Despliega el menú
Branded

mesa redonda de sostenibilidad

Acción y comunicación: así contribuyen las organizaciones a un mundo más resiliente

El tejido empresarial tiene una responsabilidad en la transición de la sociedad hacia un modelo más sostenible, tanto por sus propias acciones como por su contacto con la sociedad. 

Las empresas tienen una importante labor de concienciación social en lo que a sostenibilidad se refiere.
Las empresas tienen una importante labor de concienciación social en lo que a sostenibilidad se refiere.
Pixabay

Cómo las empresas pueden –y deben– contribuir al desarrollo de una sociedad más sostenible fue otro de los temas a tratar en la mesa redonda organizada por HERALDO. Para los participantes en esta jornada, tan importante como desarrollar políticas que minimicen su impacto en el entorno, lo es comunicar y sensibilizar a la sociedad en esta disciplina.

"Esta es la clave de bóveda de la sostenibilidad, porque no nos olvidemos que todos somos consumidores", explicó Sergio Atarés, director de Planificación Estratégica de Térvalis. "La responsabilidad que tenemos las empresas es que el consumidor tenga la información necesaria y sepa que las decisiones que toma favorecen en mayor o menor medida a la sostenibilidad".

"La clave de bóveda de la sostenibilidad es que el consumidor esté bien informado"

En el caso de Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, ella también coincide con esta idea, consciente de la capacidad de alcance tan potente que las empresas tienen en la sociedad. "Hay que aprovechar todo el contacto que tenemos con el consumidor para enseñarle esta nueva realidad, con formación, campañas de sensibilización o acciones de marketing".

Para Laura de Vega, directora de Desarrollo Sostenible de Aquara (Suez), esta labor es también una de las líneas fundamentales de las empresas. "La comunicación es clave, porque permite concienciar y que los usuarios también pasen a la acción. Solo hablando con la gente de consumo responsable, de cambio climático, de preservación del agua… y haciéndolo de manera transparente, promovemos el cambio hacia los nuevos modelos que necesita el planeta".

¿Es rentable?

Sobre si impulsar este cambio en el modelo económico y productivo resulta rentable para las compañías, los tres participantes en la mesa de debate coincidieron en los beneficios de apostar por ello. "Las empresas sostenibles sí son empresas rentables, pero hay que entender que es una cuestión que va mucho más allá de lo económico. Una empresa comprometida con la sostenibilidad atrae talento, tiene a la plantilla más comprometida y, como ya lo apuntan algunos estudios, recibe una discriminación positiva por parte de los consumidores", apuntó De Vega.

"Además, como es en nuestro caso, la ley de contratos públicos incluye criterios de sostenibilidad y ambientales en las licitaciones, y lo mismo ocurre de cara a subvenciones y con los fondos de recuperación económica que van a llegar en los próximos meses. La rentabilidad se mide desde muchos ámbitos, y en todos ellos la sostenibilidad está asociada de manera positiva", añadió la representante de Aquara.

"Las empresas que no afronten la sostenibilidad no serán capaces de pervivir en el tiempo"

"Las empresas somos agentes que intentan construir el bienestar que la sociedad está reclamando. Hoy no solo se busca el consumo, se busca el propósito y el talento para generar este bienestar y para adaptarnos a un mundo que está en una dinámica tan rápida –coincidió Atarés–. Es rentable, porque las empresas que más se implican en esta cuestión aumentan cada año su tasa de captura de negocio, pero también porque la sostenibilidad está alineada con las necesidades del bienestar humano".

Para la responsable de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola, ·no se trata de rentabilidad, sino de una forma de afrontar el futuro. Y no solo porque el consumidor y nuestros grupos de interés lo estén demandando, sino porque debe ser la forma de entender el negocio a corto, medio y largo plazo. Las empresas que no lo afronten así no serán capaces de pervivir en el tiempo".

*

Un ejemplo de sostenibilidad

Una de las claves para que la sostenibilidad se integre en la empresa es identificar aquellos ODS que más relación guardan con el desempeño de la actividad empresarial. Es el caso de Coca Cola, que en su último informe de sostenibilidad, con datos relativos a 2019, apunta que contribuye, de manera directa o indirecta, a 14 de los 17 objetivos recogidos en la Agenda 2030, si bien ha prorizado seis objetivos centrales, los cuales están alineados con los ejes de su estrategia y donde su contribución es mayor, según apunta el informe. Dichos objetivos son los siguientes:
- ODS 3 salud y bienestar. Desarrollando nuevos productos con un contenido más bajo en azúcar.
- ODS 4 educación de calidad. Promueven la inclusión y el desarrollo económico de la sociedad en las comunidades donde operan.
- ODS 6 agua limpia y saneamiento. Adoptando una gestión responsable en la
utilización del agua a lo largo de toda su cadena de valor.
- ODS 12 producción y consumo responsables. Con una política de reciclaje de envases para que ninguno de ellos termine como residuo, especialmente en los océanos, y obteniendo sus principales ingredientes y materias primas de manera responsable y sostenible.
- ODS 13 acción por el clima. Reduciendo a la mitad las emisiones directas de carbono y utilizando electricidad 100% renovable, algo que esperan alcanzar en 2025.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios