Despliega el menú
Branded
Suscríbete

En colaboración con turismo de aragón

El Serrablo muestra al viajero su tesoro medieval

La conocida como ‘Ruta de Serrablo’ permite descubrir auténticas joyas románicas, con más de mil años de antigüedad y estilo arquitectónico similar, edificadas en los siglos X y XI, a las puertas del valle de Tena.

La iglesia de Santa Eulalia de Susín, se enmarca en un entorno de gran belleza
La iglesia de Santa Eulalia de Susín, se enmarca en un entorno de gran belleza
Rafael Gobantes

Ubicado en una antigua herrería, muy cerca de la iglesia de Larrede, se levanta desde hace años el centro de interpretación de las iglesias que componen la conocida como ‘Ruta de Serrablo’ , que está marcada, como bien dicen sus vecinos, por la belleza de las piedras que permitieron levantar estas construcciones allá por los siglos X y XI.

Aunque el recorrido por las iglesias se puede hacer partiendo del lugar que cada uno elija, dependiendo de sus gustos y preferencias, lo cierto es que este centro de interpretación es un buen punto de salida, ya que explica, de una manera didáctica y atractiva, las curiosidades de cada una de las iglesias que componen esta ruta y que se caracterizan por poseer las características propias del románico lombardo: pequeño tamaño, una sola nave con ábside, esbeltas torres-campanario...

Situadas en las márgenes del río Gallego, las iglesias que salen al paso del viajero son las siguientes:San Martín de Arto, San Juan de Busa, Gavín, Isún, Javierrelatre, Lárrede, Lasieso, Latre, Oliván, Ordovés, San Miguel de Orna, Orós Bajo, San Juan de Orús, Satué y Susín.

La iglesia de San Juan de Busa se sitúa sobre una pradera de camino a Oliván.
*

¿Qué iglesias visitamos?

Su principal encanto radica en el maravilloso emplazamiento de cada una de ellas, ubicadas en pequeños pueblos pirenaicos del entorno del río Gállego. Las iglesias son:
-San Martín de Arto.
-San Juan de Busa.
-San Bartolomé de Gavín.
-Santa María de Isún de Basa.
-Iglesia de Javierrelatre.
-San Pedro de Lárrede.
-San Pedro de Lasieso.
-San Miguel de Latre.
-San Martín de Oliván.
-San Martín de Ordovés.
-San Miguel de Orna.
-Santa Eulalia de Orós Bajo.
-San Juan de Orús.
-San Andrés de Satué.
-Santa Eulalia de Susín.

Además, a lo largo del camino se pueden encontrar restos aislados de lo que en su día fueron otras iglesias que pertenecen a este grupo, en lugares como Yésero, Sta. María de Espierre, San Urbez...

Partiendo de la localidad de Sabiñánigo, una de las primeras iglesias de la ‘Ruta de Serrablo’ que sale al encuentro del caminante es la de San Andrés de Satué, que está situada en el punto más elevado del pueblo y cuya construcción está fechada en torno a los años 1050-1060. Muy próxima a ella se levanta otra joya de esta ruta, la parroquial de Santa María Isún de Basa, que consta de una nave rectangular, ábside semicircular y torre-campanario de época muy posterior, en concreto del siglo XVI. Declarada Bien de Interés Cultural, el acceso a esta edificación se realiza desde Sardas.

El resto del recorrido se plantea subiendo hacia el norte, en dirección a Biescas, y en él se puede disfrutar de estas otras iglesias:

San Miguel de Orna

Esta edificación es de las pocas que se encuentran en la margen derecha del río Gállego, cerca de Sabiñánigo. Dedicada a San Miguel, fue levantada a finales del XI, a instancias de Sancho Íñiguez. En ella coexiste una mezcla de estilos lombardo y jaqués.

La de Larrede es una de las 15 iglesias que forman parte de la Ruta del Serrablo
La de Larrede es una de las 15 iglesias que forman parte de la Ruta del Serrablo
Gobierno de Aragón

San Pedro de Lárrede

Esta parroquial, levantada en honor de San Pedro, es el ejemplo más conocido y el más característico del románico del Gállego, de hecho se le denomina estilo larredense por este motivo. Los historiadores aseguran que su constructor fue el mismo que levantó la de Satué y de este maestro trataron de replicar su obra otros artistas en Busa y Susín, con menor acierto.

El elemento más icónico de este templo, al igual que ocurre con otros del resto de la ruta, es su torre campanario, que se levanta sobre la capilla lateral norte y que se eleva alrededor de 17 metros sobre el nivel del suelo, por lo que los vecinos la consideran el gran faro de referencia de la zona. En esta localidad, se encuentra el Centro de Interpretación de la ruta, que merece la pena visitar para hacerse una idea global del conjunto.

San Juan de Busa

Mandada construir por Ramón Guillén, entre 1060 y 1070, la iglesia de San Juan Bautista de Busa es el único edificio que se conserva de un poblado que desapareció con el paso del tiempo. Sus piedras siguen hoy en día en pie gracias a las labores de reconstrucción que llevó a cabo, hace décadas, la Asociación Amigos de Serrablo. Entre sus muchas particularidades destaca el hecho de que en la puerta de acceso hay, en la arquivolta superior, una decoración de palmetas, algo muy raro en el románico del Gállego, que, si por algo se caracteriza, es por la ausencia de decoración.

San Juan de Busa tiene la particularidad de que es una iglesia sin campanario.
San Juan de Busa tiene la particularidad de que es una iglesia sin campanario.
H.A.

Santa Eulalia de Susín

Aunque sus orígenes se sitúan en el siglo XI, la parroquial de Susín, con advocación a Santa Eulalia, sufrió importantes reformas en el S. XVII, hasta el punto de que se llegó a invertir la orientación de la iglesia, además de construir una torre que atravesó la bóveda del ábside y recrecer la nave. Su visita merece mucho la pena para disfrutar de los restos de la primitiva iglesia, de la que se conserva la cabecera con un ábside semicircular.

Oliván

Enclavada en un lugar privilegiado del valle de Tena, el edificio original de la iglesia de Oliván, contaba con una sola nave, pero se añadió otra posterior en el siglo XVII, de menor anchura, por el costado sur, donde, según los estudiosos, se localizaba la puerta original. En la parte exterior del ábside se puede ver la característica decoración de estas iglesias, con una banda de arcos ciegos sobre lesenas.

Orós Bajo

Precedida por un camino que transcurre entre prados y huertas que en esta época del año comienzan a mostrar los colores típicos otoñales, la iglesia de Orós Bajo destaca por su ábside, con los típicos arquillos ciegos, pero sin friso de rollos o baquetones superior. La nave se ilumina mediante tres ventanales que se abren en lo alto del muro sur, y otra más en la zona de poniente.

San Bartolomé de Gavín

Ya más cerca de Biescas, punto y final de este recorrido, se encuentra la iglesia de San Bartolomé de Gavín. Una de sus peculiaridades es que se encuentra situada en medio del monte, junto a un prado, un lugar idílico para disfrutar ahora, en otoño, de la belleza de esta iglesia, una de las muestras más destacadas de todo el conjunto serrablés.

Un recorrido en el que no están todas las iglesias, pero si algunas de las más representativas, que recogen la historia de los maestros canteros y los constructores que hace más de mil años levantaron con sus manos y su creatividad unos edificios que han resistido el paso del tiempo y los envites de la historia.

La de Larrede es una de las 15 iglesias que forman parte de la Ruta del Serrablo
1

Para no perderse

Amigos de Serrablo. El nacimiento de la Asociación Amigos de Serrablo, gracias al impulso de personas como Julio Gavín o Antonio Durán, fue clave para restaurar estas pequeñas iglesias rurales medievales que, a partir de entonces, se van a conocer como ‘iglesias mozárabes de Serrablo’ y que pasarán a convertirse en una de las señas de identidad de este privilegiado rincón del valle de Tena, donde patrimonio y naturaleza se convierten en sus principales características.
Toda la información. Los datos sobre el recorrido, las iglesias y sus características se pueden encontrar en: 
www.pirineosaltogallego.com/cultura/iglesias-del-serrablo
www.serrablo.org
También se puede acceder a la ruta, cómodamente, desde la táblet o el móvil (Android o Ios) con la aplicación (en aragonés): lIesias de Sarrablo

Iglesia de San Pedro de Lárrede
2

Todo el saber en el centro de interpretación

Bajo el lema ‘La belleza de las piedras’, el Centro de Interpretación de Larrede recoge una completa reseña sobre cada una de las iglesias que componen esta ruta y un mapa de localización, cuyos textos están escritos en castellano, inglés, francés y aragonés. Su finalidad principal es difundir, de una manera didáctica y atractiva para el visitante, la riqueza patrimonial y artística de estos tesoros que conforman la ruta de Serrablo. La exposición puede verse todos los días del año, ya que el centro no tiene horario y puede ser visitado cuando se desee.

Iglesia de San Juan de Busa, entre Lárrede y Oliván
3

Visitas

Lugar. Las visitas guiadas arrancan en San Pedro de Lárrede.
Fechas. Hasta el 28 de mayo de 2022, los sábados y festivos, de 11.30 a 13.30 . Los festivos son: 12 y 31 de octubre; 5, 6, 8, 26 y 31 de diciembre, 2 de enero, 15 y 17 de abril y 1 de mayo.
Precio. 3 euros (menores de 12 años gratis). Solicita la reserva enviando un e-mail a: iglesiasdeserrablo@gmail.com

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión