Despliega el menú
Branded
#quédateenaragón

Andorra Sierra de Arcos también es tierra de museos

La comarca turolense posee una gran variedad de centros de interpretación a lo largo de su territorio, a cielo abierto e, incluso, bajo tierra. 

La comarca turolense Andorra Sierra de Arcos es muy rica en patrimonio natural, atravesado de norte a sur por multitud de senderos que esconden riquezas paisajísticas sin precedentes en Aragón, pero también lo es en patrimonio cultural, ya que posee multitud de museos y centros de interpretación, tanto al aire libre como, incluso, bajo tierra. Como dicen los vecinos en Andorra Sierra de Arcos, "hay más museos que localidades", ya que son nueve los pueblos de la comarca y poseen hasta 14 museos y centros de interpretación de lo más variados. 

Dentro de este amplio abanico de centros para todos los gustos y edades sería muy difícil elegir cuáles visitar durante el verano, pero hay varios que destacan y en estas vacaciones estivales abrirán de forma segura al público, con todas las medidas de sanidad necesarias adoptadas. Estos museos son, entre otros muchos, el Museo Minero MWINAS en las antiguas instalaciones mineras del Pozo de San Juan de Andorra, el Centro Pastor de Andorra y Colección Etnográfica Ángel García Cañada. El Centro de Interpretación Paleontología en Alacón. Valcaria Territorio Dinopolis en Ariño. El Centro de Interpretación Cultura Íbera de Oliete y el Centro de Interpretación El Castelillo en Alloza. Además, el Centro de Interpretación de Arte Rupestre “Antonio Beltrán” en Ariño y el Centro Visitantes Parque Cultural Maestrazgo en Ejulve. 

Por este territorio turolense se puede viajar hasta el corazón de la tierra en la época de los dinosaurios, rememorar la industria del carbón y la minería del pasado siglo, perderse por las masías de los antepasados más cercanos o montar en una locomotora de vapor que haga olvidar lo diferente de este verano. 

Museo Minero en Andorra 

El museo minero -MWINAS- es un espacio único, vivo y en constante evolución, que adentra a los visitantes al mundo de la minería. Se localiza en las antiguas instalaciones mineras del Pozo de San Juan, donde un viejo almacén se ha convertido en un centro expositivo sobre el oficio y la vida del minero. Está abierto todos los fines de semana y entre semana también, pero con cita previa.

Dispone de una rica colección de fotografías, planos, maquetas, útiles y herramientas mineras que ayudan a comprender mejor el duro y desconocido oficio del minero. También se reproducen espacios de su vida cotidiana como el economato, la enfermería, la oficina o la lampistería. 

La mayor parte del museo está al aire libre, donde se puede ver grandes maquinarias, mudos testigos del duro trabajo e, incluso, se puede viajar en una reproducción de un auténtico tren de vapor, un verdadero ferrocarril minero. Una de las últimas instalaciones que han recuperado, ya que el museo está en constante actualización, es la antigua sala de control, que a muchos pequeños que la visitan les recuerda al trabajo de Homer Simpson en la Central Nuclear. 

Centro Pastor de Andorra y Colección Etnográfica Ángel García Cañada

También en la capital de la comarca se puede visitar una casa del siglo XIX dedicada al gran cantador de jotas José Iranzo, el Pastor de Andorra. Su visita es muy sensorial, ya que se puede ver y oír los principales instrumentos musicales del folclore aragonés. Los visitantes podrán conocer las principales peculiaridades de dances y jotas y profundizar en la figura de Iranzo. 

Para los más atrevidos también hay un karaoke del que se puede salir con una grabación propia. Estas instalaciones están conectadas con el antiguo horno de pan, construido en 1789, que acoge la exposición etnográfica Angel García Cañada, con objetos y explicaciones acerca de los oficios y la vida rural tradicional. Ambos espacios se pueden visitar cualquier día menos los lunes. 

Valcaria, Territorio Dinópolis

En Ariño puedes adentrarte en el corazón de la tierra como los exploradores del 'Viaje al centro de la Tierra'de Julio Verne, estrato a estrato, sedimento a sedimento, capa a capa, galería a galería, descendiendo por el paisaje con expectación y asombro, siguiendo ese monumental puzzle terrestre invertido por la extracción de carbón. En este cachito del famoso parque temático Dinópolis se muestra la excepcional riqueza paleontológica del municipio. Está ubicado junto al Centro de Interpretación del Arte Rupestre Don Antonio Beltrán, sede del Parque Cultural del río Martín. En este centro se puede visitar, por ejemplo, los abrigos con pinturas rupestres declaradas Patrimonio Mundial. También dispone de una exposición permanente que permite conocer todo lo relativo al arte rupestre: su significación como expresión gráfica de las ideas en el paisaje, escenografías y representaciones de las pinturas o, incluso, un audiovisual instalado en la recreación de un abrigo rocoso. 

Centro de Interpretación Paleontología

En la localidad de Alacón se encuentra el Centro de Interpretación de Paleontología, el sitio ideal para conocer la evolución de los animales y las plantas desde hace 360 millones de años. El mundo de los dinosaurios es de nuevo aquí el protagonista y se distribuye en tres plantas, en las que pueden verse fósiles, paneles, materiales interactivos y recreaciones de un yacimiento y de animales desaparecidos. Todos estos tesoros dentro del Parque Cultural del río Martín, que se pueden visitar con cita previa. 

Centro de Interpretación Cultura Íbera de Oliete y C.I El Castelillo

El primero espacio ofrece la posibilidad de conocer las formas de vida del pueblo íbero, para después desplazarse al yacimiento del Palomar, donde conocer mejor una cultura imprescindible en la historia del territorio. Está dotado de fieles reproducciones de piezas ibéricas halladas en la zona. Pertenece también al Parque Cultural del río Martín y forma parte, además, de la Ruta de los Iberos en el Bajo Aragón.

En cuanto al Centro de Interpretación El Castelillo nació a partir de un importante yacimiento con ese nombre, cercano a la localidad de Alloza, y donde se han efectuado importantes y determinantes hallazgos cerámicos. En él se ofrece una amplia visión de la cultura y época íberas, centrándose de manera particular en las producciones artísticas. 

Por último, en la comarca se ha restaurado y trasladado, piedra a piedra de su ubicación original, un poblado Íbero entero que se puede visitar. Se trata del Parque Arqueológico El Cabo del siglo V a.c, el único de España que gracias a ser trasladado se ha levantado en planta y en alzado mediante técnicas de arqueología experimental. Debido a los grandes movimientos de tierra producidos en una explotación minera a cielo abierto de Endesa en la Val de Ariño, fue excavado en su totalidad en el año 1999. Finalizadas las excavaciones y dado el interés patrimonial, estado de conservación e importancia de los restos arqueológicos descubiertos, Andorra llegó a un acuerdo con Endesa para que los restos arqueológicos más significativos y los elementos líticos singulares fueran desmontados y trasladados piedra a piedra a una ladera del monte de San Macario. La necrópolis de El Cabo está compuesta por un total de seis túmulos funerarios de planta circular. Dichos túmulos están compuestos por un simple empedrado de piedras calizas, de una o dos hiladas, colocados en disposición circular. Todo esto, y mucho más, se puede visitar este verano en Andorra Sierra de Arcos. 

- Ir al especial #QuédateenAragón

Etiquetas