Despliega el menú
Branded
#quédateenaragón

Un privilegiado mirador plagado de experiencias por descubrir

La comarca La Hoya de Huesca ofrece naturaleza, cultura, actividades de aventura y un sinfín de opciones para quienes se acerquen al corazón del Prepirineo.

A poco más de una hora de la capital aragonesa, en el corazón del Prepirineo se extiende la comarca de la Hoya de Huesca, un territorio de transición entre las llanuras cerealistas y el Pirineo axial que aguarda un sinfín de propuestas de naturaleza y cultura, algunas de ellas referentes extraordinarios, como el majestuoso castillo de Loarre o el imponente Reino de los Mallos, pero multitud de ellas todavía no vividas.

Experiencias para distintos perfiles de visitantes, en un entorno rural tranquilo, de rutas, enclaves pintorescos y tesoros sorprendentes, para descubrir sin bullicio y sin más sonido de fondo que la calma del entorno.

Naturaleza vibrante

La comarca de la Hoya de Huesca es en sí misma un gran mirador privilegiado con doble vertiente a las sierras pirenaicas en dirección norte y al llano hasta el valle del Ebro en días claros hacia el sur. Sus sierras, como cinturón de avanzadilla de las rotundas cumbres pirenaicas, albergan innumerables recorridos por la naturaleza que aún sorprenden a senderistas que ya acumulan kilómetros en su mochila (Vadiello de aguas turquesas y el itinerario de sus ermitas, los acantilados de Cienfuens, el Tozal de Guara, el valle de Nocito…). Un práctico buscador ayuda a encontrar la ruta a pie o en BTT más adecuada por la comarca, y por algunos de sus rincones de belleza abrumadora, como los barrancos y gargantas de la Sierra de Guara, la singular silueta de la Peña de Mediodía en Piracés o los humedales del pantano de la Sotonera y la alberca Alboré, ‘fonda’ de paso para las aves migrantes y santuario para su observación y aprendizaje. Los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba de Murillo de Gállego, declarados Monumento Natural, esculpidos por la naturaleza durante 6 millones de años, son uno de los destinos clásicos para los amantes de la escalada y para observar sus pobladas colonias de rapaces, además del emocionante cañón del río Gállego para la práctica de kayak o rafting u otras modalidades de turismo activo.

Patrimonio histórico-artístico

En cuanto al patrimonio histórico-artístico, el carácter de encuentro cultural de esta tierra de frontera ha dejado un legado medieval y renacentista de excepción en joyas indispensables como la colegiata de Bolea, el castillo de Loarre, la enigmática iglesia románica inacabada de Santiago de Agüero o la maravillosa Iglesia de San Miguel de Foces con sus pinturas murales, dignas de admiración, y un legado de monumentos singulares, que hipnotizan al viajero que va escrutando este tapiz rural. Y aquí aparecen sus innumerables ermitas encaramadas en roquedos, parroquiales medievales, el valioso legado de sus pozos de hielo, museos etnográficos como el Museo del Órgano de Agüero o el Museo del Traje de Alerre o patrimonio militar defensivo como el Castillo de Montearagón o la torre medieval de Santa Eulalia la Mayor. Algunos de estos espacios se abren al público entre mayo y octubre, explicados por informadores locales, dentro del programa especial ‘Puertas Abiertas’ que desde hace varios años organiza la comarca.

Viajar con niños

Observar rapaces es una de las actividades para niños que se pueden hacer en la comarca Hoya de Huesca.
Observar rapaces es una de las actividades para niños que se pueden hacer en la comarca Hoya de Huesca.
Comarca Hoya de Huesca

El activo tejido empresarial de la zona también ha sido factor decisivo en la oferta de experiencias de turismo activo y en procurar estancias didácticas, diferentes y enriquecedoras para quienes viajan con niños. Observar y alimentar rapaces en su propio hábitat, descifrar la historia de la tierra a través de las caprichosas formas de su geología, alimentar animales en una granja escuela o conocer cómo vivieron nuestros abuelos en infraestructuras recuperadas como el viejo molino de aceite de Castilsabás o el ‘Pozo Chelo’ y el centro de interpretación ‘El Bodegón’ de Almudévar, son algunas de estas opciones. Salidas lúdicas que pueden convertirse en vivencias didácticas gracias a ‘Las aventuras de Diana y Jonás en la Hoya de Huesca’, rutas en formato papel o app para móviles, donde a través de juegos y enigmas se sumerge a los niños en la reflexión y el conocimiento de los lugares que se visitan.

Y aún más, para aportar todavía estímulos en la visita de los pequeños exploradores, promover su curiosidad y el viaje con los ojos bien abiertos, atentos a las rutas de Geocaching de ‘Prepirineo Clandestino’, itinerarios culturales por todo el prepirineo plagados de tesoros escondidos para los visitantes más inquietos.

Programas de visitas guiadas y ecoturismo

Visitas guiadas por la comarca Hoya de Huesca.
Visitas guiadas por la comarca Hoya de Huesca.
Comarca Hoya de Huesca

Un año más, bulle el calendario de eventos de la comarca Hoya de Huesca desde la primavera hasta el otoño. Desde hace varios años se ha puesto en marcha un ambicioso y completo programa de visitas guiadas para distintos públicos, con el objetivo de profundizar en el patrimonio cultural, natural y etnográfico del territorio a través de experiencias diferentes.

Además del mencionado programa cultural de ‘Puertas Abiertas’, por el que abren al público una veintena de espacios singulares de interés normalmente no accesibles, y explicados por informadores locales, ya se han iniciado los programas de ecoturismo. Desde junio, se recorren algunos de los parajes naturales muy singulares de la comarca en itinerarios sencillos aptos para niños y con guías de interpretación ambiental en el programa de 'Puntos de Encuentro Naturales'. También se realizan amenas visitas guiadas por interesantes conjuntos urbanos de la comarca a través del programa 'Pueblos Contados', donde se relatan leyendas y curiosidades de su historia.

Y como experiencia singular, el 'Tren Geológico del Prepirineo', que esta temporada 2020 comenzará en septiembre, en la que, de la mano de expertos en geología, se descifra el paisaje de la comarca realizando varias etapas del tren Canfranero y con paradas para realizar recorridos de senderismo en los que se explican las formas e historia del paisaje. 

-Ir al especial #QuédateenAragón.

Etiquetas