Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aquí hay ciencia

Parques urbanos: ¿pulmones verdes o trampas tóxicas?

La vegetación libera compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera -más cuando hace calor- que reaccionan con los NOx emitidos por el tráfico y producen ozono. ¿Prescindimos de los árboles o de los coches?

Miguel Barral 03/06/2017 a las 06:00
¿Contaminan los parques urbanos en verano?Neil Turner

Los grandes parques y espacios verdes presentes en las ciudades - tan apreciados, valorados y demandados- reducen el riesgo de escorrentías cuando cae una tromba de agua; constituyen una fuente de oxígeno -además de reservorio de dióxido de carbono- con lo que renuevan y purifican el aire; y proveen una gozosa sombra en días como los que ahora disfrutamos/sufrimos.

Una bendición sí, pero… Es precisamente en esas jornadas en los que el abrigo de su frondosidad es más demandado, en las que el calor aprieta de lo lindo y los termómetros se disparan y rondan los 30º C, cuando estos parques pasan de paradisíacos refugios a trampas de contaminación, según concluye un estudio efectuado por investigadores de la Universidad Humboldt (Alemania).

La vegetación –también la urbana- libera compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera –isopropeno, terpenos, etc.-. Compuestos que reaccionan con los óxidos de nitrógeno (los infames NOx) emitidos por los tubos de escape de los vehículos produciendo ozono a nivel de superficie, además de partículas en suspensión similares al hollín. Estas últimas dificultan la respiración; en tanto que el primero es un gas inodoro que resulta irritante, y tóxico en concentraciones relativamente bajas para el ser humano.

Estas 'indeseables' reacciones se dan siempre, pero cuando las temperaturas alcanzan valores caniculares (en torno a los referidos 30º C) las emisiones de compuestos volátiles se maximizan (por decirlo de alguna forma, al igual que nosotros sudamos más intensamente, las plantas exudan más) y en consecuencia la concentración de ozono en la superficie se incrementa hasta en un 60%, con el peligro que eso entraña.

La solución planteada por los investigadores, claro está, no es prescindir de zonas arboladas, sino de los vehículos emisores de los NOx. Al menos en épocas estivales. Una razón/excusa más para que los ayuntamientos restrinjan el tráfico en los núcleos urbanos. Y también para apostar por los vehículos eléctricos y/o las bicicletas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo