Despliega el menú
Branded
noticia patrocinada

Adaptar la actividad al riesgo, la clave para evitar los incendios forestales en la Comunidad

En lo que llevamos de año, se han producido 86 incendios forestales y, en 2019, más del 80% de los fuegos de este tipo tuvieron un origen de causa humana. La normativa autonómica recuerda las zonas de riesgo y las prohibiciones al respecto en la principal época de peligro.

Labores de extinción en el incendio que afectó a la Comarca de las Cinco Villas en el año 2015.
Labores de extinción en el incendio que afectó a la Comarca de las Cinco Villas en el año 2015.
Guillermo Mestre

A pesar de que los mensajes se repiten año tras año, si se echa un vistazo a los datos se concluye que aún queda camino por recorrer. En lo que llevamos de año, se han producido 86 incendios forestales, que han afectado a 83,34 hectáreas –de las que 47,84 eran arboladas-. Y, en 2019, más del 80% de los fuegos de este tipo tuvieron un origen de causa humana. Los incendios más significativos del pasado año tuvieron lugar en Perdiguera-Leciñena, con 599 hectáreas forestales afectadas; Villanueva de Huerva, con 115; Alcampell, con 80; y Castejón de Alarba, con 70. Todos ellos en alerta roja de incendios y causados por accidentes o negligencias.

Unas cifras que ponen de manifiesto que los incendios forestales constituyen un problema serio en Aragón. Por ello, y teniendo en cuenta que nos encontramos en la época de mayor riesgo (del 15 de junio hasta el 15 de septiembre), 1.218 personas trabajan en el marco de la campaña de prevención y extinción y desde el Gobierno de la Comunidad se ha iniciado ya un proceso de revisión normativa sobre las actividades de uso del fuego.

A nivel autonómico, existe un marco legal específico que regula la actuación coordinada de los medios de las diferentes instituciones ante una emergencia por incendio forestal que clasifica los incendios según su gravedad, establece una estructura de personas y grupos que ponen en funcionamiento el plan y fija instrumentos de coordinación y colaboración entre estos grupos para que su actuación sea eficaz.

Cordura

La dirección general de Medio Natural y Gestión Forestal de la DGA emite diariamente el Nivel de Alerta de Peligro de Incendios Forestales, que se puede consultar en internet y que es fundamental para conocer los riesgos en este sentido al analizar multitud de factores.

Otro de los aspectos más importantes a tener en cuenta es que la prevención y la cautela son las principales claves que hay que tener presentes para evitar estos sucesos. Entre las recomendaciones generales están evitar fumar en bosques o pastizales, recoger la basura que se genere y llevarla con uno mismo para depositarla en un lugar apropiado y evitar arrojar materiales encendidos o inflamables. En el caso de que se produzca un incendio, es importante mantener la calma, ponerse a salvo y llamar al 112, el teléfono de emergencias.

Zonas de riesgo

La administración autonómica ha declarado de alto riesgo aquellas zonas que por sus características muestran una mayor incidencia y peligro en el inicio y propagación de los incendios o que por la importancia de los valores amenazados precisan de medidas especiales de protección.

En este ámbito, Aragón sobresale como una de las comunidades más efectivas del país, pues este año se tramitará la Evaluación Ambiental Estratégica para la aprobación final del ambicioso proyecto de redacción de los planes de defensa frente a incendios forestales (PDIF) en siete zonas de alto riesgo de incendio y se concluirá la redacción de otros siete nuevos planes de defensa en cinco entornos más.

Áreas recreativas

El uso del fuego en instalaciones de carácter recreativo, cultural y similares está permitido siempre que se cumpla alguna de las siguientes condiciones. Fuera de la época de peligro (entre el 1 de abril y el 15 de octubre, ambos incluidos), se permite el uso del fuego en los lugares que existan infraestructuras especialmente habilitadas para ello o que expresamente se autoricen, las cuales deberán ser de obra fija y de carácter permanente, estar cerradas por al menos tres costados y techo con chimenea provista de matachispas, y que alrededor de ellas exista una discontinuidad suficiente de material no combustible. No obstante, se deja claro que la utilización de estas infraestructuras queda supeditada a la disposición de medios de extinción.

En cuanto a la época de peligro, la normativa permite el uso del fuego únicamente en infraestructuras de carácter fijo y permanente, cerradas por los cuatro costados y bajo un techo con chimenea provista de matachispas, de tal modo que se configure un interior perfectamente definido en el que sea posible la estancia de personas.

El operativo

El operativo que el Ejecutivo autonómico ha desarrollado para esta campaña cuenta con 62 cuadrillas terrestres y ocho cuadrillas helitransportadas; todas ellas dirigidas por un Agente de Protección de la Naturaleza (APN). A su vez, las cuadrillas helitransportadas cuentan con seis helicópteros ligeros y dos medios para el transporte de personal y el lanzamiento de agua; todos ellos y el resto de medios aéreos que participan en la extinción dirigidos por el helicóptero de coordinación aérea.

Los ojos en el territorio los ponen los vigilantes de incendios forestales que, desde torres, casetas u otros emplazamientos, dan aviso del comienzo de las igniciones e informan de la meteorología y avance de los incendios, contando con hasta 80 ubicaciones para la observación. El apoyo con agua desde tierra se realiza mediante camiones autobomba y vehículos ranchera, con hasta 39 unidades en el periodo de máxima activación. Todo este personal, salvo los APN, es contratado a través de la empresa pública Sarga, donde capataces y técnicos se ocupan de su organización interna.

Los medios son coordinados desde los Centros Provinciales de Operaciones, las denominadas ‘emisoras de incendios’, donde un técnico, ingeniero técnico forestal o ingeniero de montes, realiza –apoyado en los emisoristas– el análisis de riesgo y despacho de medios. A su vez, desde el Centro Regional de Operaciones el director técnico de incendios Forestales (DTIF), igualmente ingeniero del ramo forestal, coordina y despacha medios a nivel regional.

Más información en www.aragon.es/-/incendios-forestales.

Etiquetas