Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Descubrimiento inesperado

El transbordador que el Ebro nunca llegó a tener

En el archivo del ingeniero Torres Quevedo se descubrieron los planos de un transbordador sobre el Ebro. Encontrar los planos originales ha sacado a la luz una gran sorpresa.

M. J. Montesinos Actualizada 27/05/2016 a las 13:50
Etiquetas
Proyecto de transbordador sobre el Ebro del año 1928

El Transbordador del Ebro salvaba el río a lo largo de un recorrido aéreo 152 metros; tenía como finalidad el transporte de viajeros, en una cabina cerrada de aluminio, de 3,5 m de longitud por 1,70 de anchura, que partía de sendos castilletes de hormigón armado de 5,21 m de altura, desde la calle de Antonio Pérez hasta la arboleda de Macanaz, aproximadamente por donde actualmente pasa el puente de Santiago. Funcionaba con un motor eléctrico de 25 caballos y el precio del viaje era de 15 céntimos para la ida, 20 ida y vuelta. Pero nunca llegó a construirse.

En el año 1998, los descendientes de Torres Quevedo descubrieron entre los papeles de su archivo unos planos de un proyecto llamado ‘Transbordador de Ebro’. Se trataba de unos cianotipos (un antiguo procedimiento fotográfico que conseguía una copia del original en un color azul) que mostraban los planos de un ingenio que recordaba a los transbordadores del monte Ulía o de las cataratas del Niágara. Los estudiosos de la obra del ingeniero atribuyeron los papeles a un proyecto de Torres Quevedo, datándolos en un primer momento en 1903 y, posteriormente, en 1928.

En la búsqueda del original de este proyecto, Tercer Milenio saca a la luz los planos del transbordador conservados en el archivo de la Confederación Hidrográfica del Ebro, y fechados efectivamente en 1928.

La sorpresa fue descubrir que este documento está firmado por Mariano G. Salas, ingeniero de caminos. En la memoria de presentación, el propio Salas alude a los transbordadores de Torres Quevedo para decir que su proyecto mejora sus soluciones. HERALDO DE ARAGÓN se hacía eco de la presentación del proyecto al alcalde Allué en el periódico de 21 de diciembre de 1928, por un ingeniero del que no llega a decirse el nombre. Para el experto Francisco González: «Las patentes de Torres Quevedo son de 1887, si este proyecto es de 1928, necesariamente mejorará algunos aspectos. Habría que saber más».

¿Qué pasó con este transbordador? ¿Por qué no llegó nunca a construirse? ¿Cómo llegaron esos planos a Torres Quevedo y por qué los guardó? Un apasionante misterio por resolver.
 


EXPOSICIÓN EN LA EINA

En el vestíbulo del edificio Torres Quevedo de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura hay ocasion de ver estos días la exposición ‘Los transbordadores y el telekino’, en la que pueden verse planos y documentos del prestigioso ingeniero, cuyo legado se comprende mejor tras leer los paneles explicativos de la muestra. Entre los documentos que se muestran se encuentran los cianotipos del transbordador del Ebro o las referencias de la prensa extranjera a los inventos de Leonardo Torres Quevedo. En la inauguración, el pasado 9 de mayo, se contó con la presencia de Carlos Torres-Quevedo, uno de los bisnietos del gran inventor. La Escuela de Ingeniería y Arquitectura es la organizadora de esta exposición, que patrocina el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja. La muestra permanecerá hasta el 17 de junio.
 
SIGUE LEYENDO
Torres Quevedo: "El más prodigioso inventor de su tiempo". 

Volver a la portada de Tercer Milenio







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual