Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Concurso Adopta tu molécula

Reto químico. Una molécula muy viajera

Bienvenidos al concurso ‘Adopta tu Molécula’. Tras las vacaciones, la moleculica que hay que descubrir se encuentra extremadamente generosa. Viajera, quiral, muy útil... da tantas pistas contando su historia que dice que no lo ha podido poner más fácil esta vez. Daremos la solución el mes que viene. ¿Te animas?

Fernando Gomollón Bel y José Ignacio García Laureiro 02/11/2016 a las 06:00
Etiquetas
¿Qué molécula soy?

¡Hola, queridos admiradores moleculares! Espero que hayáis pasado un verano estupendo. Yo, si os digo la verdad, no he parado de comer en todos estos meses. Y ya las fiestas del Pilar han sido el colmo de los colmos. Imaginad por un momento lo culpable que me sentía, que ayer me fui a correr al Parque Grande. Que para mí, una moleculica de menos de un nanómetro de ancho, ¡es aún más grande! Bromas aparte, tengo unas agujetas hoy que no me tengo en pie. Espero tener suficientes fuerzas como para plantearos el acertijo de este mes. Como estamos empezando, será fácil, lo prometo.

Muy viajera

Como os he dicho, soy una molécula muy muy viajera. Y es que me podéis encontrar en casi todas las partes del mundo. De hecho, si os ponéis un poco tiquismiquis, me podéis encontrar incluso dentro de vuestros propios cuerpos. Pero hay algunas bacterias que son realmente expertas y me sintetizan sin parar. Unas bacterias muy famosas, por cierto, que salen incluso en los anuncios de la tele. Gracias a estas bacterias he podido probar un montón de delicatesen este verano: salsa de soja en China, sopa miso en Japón, un delicioso yogur en Grecia y unos pepinillos riquísimos en Nueva York.

La primera vez que me aislaron en un laboratorio fue a finales del siglo XVIII. Recuerdo que hacía mucho, mucho frío, y que el señor que me aisló descubrió también varios elementos químicos. Era un químico prestigioso y admirado, pero tenía la mala costumbre de llevarse todo a la boca y murió joven, envenenado por mercurio. Supongo que a mí también me probó. Se llevaría un buen susto, porque tengo un sabor amargo bastante intenso.

Muy útil

Los humanos me usáis para un montón de cosas. Algunas no me importa escribirlas en un periódico, otras me da un poquito de vergüenza. Hay quien me utiliza como suavizante, otros para curtir pieles… Últimamente, la moda es usarme para preparar materiales biodegradables. Como no hay forma de que dejéis de tirar plástico a los vertederos y al mar, al menos fabricando plásticos conmigo estos se degradarán más rápido.

Miedo quiral

Soy una moleculica que los químicos llaman ‘quiral’. No sé muy bien qué significa, pero tiene que ver con espejos. Por lo visto algunas bacterias me sintetizan a mí, y otras en cambio sintetizan mi reflejo. Una cosa muy rara. ¿Sabéis lo incómodo que es encontrarse por la calle a alguien que es clavadito, clavadito a ti, pero que en realidad es tu reflejo? Da mucho miedo.

Una curiosidad

Antes de terminar, os voy a contar una curiosidad. ¡Pero ni se os ocurra hacerlo en casa! Hace tiempo, cuando eso del Photoshop era todavía una utopía inimaginable, si querías un carné falso para entrar a la discoteca... 9 de cada 10 falsificadores me recomendaban. Soy un hacha atrapando los iones metálicos responsables del color de la tinta y borrando lo que, a priori, parece imborrable. Soy tan, tan buena haciendo esto que antes de que empezara a usarse el láser, muchas clínicas dermatológicas me utilizaban para quitar bochornosos tatuajes a algún que otro cenutrio arrepentido de haberse grabado (borracho de amor, o de alcohol) el nombre de su ex en el brazo.
 
¿Sabes qué molécula soy?
Manda tu respuesta y tus datos (nombre, teléfono y dirección) a milenio@heraldo.es con el asunto Adopta tu molécula. Sortearemos un premio entre los acertantes. Fecha límite: 18 de noviembre.
 
¿Quieres adoptarme?
Para ser una buena madre o un buen padre, tendrás que averiguar las propiedades, usos y la opinión que la gente tiene de esta moleculica. No te preocupes si te parece difícil y una gran responsabilidad; desde el blog ‘Moléculas a reacción’ te ayudaremos y guiaremos en tu adopción.

Fernando Gomollón Bel Químico y divulgador científico y José Ignacio García Laureiro Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo