Despliega el menú
Branded
Suscríbete

paraescalada

Raúl Simón: "Cualquier persona con discapacidad puede escalar sin ninguna adaptación"

El paradeportista zaragozano Raúl Simón destaca que no hay limitaciones físicas para que todo el mundo pueda disfrutar de las actividades de montaña.

Raúl Simón ganó en septiembre el bronce en el Campeonato del Mundo de Paraescalada en la categoría B, deportistas con discapacidad visual grave.
Raúl Simón ganó en septiembre el bronce en el Campeonato del Mundo de Paraescalada en la categoría B, deportistas con discapacidad visual grave.
FAM

La medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Paraescalada, conseguida el 17 de septiembre en Moscú, es el último triunfo del deportista aragonés Raúl Simón. Se suma al oro de este año en la Copa del Mundo en Innsbruck (Austria), la plata en el Campeonato de 2018 o siete títulos nacionales. Practicante de escalada desde niño, Raúl perdió con más de treinta años la mayor parte de la visión por la enfermedad de Stargardt, pero después ha seguido mostrando que el montañismo es una vía de integración con su trayectoria deportiva y su labor como vocal del comité 'Montaña para Todos' de la Federación Aragonesa de Montañismo.

¿Cómo escala una persona con discapacidad visual?

Contamos con la ayuda del flaseador, un guía que estudia la vía y, por micrófono, nos da indicaciones. Yo compito en el grupo B2, con resto de visión, y puedo distinguir la presa en la pared porque se usan contrastes fuertes, pero necesito sus explicaciones sobre su relieve y cómo agarrarla. Es importante contar con alguien que te conozca porque tiene que adaptarse también a mi estilo de escalar.

Pero además, entrena, hace escalada en roca y alta montaña…

Yo comencé a escalar de niño, en los mallos de Riglos. Entreno porque me gusta y no me cuesta, pero no sigo ningún plan específico para la competición. Practico en rocódromo y hago ejercicio físico en gimnasio, pero sobre todo necesito que el entrenamiento sea divertido. Es verdad que cuando empecé, me centraba más en competir, pero cambié la forma de verlo y con esa tranquilidad, disfruto más y hasta he tenido mejores resultados, aunque por edad estoy ya de salida. En la montaña sí noto más limitaciones, porque no hay contrastes, una presa puede ser un hueco en lugar de un resalte… Pero si puedo menos, pues hasta donde llegue. Siempre intento que mis limitaciones no se noten. Con mi vista me supone más esfuerzo, tengo que ir al cien por cien, donde otras personas solo ponen el ochenta; pero sucede lo mismo que con cualquier otra actividad.

"Cuando empecé, me centraba más en competir, pero cambié la forma de verlo y con esa tranquilidad, disfruto más y hasta he tenido mejores resultados"

¿Todavía llama la atención que una persona con alguna discapacidad puede hacer lo que cualquier otra?

Aún te encuentras con situaciones así. Por eso los eventos compartidos, en los que competimos con los deportistas sin discapacidad, son un superacierto. Nos dan una visibilidad ante el público que no podríamos tener de otro modo y desde luego el público empatiza mucho; no tanto en mi caso, pero sorprende ver cómo pueden escalar deportistas con las piernas amputadas.

Su afición al montañismo era previa, ¿pero cómo animaría a probar la paraescalada a alguien novato?

Yo pienso que es prioritario salir de la zona de confort porque el entorno puede generar más discapacidad. Puedes ver ejemplos de gente ciega con una autonomía y unas capacidades impresionantes, así que no hay que ponerse excusas. Además me parece que es una vía estupenda para interactuar con gente fuera. Y sobre todo, es un deporte que, a diferencia de otros, no requiere ninguna adaptación. El equipo necesario y las instalaciones son los mismos que para cualquier otra persona. Se necesita ayuda al principio, pero lo mismo que todos los que comienzan.

¿Y cómo trabaja la vocalía de Montaña para Todos, de la que se encarga en la FAM?

Participamos en las competiciones de escalada y, así, en noviembre, en el Campeonato de España intentaremos estar presentes en distintas categorías de discapacidad visual y física. Es un campo en el que queremos captar a más gente, aprovechando el tirón de la escalada deportiva y que en los rocódromos soy conocido. Pero también estamos para apoyar a todos los federados que lo soliciten, más allá de la competición. Si alguno se plantea, por ejemplo, subir un tres mil, ayudarle a contar con herramientas como la barra de transferencia y voluntarios para acompañarle. Así, este año, tras las últimas elecciones, se ha cambiado el nombre de la vocalía de Discapacidad al de Montaña para Todos para transmitir la idea de que todo el mundo puede disfrutar de las actividades de montaña.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión