Despliega el menú
Branded

Cómo vender un piso rápido con la ayuda de pequeñas mejoras

Los arreglos previos a la venta de la vivienda comienzan antes de fotografiarla para los anuncios y ayudan a que el posible comprador se imagine un futuro en ella.

Una manera de aumentar el valor de la vivienda es convertirla en una eficiente instalando ventanas y puertas aislantes.
Una manera de aumentar el valor de la vivienda es convertirla en una eficiente instalando ventanas y puertas aislantes.
Pixabay

Si quieres vender rápido un piso existen algunas mejoras que puedes hacer, incluso sin gastar dinero, con las que conseguirás que tu casa se venda antes y aumente su valor.

Estos arreglos previos a la venta de la vivienda comienzan antes de fotografiarla para los anuncios. Gracias a estos consejos de Tecnocasa, tu casa conseguirá un aspecto más neutro que atraerá a los posibles compradores.

La primera mejora, y también la más sencilla y barata, es ordenar la casa y deshacerse de todo lo que no necesites. El objetivo es que la vivienda se vea lo más diáfana posible. Al intentar retirar, sobre todo, los objetos más personales del inmueble, como fotografías o recuerdos, los posibles compradores no asociarán la casa con una familia. Las visitas podrán imaginarse mejor viviendo en ella si no hay objetos muy personales.

Lo mismo se debe hacer con los muebles. Si la casa en venta es en la que has vivido con tu familia, seguro que tienes muchos muebles auxiliares (cómodas, zapateros o estanterías) que son útiles, pero molestos para las visitas y para vender un piso rápido.

Consigue un aspecto neutro

Para lograr un aspecto todavía más neutro es recomendable retirar los complementos muy vistosos. Puedes colocar en las camas textiles de un solo color para dar un aspecto más sencillo. Es también una buena idea retirar las alfombras o los cojines de los sofás. Aunque a ti te gusten, puede que al futuro comprador no. Además, todos estos objetos recargan los espacios y los hacen visualmente más pequeños.

La limpieza a fondo del inmueble es otra medida muy importante, sobre todo cuando comienzan las visitas a tu piso. Una casa despejada, limpia y que huela bien dará una mejor impresión a los posibles compradores.

Ilumina la vivienda para venderla rápido

La iluminación es un aspecto muy importante a la hora de enseñar una casa. Hay que procurar que la luz sea buena, tanto a la hora de hacer las fotos como cuando lleguen las visitas. Se debe usar al máximo la luz natural y también revisar que la artificial sea óptima.

También controlar que todas las bombillas de la casa funcionen. Si detectas que hay rincones oscuros en tu casa que no dan buena impresión, no dudes en comprar lámparas nuevas. Se trata de una buena inversión para vender un piso rápido.

Potenciar los activos de la casa

Impulsar lo mejor de tu casa para que la vista de los compradores se vaya ahí, ese es el objetivo. Por ejemplo, si tienes una terraza, límpiala bien y ponla bonita para que los potenciales compradores no puedan olvidarse de ella a la hora de elegir su piso nuevo.

Estas serían todas las medidas que no implican gastarse dinero, pero si estás dispuesto a gastar un poco más para vender tu piso rápido y aumentar su valor, puedes llevar a cabo muchas más. Un ejemplo es pintar la casa apostando por el color blanco o neutro para las paredes. Los futuros inquilinos ya la pintarán como quieran, pero de esta manera se la pueden imaginar como un lienzo en blanco su nuevo hogar.

Igual también necesites tirar algún tabique si tu vivienda tiene varias habitaciones, pero pequeñas. Otra forma de aumenta el valor de la vivienda es convertirla en un inmueble eficiente, instalando ventanas y puertas aislantes o comprar nuevos electrodomésticos eficientes. 

Etiquetas