Despliega el menú
Branded

Agenda 2030

Cuando existe el deber de actuar «como un solo mundo»

En la Cumbre de las Naciones Unidas para la Adopción de la Agenda 2030 el Rey Felipe VI pidió a los jefes de Gobierno de la Asamblea General trabajar juntos por los compromisos.

Pleno del Consejo de Seguridad en la sede de Naciones Unidad en Nueva York.
Pleno del Consejo de Seguridad en la sede de Naciones Unidad en Nueva York.
EFE

El Gobierno de España ha trabajado activamente en la elaboración de la Agenda 2030, antes incluso de que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara en septiembre de 2015 esta agenda universal y transformadora. Tal y como recoge el Ministerio de Asuntos Exteriores en su página web, España ayudó a través de un proceso participativo que incluyó el trabajo de académicos, expertos y representes de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas.

Después de la ayuda prestada por los gobiernos, la estrategia redactada y aprobada por los Estados miembros de las Naciones Unidas regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos quince años. Al adoptarla, los países se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

El Rey Felipe VI plasmó este compromiso en la Cumbre de las Naciones Unidas para la Adopción de la Agenda 2030 celebrada en Nueva York. Frente a más de un centenar de jefes de Estado y 80 de Gobierno pidió a los países representados «actuar como un solo mundo». Esta es la única forma, destacó el monarca, de hacer realidad los compromisos de la agenda internacional de Desarrollo Sostenible dirigidos a «transformar el mundo en los próximos 15 años» para «librarlo de la pobreza extrema y del hambre que todavía hoy afligen a buena parte de la Humanidad», apuntó el soberano.

Fondo ODM

El Rey Felipe VI explicó que España apoyó «de manera decidida» los Objetivos de Desarrollo del Milenio a través del Fondo ODM (Fondo para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio), con la mayor aportación realizada por un solo país para la consecución de dichos Objetivos.

El Rey concluyó su intervención recordando: «Nuestra política de cooperación está, asimismo, alineada con la Agenda 2030, y la ayuda oficial al desarrollo es uno de sus pilares. Estamos comprometidos, junto con la Unión Europea, con el objetivo de dedicar a dicha ayuda un 0,7 de nuestro PIB en el horizonte de 2030, con el énfasis en los países menos avanzados.

Ahora, existen 17 objetivos de desarrollo sostenible con 169 metas, a diferencia de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) con 21 metas. Los complejos desafíos que existen en el mundo hoy en día exigen que una amplia gama de cuestiones estén cubiertas. Es, asimismo, fundamental abordar las causas fundamentales de los problemas y no solo los síntomas. 

Etiquetas
Comentarios