Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salud

Aumentar las cantidades de fibra en la dieta podría restaurar la diversidad del microbioma

Científicos canadienses plantean esta posibilidad en un estudio publicado en 'Trends in Endocrinology & Metabolism'.

Europa Press. Madrid 12/04/2016 a las 06:00
Etiquetas
La fibra vegetal se encuentra en las frutas, las verduras y los granos.

Científicos defienden el restablecimiento de la salud de las personas en los países occidentales cambiando la alimentación para restaurar las especies microbianas perdidas con la evolución de la dieta occidental. En un comentario publicado este lunes en 'Trends in Endocrinology & Metabolism', investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, proponen el aumento estratégico de la ingesta de fibra dietética como un camino hacia la recuperación de la biodiversidad microbiana.

La insuficiencia de nutrientes para nuestros microbios intestinales se ha relacionado con una pérdida de ciertas especies de bacterias beneficiosas en las sociedades industrializadas y es probable que también afecte a nuestra salud inmunológica y metabólica, aunque se necesitan más datos.

Por ejemplo, la mayoría de los occidentales consumen la mitad de la cantidad de fibra dietética recomendada por las directrices dietéticas, lo que los nutricionistas denominan "brecha de fibra". Esto supone un problema porque la fibra dietética es la fuente principal de nutrición accesible para las bacterias intestinales en los seres humanos.

"La idea de aumentar los niveles de fibra no es nueva -dice Jens Walter, de la Universidad de Alberta, Canadá-. Sin embargo, el agotamiento del microbioma añade una nueva perspectiva a esta dieta occidental baja en fibra que estamos comiendo actualmente".

A principios de este año, Justin Sonnenburg, de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, encontró que los ratones alimentados con una dieta occidental típica (alta en grasas y carbohidratos y baja en fibra) transfirió una menor diversidad de especies de microbios beneficiosos (buenas) a las generaciones futuras. La reintroducción de la fibra preferida de los microbios en esa etapa no se tradujo en un retorno de algunas especies, lo que indica que las extinciones se han producido en solo unas pocas generaciones.

Walter y el coautor Edward Deehan, estudiante de doctorado, están preocupados por que un cambio dramático lejos de una dieta similar a la que se desarrolló bajo la simbiosis humano-microbioma sea un factor clave en el aumento de trastornos no transmisibles como la obesidad.

"Hay una gran cantidad de evidencia epidemiológica de que la fibra es beneficiosa y productos alimenticios que contienen fibra dietética contienen declaraciones sobre sus propiedades saludables tanto para el cáncer de colon como la enfermedad cardiaca coronaria aprobadas por la FDA [agencia norteamericana del medicamento]. También hay algo de evidencia clínica (aunque es menos consistente)", dice Walter. "El problema más acuciante en este momento es que ni el consumo de fibra en la sociedad ni las dosis utilizadas en la investigación clínica son lo suficientemente altas", añade.

Walter se dio cuenta de que a menudo los investigadores que analizan las dosis de fibra en la dieta y los resultados de salud lo hacen con dosis de fibra que él considera "fisiológicamente irrelevantes". "La mayoría de estos estudios utilizan 5-15 gramos de fibra. No creo que estas cantidades sean realmente beneficiosas", dice.

Las personas que viven en las sociedades no industrializadas tienen un promedio de ingesta de fibra que es mucho más elevado que las bajas cantidades de las sociedades occidentales. Los autores señalan el reciente trabajo del laboratorio de Stephen O'Keefe publicado en 'Nature Communications' en el que se dio a afroamericanos una dieta tradicional sudafricana que contenía 55 gramos de fibra dietética diaria y se vieron mejoras en los marcadores para el cáncer de colon en dos semanas.

En su comentario, los autores proponen un esfuerzo de científicos, productores de alimentos, políticos y grupos de regulación para hacer frente a la brecha de fibra. Estos investigadores hacen hincapié en que se necesitan evaluaciones clínicas sobre los resultados de diferentes tipos de fibras y alimentos enriquecidos con fibra en el microbioma.

Ir al suplemento de salud.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo