Branded
Suscríbete
información remitida por bsh

BSH, más de 50 años trabajando por un futuro sostenible

Entendiendo que las empresas deben actuar como agentes de desarrollo y fomentar la mejora del bienestar general, desde BSH España trabajan con responsabilidad, teniendo en cuenta los impactos que su actividad tiene en la sociedad y el medioambiente.

En BSH se han sumado a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.
En BSH se han sumado a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.
BSH

BSH España actúa con responsabilidad, teniendo en cuenta los impactos que su actividad tiene en la sociedad y el medioambiente. Las empresas deben actuar como agentes de desarrollo, impactando positivamente en la forma de hacer negocios y mejora del bienestar del conjunto de la sociedad. Por eso, en BSH se suman a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, aprobados en 2015, y los añaden en su camino de la responsabilidad. Creen que es importante que estos objetivos se conozcan y, por eso, los integran en sus comunicaciones sobre iniciativas que desarrollan y que contribuyen al cumplimiento de estas metas en cada una de las tres grandes áreas: la medioambiental, la social y la económica, que llaman Planeta, Personas y Prosperidad.

Dirigen sus esfuerzos a iniciativas orientadas a la producción y el consumo responsable, al desarrollo de la innovación, aplicable a la industria y a sus productos, incluyendo innovación en reducción de emisiones de CO2. A lo largo de los años, han impulsado con éxito el desarrollo de productos, ahorrando energía y agua y minimizando el impacto ambiental de los mismos. Adicionalmente, han reducido constantemente su huella ecológica en la producción. Desde 2020, la empresa es neutra en emisiones de CO2 vía compensación y avanza con paso firme en la modificación de procesos para conseguir reducir al mínimo esa necesidad de compensación.

Para BSH, es prioritario prevenir la contaminación ambiental y el cambio climático de la mejor manera posible. Por eso, se esfuerzan por reducir su impacto y se centran en dos cuestiones principales: minimizar la contaminación y los residuos, utilizando los recursos de forma más eficiente y apostando por la economía circular a lo largo de toda la cadena de valor, desde el abastecimiento y la producción hasta el uso y la devolución, el reacondicionamiento, el reciclaje y la reutilización de los aparatos. De este modo, reducen las emisiones y mantienen el consumo de energía al mínimo.

En BSH tienen diversos ejemplos de economía circular. Han rediseñado un componente estructural de sus cocinas de inducción para poder utilizar material polipropileno 100% reciclado, que ofrece muchas posibilidades y que ya han introducido. Otro ejemplo es la colaboración que tienen desde 2015 con la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (Aeress), ayudándoles a recuperar y reparar electrodomésticos para darles una nueva vida.

Quieren que los consumidores disfruten de sus productos y servicios durante mucho tiempo. Por eso, todos sus productos se fabrican con los más altos estándares de calidad. Dado que la reparación es, en general, más sostenible que la sustitución, su servicio de atención al cliente trabaja para prolongar la vida útil de los aparatos. Además, BSH proporciona todas las piezas de repuesto 10 años después de la fabricación de la última unidad.

Con una esperanza de vida cada vez mayor, la sociedad está más envejecida, por eso es clave trabajar por el bienestar de las personas de todas las edades. Cuidar de la salud de los empleados es una prioridad y responsabilidad para las empresas, no solo en materia de prevención, sino también mejorando su salud. Estudios reflejan que más del 80% de los trabajadores padecerán alguna lesión de espalda lo largo de su vida laboral. Para investigar las causas y poder minimizarlas, colaboran con MAZ y la Universidad de San Jorge desde el año 2013, en el marco de la Cátedra Empresa Sana. En los estudios realizados hasta la fecha, han conseguido reducir las lesiones músculo esqueléticas en un 12%.

BSH fomenta la innovación abierta y colabora, participa y promueve diversas iniciativas y numerosos proyectos con organizaciones investigadoras y centros tecnológicos, asociaciones y entorno empresarial, instituciones académicas y administraciones públicas, como las Universidades de Zaragoza, Navarra y Cantabria, y los centros Salesianos y Fundación San Valero. Por otro lado, varios compañeros están colaborando con colegios a los que les ofrecen charlas y experimentos de ciencias para fomentar el interés por estas profesiones que van a tener tanta relevancia para el futuro.

Como empresa, también contribuyen socialmente a la sostenibilidad de su entorno. Su propietario, Bosch, es en realidad propiedad al 94% de una fundación que reinvierte los beneficios que obtiene en la sociedad. Por ejemplo, está muy implicada en investigación de salud, incluso tiene un hospital propio desde 1940.

Su objetivo es conseguir un futuro sostenible para todos, desarrollando su negocio sin comprometer la calidad de vida de las futuras generaciones, garantizando el equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del medioambiente y el bienestar social.

Neutros en emisiones de CO2

En sus ubicaciones, cada producto se desarrolla y fabrica sin dejar huella de aquellas emisiones sobre las que pueden influir. En España, por ejemplo, compran electricidad verde desde 2017, así que no se genera CO2 por este consumo. A pesar de ello, sí generan emisiones de CO2 por el consumo de gas natural o el consumo de combustible de los vehículos de empresa, y tienen que ser neutralizadas localmente mediante la compra de créditos de carbono. De esta manera están apoyando proyectos como la reforestación.

Otra vía para conseguir la neutralidad en emisiones de CO2 es aumentar la eficiencia energética, es decir, reducir la cantidad de energía que consumen y, por lo tanto, también la huella de CO2 resultante.

En BSH España cuentan con electricidad de origen renovable desde 2017. A futuro, seguirán trabajando en el aumento del uso de energía de origen renovable, la autogeneración de energía a partir de fuentes renovables y el aumento de la eficiencia energética.

Pero eso no es suficiente. También se ocupan de aquello en lo que no pueden influir directamente. En concreto, trabajan para reducir las emisiones de CO2 a lo largo de todo el ciclo de vida del producto, incluyendo la compra de materiales y transporte, y el uso de nuestros productos vendidos.

- Ir al especial Agenda 2030

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas