Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

¿Sabes lo que es un personal shopper inmobiliario?

Con Häuse podrás ahorrar tiempo y dinero cuando vas a comprar una casa.

Un cliente junto a David Torres, de Häuse.
Un cliente junto a David Torres, de Häuse.

Seguro que sabes lo que es un personal shopper, pero nunca te habías planteado que esta figura también existe en el sector inmobiliario. De hecho, no hace mucho tiempo que ha llegado a Zaragoza. ¿Sabes cómo puede ayudarte? Un personal shopper inmobiliario como HÄUSE Zaragoza te permitirá ahorrar tiempo y dinero cuando vas a comprar una casa. 

Carmen García también desconocía este servicio, pero se animó a usarlo y ha quedado muy satisfecha con la ayuda que tuvo con David Torres, el ‘personal shopper’ inmobiliario (PSI) de HÄUSE Zaragoza. “Era mi primera experiencia, nunca había oído hablar de este servicio”, explica.

La figura del asesor inmobiliario o agente del comprador, un valor en alza, consiste en defender, de forma exclusiva y determinante, los intereses de su cliente en la compra o inversión de un inmueble. García desconocía a qué se dedicaba HÄUSE Zaragoza y, aunque al principio tenía dudas, se decidió: “Lo consulté con familiares y amigos. Quería que alguien me aconsejase en una decisión tan importante”.

Pero, ¿cómo trabaja un PSI? Lo primero es conocer las necesidades y motivaciones del cliente a través de una entrevista en profundidad. “Al principio, te ayudan a fijar los criterios de calidad: características, limitaciones, precio… Fijar objetivos realistas dentro de mis preferencias”, comenta la clienta. Lo segundo es la búsqueda del inmueble por parte del PSI, quien realiza una selección de entre los que se ajustan a los parámetros acordados con el cliente para, después, poder visitarlos juntos. Previo a ello, el PSI visita, valora e investiga decenas de viviendas por su cuenta, ahorrando tiempo al cliente. Una vez encontrado el piso ideal, el PSI negocia su precio y, posteriormente, prepara toda la documentación que hay que firmar. Pero su trabajo no termina ahí: existe un servicio posventa en el que el PSI asesora sobre todos los trámites legales, además de las reformas que haya que hacer.

García ha encontrado su piso ideal de manera sencilla y segura gracias a la colaboración de HÄUSE Zaragoza. “Habría que preguntarles a ellos que son quienes han aguantado mi tozudez, pero creo que he encontrado la vivienda que se ajusta a mí a la perfección”, bromea.

Diferencias con una inmobiliaria

Cada vez son más las personas que optan por este servicio ante los de una inmobiliaria. “La oferta de inmuebles a la que se accede por el servicio de PSI es mucho mayor y ofrece bastantes más posibilidades. La inmobiliaria tiene un objetivo: vender sus pisos. Se ajustan a su cartera y no tanto al comprador. De esta forma, en cambio, he encontrado un hogar para mí que encaja con mis gustos, necesidades y posibilidades”, reconoce García.

"Estoy segura de que no me he equivocado con la elección". "La oferta de inmuebles a la que se accede es mucho mayor y hay más posibilidades".

La clienta ha quedado realmente encantada con el trabajo de Torres y HÄUSE Zaragoza, y admite que piensa volver a pedirles ayuda en todo lo que necesite: “Estoy segura de que no me he equivocado con la elección. Si lo vuelvo a necesitar, volvería a contratar este servicio sin duda alguna”. “Recomiendo a todo el mundo que se deje aconsejar en un aspecto tan importante como este por la tranquilidad y seguridad que genera. Primero, el confiar en una persona con amplios conocimientos del tema que se posiciona de tu parte y, segundo, el saber que has acertado con la elección”, concluye García.

Además, una de las ventajas con las que cuenta HÄUSE Zaragoza es que se dedican también a las reformas e interiorismo, por lo que se ofrece al cliente la posibilidad de seguir contando con la misma persona de referencia desde la compra del inmueble hasta el término de las reformas. El ahorro en el precio final de la vivienda es otra de las ventajas, llegando hasta incluso un 20% de rebaja, lo que supone miles de euros del presupuesto de compra con el que, por ejemplo, cubrir los impuestos de la transacción, entre otros. Un servicio que los clientes valoran, cada vez más, como una inversión y no como un gasto, a la hora de adquirir su lugar en el que vivir.

Etiquetas