Despliega el menú
Branded

VAMOS CON TU FUTURO

En colaboración con

Tres claves para entender por qué es seguro tener un fondo de inversión

Según el activo en el que invierten, los fondos tienen niveles de riesgo diferentes; por ello es importante contar con un asesoramiento profesional.

En 2019, la rentabilidad media en los fondos españoles fue del 7,23%, uno de los mejores ejercicios en los últimos 30 años.
En 2019, la rentabilidad media en los fondos españoles fue del 7,23%, uno de los mejores ejercicios en los últimos 30 años.
  

Cuando una persona alcanza cierta estabilidad económica y consigue ahorrar algo de dinero, comienza a plantearse cómo puede sacarle partido a esa cantidad, para que además de contar con ella en el futuro pueda además ver crecer sus ingresos. Una de las mejores opciones para ello son los fondos de inversión, instituciones de inversión en las que los partícipes (clientes) realizan aportaciones y delegan las decisiones de inversión en gestores profesionales. 

Para Carlos Lasure, gestor de fondos de inversión de renta fija y de carteras mixtas en Ibercaja, los fondos de inversión son el instrumento más seguro que existe a día de hoy para realizar inversiones financieras, "porque vamos a beneficiarnos de una cartera diversificada, porque vamos a invertir en activos líquidos, es decir, aquellos que vamos a poder convertir en efectivo en un periodo de tiempo muy corto y porque es la forma más sencilla de invertir en las compañías más grandes del mundo", detalla.

1

Se adaptan a cada tipo de inversor

Existen muchas tipologías de fondos de inversión -fijos, mixtos, variables, garantizados-, pensados para diferentes perfiles de inversores y para el riesgo que están dispuestos a asumir con la gestión de su dinero. "Los fondos de renta fija, al invertir en bonos tienen un menor riesgo de crédito que los fondos que invierten en acciones, ya que cuando una compañía quiebra los primeros que pierden son los accionistas y por tanto tienen un mayor riesgo de crédito", explica Lasure. "Los fondos mixtos serían los siguientes en la escala de riesgo, ya que combinan un porcentaje de inversión en bonos y en acciones. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el porcentaje de inversión en renta fija en un fondo mixto, menor es el riesgo del fondo. Por el contrario, cuanto mayor sea el porcentaje de inversión en renta variable mayor será el riesgo asumido con el fondo".

2

Existe la figura del asesor

Los fondos de inversión tienen dos riesgos principales: el riesgo de crédito y el riesgo de mercado. "El riesgo de crédito es el riesgo de que una compañía quiebre y por tanto el valor de tu inversión pase a ser cero. Por ello, los profesionales financieros diversificamos las inversiones. Pero también analizamos y seleccionamos compañías de forma activa para evitar tener inversiones en compañías que puedan generarnos este riesgo", apunta este experto.

3

Se puede controlar el riesgo

"El segundo riesgo, el riesgo de mercado, es la variación que experimenta el valor de una inversión al fluctuar su precio. En este caso, el riesgo de mercado no lo podemos evitar, pero sí que lo podemos controlar. Así, en función del riesgo de mercado que queremos asumir podemos realizar inversiones en activos más seguros o más arriesgados", explica.

"Los fondos de inversión permiten invertir en activos líquidos, es decir, aquellos que vamos a poder convertir en efectivo en un periodo de tiempo muy corto"

Rentabilidad y otros riesgos

A la hora de sacar el máximo partido a este producto financiero, todo depende del tipo de fondo de inversión seleccionado: en el caso de ser de renta fija, "la rentabilidad que se puede obtener a futuro es relativamente sencilla de obtener si inviertes a largo plazo"; en el caso de la renta variable, "hay que fijarse en las rentabilidades históricas del activo en el que invierte"; y en los fondos mixtos la rentabilidad oscila entre ambos tipos, "aproximándose más a las cifras de renta variable cuanto mayor porcentaje de inversión tenga en este activo", resume el experto.

Ante el supuesto de quiebra del banco con el que se gestiona el fondo de inversión, Lasure aclara que en ningún caso el cliente perdería su dinero: "Hay que entender que el dinero no está depositado en la entidad con la que has contratado el fondo de inversión, esa entidad tan solo toma las decisiones de inversión sobre el fondo de inversión y se denomina entidad gestora". Sobre si están garantizados por el Estado, el experto hace una puntualización: "Los fondos de inversión no están garantizados por el estado, aunque si un fondo de inversión invierte en deuda pública del Estado, le está prestando dinero al gobierno y por tanto la garantía de devolver ese dinero prestado no deja de ser pública", concluye

  • Visita 'Vamos con tu futuro' y sea cual sea tu preocupación seis expertos de Ibercaja te ayudarán a resolverla.
Etiquetas