Branded
Suscríbete por 1€
en colaboración con diputación de teruel 

Teruel, un destino 'tranquitenso' y 'cosmopueblita' para disfrutar del 'frescalor'

La provincia turolense es el destino idóneo para disfrutar de las próximas vacaciones, aprovechando además los bonos turísticos del Gobierno de Aragón.

El Salt de la Portellada, un salto de agua del río Tastavins en la comarca del Matarraña, es uno de los paisajes naturales más bonitos de la provincia turolense.
El Salt de la Portellada, un salto de agua del río Tastavins en la comarca del Matarraña, es uno de los paisajes naturales más bonitos de la provincia turolense.
DPT

Es difícil encontrar las palabras adecuadas para definir la provincia de Teruel, sus pueblos y ciudades, sus paisajes y sus propuestas turísticas. De las 88.000 palabras que componen el diccionario de la Real Academia de la Lengua, no hay ninguna capaz de concretar todo lo que ofrece esta tierra de contrastes, pero sí la fusión de algunas de ellas: 'rapilento', 'cosmopueblita', 'frescalor' o 'tranquitenso' son algunas de ellas. 

'Rapilento' porque puede disfrutarse al modo 'slow' recorriendo sus carreteras y senderos sin prisas u optar por el modo competición en espacios y eventos únicos para 'la vida deprisa'; 'cosmopueblita' porque ofrece lo mejor del entorno rural, como el contacto con la naturaleza y los productos de kilómetro cero, y aúna diversidad de propuestas culturales y gastronómicas como las que se encuentran en cualquier ciudad; 'frescalor' porque el día invita a largos baños en sus piscinas naturales y la noche a abrigarse para contemplar las estrellas; y 'tranquitenso' porque es el destino idóneo para desconectar, pero también para descargar adrenalina y vivir emociones fuertes. 

Uno de los principales destinos si se viaja a la provincia turolense es el recorrido que conforman 'Los pueblos más bonitos de España': Valderrobres, Albarracín, Calaceite, Mirambel, Puertomingalvo, Rubielos de Mora y Cantavieja. Estas siete localidades ofrecen tranquilos recorridos por sus calles empedradas y de estilo medieval, además de paisajes naturales inigualables.Otro destino de gran interés es Calanda, que gracias a la figura de Luis Buñuel se ha convertido en un sinónimo de la cultura más cosmopolita. El Centro Buñuel Calanda alberga una exposición permanente del artista y su obra para adentrarse en el fascinante universo del director de 'Un perro andaluz'. También en Rubielos de Mora, otro creador aragonés, el pintor Salvador Victoria, natal de este municipio turolense, cuenta con otro de los museos de vanguardia ubicados en la provincia.

Para los que buscan experiencias más auténticas, también se puede disfrutar de ser pastor por un día en Guadalaviar, conocer el proceso de curación del jamón en La Puebla de Valverde o participar en la recolección de trufas en Sarrión. Otras atracciones son el parque Dinópolis y sus subsedes, que muestran los descubrimientos de uno de los territorios con más yacimientos paleontológicos del país;  la empresa de turismo activo Albarracín Aventura, la naturaleza salvaje del parque faunístico La Maleza, la bajada a las profundidades del Museo Minero de Escucha o la exposición de armas de asedio del Castillo de Peracense.

El parque de Dinópolis es uno de los principales activos de la provincia.
El parque de Dinópolis es uno de los principales activos de la provincia.
DPT

Naturaleza

Gran parte de la provincia cuenta con el reconocimiento internacional Starlight, que la certifica como territorio ideal para ver las estrellas por su escasa contaminación lumínica. Una manera única para ver las constelaciones al fresco, porque hay lugares en los que, incluso en verano, es necesario tirar de chaqueta al caer la noche. Por el día, para combatir los efectos del calor veraniego, Teruel cuenta con espacios naturales refrescantes, cascadas y parajes acuáticos como el Salt de La Portellada, el Parrisal de Beceite, los cañones de Valloré en Aliaga, los estrechos del río Ebrón en El Cuervo o los del río Blanco a su paso por Calomarde. Además de fuente de vida, en Teruel el agua también ha dejado su huella como escultora en espectaculares formaciones como las cuevas de Molinos o la Sima de San Pedro de Oliete.

Otro de los atractivos turísticos más interesante es el circuito de Motorland Aragón, en Alcañiz, que alberga algunas de las pruebas más importantes del mundo del motociclismo y permite al visitante no solo disfrutar de la alta competición, sino de visitas a las instalaciones, cursos de pilotaje y experiencias al volante en vehículos de alta gama. Para los amantes de la carretera, también existen rutas 'slow driving' por el Maestrazgo, la de la Toscana aragonesa (por comarca del Matarraña y el Bajo Aragón) o 'The Silent Route', un apasionante vieja por la A-1702 en la que disfrutar de curvas y naturaleza.  Para más emociones fuertes, nada como la tirolina de Fuentespalda, recorrer las rutas BTT o, en invierno, deslizarse por las pistas de esquí de Valdelinares y Javalambre.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas