Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

La bulimia y la anorexia pueden estar relacionados con el TDHA

Un estudio reciente evalúa la posible relación entre los distintos trastornos.

Europa Press. Madrid Actualizada 12/08/2016 a las 15:49
Etiquetas
La modelo Isabelle Caro protagonizó en 2007 la controvertida campaña publicitaria Nolita ('No anorexia').Afp

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud, el 6% de los pacientes diagnosticados de TDHA a los largo de su vida tienen una historia relacionada con bulimia nerviosa y el 15% de los encuestados diagnosticados de bulimia han sido también diagnosticados de TDHA.

El estudio, firmado por la psiquiatra Lucía Varela es recogido y difundido en una conocida red social a través de una página llamada 'Las vidas de Mario', donde se da visibilidad a los problemas y dificultades a los que se enfrentan los niños y familiares que padecen TDHA.

Lo que ahora se evalúa es la unión que puede existir entre ambos trastornos, el derivado del Déficit de Atención e Hiperactividad y los alimenticios de Bulimia y Anorexia Nerviosa.

En opinión de expertos, los profesionales sanitarios deberían descartar la presencia de TDHA en pacientes que requieren atención por trastornos alimentarios a través de pruebas neurospsicológicas y entrevistas que ayuden también a descartar la presencia de trastornos de personalidad o relacionados con el consumo de sustancias.

Existe ya el conocimiento previo de que las niñas que tienen el diagnóstico de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA) son más propensas a presentar un trastorno alimentario comorbido y a tener una peor evolución mientras permanecen sin diagnosticar y sin tratar en su TDHA.

El informe explica que existen varias hipótesis que relacionan ambos problemas:

La primera de ellas plantea que la impulsividad y falta de atención en el TDHA puede llevar a comer de forma impulsiva y desregulada. Las personas diagnosticadas de Déficit de Atención son más propensas a buscar "premios instantáneos", lo que puede reflejarse en atracones de comida con alimentos apetecibles y que están fácilmente disponibles. Cuando existe además un problema de imagen corporal, los atracones generados por la impulsividad pueden conducir a "conductas compensatorias de purga" y a la bulimia.

Otra hipótesis que puede explicar la relación entre el TDHA y la bulimia nerviosa es el síndrome de deficiencia de recompensa. "De acuerdo a ésta hipótesis, los individuos con TDHA y atracones poseen sistemas de dopamina desregulados que llevan a una deficiencia en la satisfacción de las recompensas naturales y que conducen a buscar recompensas `no naturales'.

Aunque aún no ha habido estudios que examinen los receptores de dopamina desregulados en pacientes con bulimia nerviosa, la hipótesis se apoya en que hay investigadores que mantienen la idea de que los pacientes bulímicos tienen menores niveles de dopamina en el cerebro.

No obstante, existen también estudios que han observado que la falta de atención podría fomentar un comportamiento bulímico, "sin estar éste también mediado por la impulsividad".

Aunque los atracones pueden actuar como mecanismo de compensación para ayudar a controlar la frustración asociada a las dificultades de atención y de organización típicas de TDHA, también podría funcionar en sentido contrario. Es decir, que los afectados por TDHA ignoren el hambre, la ansiedad, o ambos.

Por otra parte, también hay estudios con resultados aparentemente contradictorios a los anteriores, donde la impulsividad se relacionó con la evitación de la comida que engorda, la limitación de la ingesta calórica, la dieta y el ayuno excesivo.

Todos estos comportamientos requieren una disciplina estricta y, por lo tanto, no parecen ser muy compatibles con la impulsividad, sin embargo, podrían señalar una importante peculiaridad de los trastornos alimentarios: el control extremo, que es un síntoma central de pacientes con anorexia nerviosa (por ejemplo, cuando se enfrentan a alimentos calóricos), que podría interpretarse como una respuesta a una impulsividad primaria, y explicar el cambio de diagnóstico de anorexia a bulimia, que ocurre con bastante frecuencia.

- Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual