Branded
Suscríbete por 1€

especial agenda 2030

Las amenazas ambientales tienen huella humana

El cambio climático, la contaminación, la sobreexplotación de recursos naturales, las energías sucias o la pérdida de la biodiversidad son los principales problemas medioambientales.

El vertido de plásticos y sustancias contaminantes a las aguas destruye los ecosistemas.
El vertido de plásticos y sustancias contaminantes a las aguas destruye los ecosistemas.
Pixabay

En plena tercera década del siglo XXI, parece que la humanidad aún no está concienciada de la importancia de respetar el medioambiente. Y es que, como dicen las consignas, ‘No hay planeta B’. La Tierra se enfrenta a graves problemas que amenazan la supervivencia de miles de especies y ecosistemas en todo el mundo. Los próximos años son cruciales. Según la ONU, el bienestar de las futuras generaciones depende de una ruptura clara y urgente con las tendencias que hasta ahora han estado en boga y que han provocado esta crisis ambiental.

El cambio climático es una de las cuestiones más relevantes. La ONU apunta a que las emisiones de CO2 han aumentado un 50% desde 1990, lo que ha derivado no solo en un incremento de la temperatura del planeta a nivel general, sino también en el deshielo de los glaciares, el aumento del nivel del mar y la sucesión de episodios metereológicos cada vez más graves y frecuentes. Pero aunque sea el que más en boga está, no es la única amenaza a la que se enfrenta la humanidad.

El 90% de la población mundial respira aire contaminado según la OMS, lo que provoca graves enfermedades respiratorias. Esto, unido a los vertidos de plásticos y sustancias contaminantes a las aguas y océanos, empobrece la salud de la humanidad y causa millones de muertes al año. Además, este deterioro de la calidad del agua destruye los ecosistemas acuáticos, transmite toxinas a los alimentos y acrecenta la escasez de agua potable.

En un mundo cada vez más poblado, la sobreexplotación de recursos naturales se ha convertido en un grave problema. La ONU advierte de la necesidad de un cambio del modelo productivo.

Aunque el mundo parece que se dirige hacia una transición energética caracterizada por un modelo más limpio, aún son muchas las energías sucias que están explotando el planeta. Actualmente, la energía supone un 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, siendo los mayores culpables los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas natural. Además, son recursos finitos que se están agotando.

El 8% de las especies animales conocidas han desaparecido y el 22% se encuentran en peligro de extinción. Esta pérdida de biodiversidad se debe, en gran parte, a la acción humana. El humo de los tubos de escape de los coches, la contaminación acústica y lumínica de las ciudades, la deforestación, la introducción de especies exóticas invasoras, la sobrepesca, la caza furtiva o el aumento de la temperatura del planeta son algunas de las causas de estas alarmantes cifras. 

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión