Branded
NOTICIA PATROCINADA

Un compromiso con la productividad sostenible

La implicación con el entorno y la sociedad siempre ha sido un pilar fundamental en la cultura empresarial de Atlas Copco, que desde hace años participa en actividades que fomentan su Responsabilidad Social Corporativa

La compañía está involucrada en la integración de personas con discapacidad y trabaja con fundaciones enfocadas a ese objetivo.
La compañía está involucrada en la integración de personas con discapacidad y trabaja con fundaciones enfocadas a ese objetivo.
Atlas Copco

En Atlas Copco la responsabilidad social es una realidad que nace de la iniciativa de los empleados de la compañía, proveedora líder mundial de soluciones de productividad industrial.

Su fábrica ubicada en Zaragoza obtuvo en 2018 el Certificado Solidar de Aragón y el Sello RSA, que la acreditan como empresa socialmente responsable, pero su implicación con el entorno y la sociedad viene dada de su propia cultura empresarial, que desde hace años ha participado activamente en diversas iniciativas.

'Water for all'

En 1984, Atlas Copco dio uno de sus pasos más importantes en la materia con la fundación de la asociación mundial ‘Water for all’ por parte de los empleados de Suecia. El fin era ayudar a los países más desfavorecidos a disponer de agua potable, salir de la pobreza y tener un modelo de vida digno.

Cada día, millones de mujeres y niños caminan varios kilómetros en busca de agua, sin garantías y con riesgo para su seguridad. Además, más de 5.000 niños en todo el mundo mueren a diario a causa de enfermedades relacionadas con el agua contaminada. Proporcionando acceso al agua potable, se reduce drásticamente la tasa de mortalidad infantil, los niños y niñas pueden ir a la escuela y las mujeres realizar otras actividades para proporcionar a su familia comida o dinero. Un suministro de agua local también permite a las personas cultivar cerca de sus hogares, producir alimentos e incluso vender excedente. "Los principios de ‘Water for all’ se basan en la creencia fundamental de que el agua limpia es un derecho humano. Es nuestro principal compromiso social. Cada país en el que operamos gestiona diferentes proyectos de perforación de pozos, protección de manantiales o construcción de sistemas e infraestructuras de purificación y suministro de agua potable", explica Silvia Condón, del departamento de RRHH en Atlas Copco.

El fin del proyecto es ayudar a los países más desfavorecidos a disponer de agua potable

Los empleados de la empresa pueden contribuir a la iniciativa implicándose directamente en el desarrollo del proyecto o con donaciones. Por cada euro de sus trabajadores, Atlas Copco dona el doble. "Además, en Zaragoza desarrollamos actividades para promover e impulsar la fundación", cuenta Condón. Así, en febrero, la compañía organizó un almuerzo solidario con varios trabajadores como voluntarios, en el que se recaudaron más de 2.000 euros para la mejora de las infraestructuras higiénico-sanitarias de un poblado de Bema (Mali).

Atlas Copco Zaragoza también se compromete a nivel local con diferentes proyectos. El grupo cuenta con la plataforma ‘Pleiades’, que tiene por objetivo promover e impulsar la carrera profesional de las mujeres en la compañía. Dentro de esta iniciativa se realizan diferentes talleres, formaciones y sesiones de ‘coaching’ y ‘mentoring’, orientadas a ayudar al sector femenino a crecer profesionalmente en la empresa. "Nuestro objetivo es que en 2030 haya un 30% de mujeres en la plantilla", apunta Juan Cánovas, director de RRHH.

Otras iniciativas activas en la compañía son la colaboración con Cáritas para la donación de ropa y el proyecto ‘Tapones por una nueva vida’, cuyos beneficios –provenientes del reciclaje de tapones de plástico– se destinan a ayudar a niños con enfermedades raras en la capital aragonesa.

"La integración de personas con discapacidad en nuestra plantilla es un pilar fundamental, por eso trabajamos con fundaciones enfocadas a ello", declara Cánovas, que destaca el patrocinio por parte de la empresa de la carrera ‘Atades, por nuevo cole’. "Visitamos el centro y vimos la importancia del proyecto. Fue una colaboración muy bonita que queremos mantener", comenta.

Además, en 2016 la empresa recibió un galardón y un premio en metálico del grupo por no haber tenido ningún accidente laboral en los dos años anteriores y decidió donarlo a la fundación Lacus Aragón, que ayuda a personas con discapacidad intelectual.

"Cuidar de nuestros empleados es también un compromiso y una obligación. Desde lo fundamental, que es la seguridad y la salud en el trabajo, hasta su bienestar", declara el director de RRHH. El programa ‘Por un estilo de vida saludable’ de Atlas Copco, reconocido como buenas prácticas en empresa, recoge diferentes actividades que cuidan la salud de sus trabajadores. "Promovemos una alimentación saludable y fomentamos el deporte para reforzar el buen ambiente. Y, para hacer partícipes a los familiares de nuestros trabajadores, celebramos cada cuatro años el Día de la Familia, una jornada completa de convivencia y ocio en nuestras instalaciones", concluye. 

-Ir al especial de RSC.

Etiquetas