los municipios de Ródenas, Peracense (ubicado en la comarca vecina) y Monterde, unos pueblecitos que invitan a hacer un alto en el camino y perderse paseando entre sus calles. Pero la comarca cuenta con huellas de las diferentes épocas que son muestras del paso del tiempo. En la Sierra de Albarracín se puede hacer un recorrido desde la prehistoria, con sus conocidas pinturas rupestres, pasando por la época romana, de la que aún quedan huellas como los acueductos, o por la medieval, con municipios enteros que conservan su esencia como Albarracín, incluido en los pueblos más bonitos de España.

Pese a que cuenta con una gran belleza patrimonial, la natural sin duda se lleva el primer puesto. Durante las diversas rutas que se plantean, los visitantes quedarán sorprendidos por los contrastes que les deparará el camino, pasando de una zona sin apenas arbolado a una muralla verde de distintos tonos que cubre las laderas de esta sierra con una difícil orografía. Un paisaje que cuenta con carácter propio, intercalando barrancos de vértigo, cascadas y extensas estepas. Toda una experiencia que se completa con las demás propuestas del territorio para toda la familia, como rutas senderistas o circuitos de aventura.

Ruta 1: Mar de pinos y ríos de piedra

BRONCHALES-MONTERDE-POZONDÓN-RÓDENAS-PERACENSE

Disfrutar de impresionantes paisajes y naturaleza en estado puro es posible en esta fantástica ruta que lleva a conocer varios de los lugares más emblemáticos de la Sierra de Albarracín. Con una duración de casi 40 kilómetros por carretera, que se puede comenzar desde Orihuela, Noguera o Bronchales, en este recurrido se pueden encontrar paisajes tan especiales como los ríos de piedra, la laguna de Noguera, simas y dolinas o los majestuosos pinares de Bronchales y Orihuela. Un camino que cambia de manera radical, pasando de una zona sin apenas arbolado a una muralla de bosques verde continuo que cubre la sierra.

Ruta 2: Los castillos de la sierra

ORIHUELA-NOGUERA-BRONCHALES

La ruta de los castillos invita a conocer los preciosos castillos de la sierra, testigos vivos de su historia medieval más interesante. Así pues, el castillo de Peracense es realmente espectacular. Junto a este, el de los Ares también destaca por su piedra rojiza de rodeno, que sorprenderá a sus visitantes. Además, este itinerario invita a perderse por las calles de pueblecitos de postal como Ródenas, Peracense y Monterde. Una manera única de adentrase en el pasado medieval de la zona, transitando por los mismos lugares por los que en su día lo hicieron nobles y reyes. Además, , permitiendo a sus visitantes sumergirse en su flora y fauna únicas.

Ruta 3: Paisajes de la trashumancia

VILLAR DEL COBO-GRIEGOS- GUADALAVIAR- FRÍAS DE ALBARRACÍN

Desde tiempos inmemoriales, los grande valles, formados por la erosión kárstica en el oeste de la Sierra de Albarracín, han sido empleados por el hombre para mantener un modelo de ganadería extensiva que ha perdurado hasta la época actual. Un escenario que protagoniza esta ruta, invitando a sus viajeros a adentrarse entre sus paisajes sorprendentes como valles de belleza inigualable, los nacimientos de los ríos Tajo, Guadalaviar y Cabriel o enormes dolinas. Así,la ruta se convierte en la manera perfecta de conocer esta tierra de pastores y trashumantes que han legado su rico patrimonio cultural e histórico, a través de los tiempos.

Ruta 4: Barrancos de sal

ROYUELA-CALOMARDE- FRÍAS DE ALBARRACÍN-MOSCARDÓN

La famosa cascada de Calomarde o la sima de Frías junto a fuentes y arroyos que se funden con valles y cortados. Estas son algunas de las paradas de la ruta de Barrancos de sal en la que se está en contacto directo con la naturaleza y se puede disfrutar de unas vistas únicas. Desde la tranquilidad de sus variados paisajes, el visitante encontrará una transición de pisos de vegetación que van desde los algo más de 1.200 hasta los 1.600 metros de altitud en los que la masa pura de sabinar albar del entorno de Royuela va dando paso a bosques mixtos de pino silvestre y laricio entre Frías de Albarracín y Moscardón hasta encontrarse en con sabinares rastreros en las zonas altas.

Ruta 5: El Cabriel y el monte Jabalón

TERRIENTE-EL VALLECILLO-TORIL – MASEGOSO -JABALOYAS- VALDECUENCA-SALDÓN

Esta ruta se adentra en la zona sur de la Sierra de Albarracín. En ella, se encuentra la cascada de San Pedro, los Ojos del Cabriel (donde el agua emana del suelo creando las formas que le dan nombre), el monte Jabalón y sus leyendas o los sabinares de Saldón y Valdecuenca. Un recorrido único, que muestra a sus visitantes paisajes e historias para soñar. Pese a que es posible realizarlo en un día, son necesarias dos jornadas si se quiere descubrir en toda su plenitud, viendo la belleza de sus municipios, como el casco urbano de Jabaloyas, uno de los más armónicos de la comarca, o realizar senderismo por las diversas vías alternativas.

Ruta 6: Tierras de frontera

RUBIALES-TORMÓN

El Espacio Protegido de los Pinares del Rodeno, las lagunas de Bezas y de Rubiales y los estrechos del Ebrón son solo algunos de los lugares mágicos que esconde este itinerario. Una ruta para disfrutar de la naturaleza, del agua y de estos pinares y que se presenta como una opción ideal para los amantes del senderismo, ya que además de la vía para vehículos, ofrece varias alternativas debidamente señalizadas. Asimismo, gracias a su riqueza natural, es una zona perfecta para los aficionados a la ornitología, ya que entre sus parajes se encuentra una gran variedad de ejemplares como águila real, ratoneros, garzas imperiales, aguiluchos laguneros, carriceros o gavilanes.

Ruta 7: Romanos y resina

GEA DE ALBARRACÍN- ALBARRACÍN-BEZAS

Una ruta cultural única en la que los viajeros realizarán un viaje en el tiempo. Primero, volverán a la época romana con la visita de Gea de Albarracín y su acueducto. Posteriormente, viajarán a la prehistoria visitando las muestras de arte rupestre levantino declarado Patrimonio de la Humanidad, ubicadas en Albarracín, uno de los pueblos incluido en los más bonitos de España. Además, recorrerán el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, que sorprenderán con su aspecto de postal, así como la laguna de Bezas o la panorámica desde la Peña de la Cruz. Se trata pues de una ruta muy completa, que aúna naturaleza y un legado cultural muy amplio.

Ruta 8: Barrancos y valles mágicos

TORRES DE ALBARRACÍN-TRAMACASTILLA-VILLAR DEL COBO

Los amantes del ‘slow driving’ tienen una cita pendiente en esta ruta. Una carretera sinuosa que lleva a disfrutar de abruptos paisajes y preciosos cañones. Barrancohondo y sus vistas con el río encañonado, la preciosa Tramacastilla, Villar del Cobo y Torres son algunas de las paradas de este trayecto que está pensado para disfrutar de cada una de las partes del camino. Sumergirse en sus diferentes escenarios e ir descubriendo todos los detalles de estos municipios que se encuentran al abrigo de la Sierra de Albarracín son los únicos ingredientes de este trayecto en el que cada rincón quedará grabado en la retina de sus visitantes.

La celebración de Los Mayos

Diversos pueblos de la comarca le dan la bienvenida al quinto mes del año entre canciones y halagos con la celebración de Los Mayos. Una fiesta centenaria que servía para unir a los jóvenes casaderos.

Festival Imagine Albarracín

Durante los días 31 de julio y 1, 2 y 3 de agosto de 2019, la música de todo el mundo llega a Albarracín con actuaciones gratuitas. Desde Jazz y Blues hasta Rock and Folk. Desde Brasil y Costa Rica hasta la República Checa y España.

Las jornadas de astroturismo

La Sierra de Albarracín, en Teruel, es un lugar mágico para los amantes del astroturismo, por la claridad de su cielo, el clima privilegiado, que permite tener un número muy alto de días de cielo despejado al cabo del año y la poca contaminación lumínica de sus noches. Basta con andar un poco y alejarse de sus pequeños pueblos para poder observar el cielo en todo su esplendor. De forma regular se celebran diferentes jornadas de iniciación a la astronomía y de astrofotografía, entre otros, aprendiendo más sobre los diferentes planetas, las estrellas, la Vía Láctea e incluso los mejores trucos para fotografiar el cielo.

La berrea de Orihuela

Con la llegada del otoño tiene lugar la berrea de los ciervos. Una cita en la que los visitantes se trasladan al monte para oír en directo este espectacular proceso de cortejo de la especie. Un evento asombroso en el que la naturaleza se muestra en su cara más espectacular y no deja a nadie indiferente.

- Ir al especial 'Aratur 2019'

Etiquetas