Despliega el menú
Branded
Suscríbete
EN COLABORACIÓN CON BOCLINIC

¿Acabas de cumplir 30? Así debes comenzar a cuidar tu piel

Aunque cualquier edad es buena para empezar a cuidarse el rostro, a partir de esta edad es aconsejable adoptar ciertas rutinas para evitar el envejecimiento prematuro.

A partir de la treintena, comienzan a notarse en el rostro los signos de la edad: ojeras más marcadas, arrugas o líneas de expresión.
A partir de la treintena, comienzan a notarse en el rostro los signos de la edad: ojeras más marcadas, arrugas o líneas de expresión.
Freepik

Lucir un rostro sano, equilibrado y lleno de vida requiere de una serie de cuidados que, cuanto antes se comiencen a realizar, mejor. Mantener la piel hidratada y libre de imperfecciones es muy sencillo si se siguen rutinas y tratamientos que contribuyan a ello, una tarea que, a partir de los 30 años, se convierte en esencial. 

La doctora Begoña Obensa, directora de la clínica de medicina estética de Zaragoza Boclinic (situada en Residencial Paraíso 7, 3ºC), explica que, a partir de esta edad, los signos del envejecimiento comienzan a notarse en la piel. Arrugas, ojeras marcadas y líneas de expresión pueden empezar a aparecer en el rostro, si bien es cierto que dependiendo de la genética de cada persona, así como de sus hábitos (tabaco, exposición al sol, etc), esta circunstancia puede darse antes o después de la treintena. En cualquier caso, lo más recomendable es dejarse asesorar por un especialista en medicina estética, quien recomendará, en cada caso, si es mejor seguir un tratamiento tópico o médico.

Rutina diaria

La doctora Obensa señala qué productos deben incorporarse a la rutina diaria: el fotoprotector, la crema hidratante, el sérum y el contorno de ojos. También son esenciales los productos limpiadores, como la leche limpiadora -la más recomendada-, el gel o el agua micelar. 

"El sol es el principal enemigo de la piel y el causante en muchos casos del envejecimiento prematuro", apunta la experta, en referencia al uso diario de este producto. La crema hidratante es responsable de mantener la hidratación de la piel y la elección de la misma debe hacerse dependiendo del tipo de piel. Los serums, por su parte, "son un producto muy potente desde el punto de vista estético, ya que su composición colabora activamente en la prevención del envejecimiento", indica. 

Respecto al contorno de ojos, este debe elegirse en función del tipo de ojera, algo que puede diagnosticar fácilmente un médico estético. "Esta es una de las zonas a las que más atención hay que prestar cuando avanzan los años. Es uno de los primeros signos en hacer su aparición, denotando no solo la edad, sino también un aspecto de cansancio y mirada triste", explica la doctora Obensa.

Los mejores tratamientos

Además de una rutina de hidratación correcta, existen una serie de tratamientos de medicina estética -rápidos, seguro s e indoloros- para tratar arrugas (que puedes eliminar con botox y/o rellenos) y ojeras (que puedes eliminar siguiendo estos tratamientos) . La doctora Obensa recuerda que estos deben hacerse siguiendo siempre los consejos de un médico estético, que determinará cuál es el mejor en cada caso. Junto a los ya mencionados se encuentran:

  • Peelings. Este tratamiento permite acelerar la exfoliación natural de la piel, atenuar arrugas y rejuvencer el rostro, empleando sustancias químicas como el fenol, el TCA, el pirúvico o el salicílico.
  • Peeling y mesoterapia. A los beneficios del peeling, se unen con las de la mesoterapia facial, que consiste en "la aplicación de una serie de microinyecciones en determinadas zonas clave para reponer vitaminas, oligoelementos, minerales o ácido hialurónico", explica la doctora. 
  • Radiofrecuencia facial. Se trata de una técnica de radiación electromagnética que, al entrar en contacto con la piel, actúa sobre el colágeno consiguiendo un efecto lifting, corrigiendo la flacidez y tensando el tejido en rostro.
  • Hilos tensores. Es una de las técnicas más novedosas en el campo del rejuvenecimiento facial, que ofrece un lifting natural. "Consiste en la inserción en la piel de finos hilos de sutura reabsorbible, que se guían a través de agujas especiales sin incisiones y sin anclajes", indica la experta.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas