Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cooperación internacional

Una misión de médicos aragoneses partirá a Malawi para ayudar a niños enfermos

Buscan recaudar 12.000 euros a lo largo de enero y febrero para comprar un endoscopio que permita tratar a pacientes pediátricos con hidrocefalia.

El periodista Julio Flor junto a una enfermera de quirófano y una de las niñas tratadas por el neurocirujano del Clínico, Alain Flor, en África.

Se estima que uno de cada 500 niños en el mundo padecen hidrocefalia, una patología neurológica que por acumulación de líquido dentro del cráneo origina un daño cerebral grave que provoca la muerte. El tratamiento más habitual se realiza mediante válvulas reguladoras que permiten practicar derivaciones del líquido cerebro espinal a estos pequeños. En África, sin embargo, la falta de recursos, profesionales y medios hace inviable que en muchas ocasiones se puedan salvar vidas.

"En África subsahariana se estima que hay un neurocirujano por cada 7 millones de habitantes. Muchos niños afectados fallecen en casa porque las familias piensan que es un mal irremediable", lamenta el doctor Alain Flor Goikoetxea, médico residente del Salud. Este neurocirujano del Hospital Clínico de Zaragoza coordina, junto a la doctora Carmen Ferrer, un nuevo proyecto de cooperación internacional en Malawi que reúne a sanitarios aragoneses para tratar a estos pacientes mediante neuroendoscopia.

Las misiones de estos equipos formados por pediatras, enfermeros y neurocirujanos de la Comunidad permiten así dar a conocer una técnica que ahorraría a estos niños el tratamiento habitual mediante válvulas en una región donde no hay neurocirujanos ni medios. "La idea de nuestro proyecto no es solo ir a operar y solucionar problemas de salud, sino también formar a sanitarios locales en sitios en los que la realidad está por debajo de lo que esperarías encontrarte en el primer mundo", subraya el coordinador del proyecto, en el que participan también otros profesionales del Sector 3 y del Hospital Clínico Lozano Blesa.

El proyecto -cuenta Alain- surgió tras un acto benéfico organizado por la Fundación NED en el que se decidió colaborar por primera vez con la Asociación Malawi Salud.

El objetivo es llevar allí una técnica más inocua que la válvula para librar a estos niños de la necesidad de una válvula que requiere con el tiempo nuevos recambios. "Estas tienen una vida media de siete años y allí es una realidad hostil que no podemos afrontar", explica Alain. 
 

La endoscopia cerebral en hidrocefalia
Con esta técnica que pondrán allí en práctica, los mejores resultados se obtienen en niños menores de un año que no tengan historia de espina bífida ni infección o hemorragia, y que tengan el acueducto de Silvio (aquel por el que circula el líquido cefalorraquídeo) estrecho. Por el contrario, en aquellos menores mayores de un año que tengan este conducto abierto y posean, además, una historia de infección, hemorragia o espina bífida, los resultados con este tratamiento muestran un 40% de éxito mantenido a los 6 meses. "El diagnóstico precoz es fundamental para poder tratar a estos niños porque si lo cogemos a tiempo y la endoscopia es efectiva, estaremos librándoles de daños neurológicos irreversibles que en la mayoría de los casos conllevan la muerte", añade Alain.

Con el objetivo de identificar este tipo de casos, este domingo partirá una primera expedición de pediatras y enfermeros aragoneses de la Fundación Malawi Salud, dispuestos a diagnosticar estos cuadros clínicos y prever una dotación de médicos y recursos para poder tratarlos. "Lo primero es localizar a los enfermos y conseguir a alumnos para el curso y los talleres que realizaremos allí. Hay que hacer que las autoridades del país vean esto como algo posible y plantear las cosas desde un punto de vista realista", subraya Alain, quien reconoce, no obstante, que pueden encontrarse casos muy complicados, con daños prácticamente irreversibles. 

"Allí vamos a operar a pacientes de todo tipo -que estén empezando con el problema o que lleven ya un tiempo con esa presión en la cabeza-, pero sería imposible hacerlo sin la colaboración de los pediatras y las enfermeras que parten en esta expedición", puntualiza.
 

Actos benéficos en el Centro Cívico de Torrero
Con el objetivo de recaudar dinero para este proyecto, la Fundación NED y la Asociación Malawi Salud han organizado diferentes actos benéficos en el Centro Cívico de Torrero para reunir la cuantía necesaria que dote de recursos a esta misión humanitaria. "Cada equipo se paga sus viajes, pero para comprar el endoscopio se necesitan alrededor de 12.000 euros, que no se pueden asumir a nivel individual", explican fuentes hospitalarias del Clínico.

El primero de estos festivales solidarios tendrá lugar el próximo 26 de enero, a las 19.30, y consistirá en un espectáculo de magia ('Funny Magic Creepy Show'). Posteriormente, el 20 de febrero, a las 18.00, el centro Cívico de Torrero acogerá la proyección del documental 'Un hospital en África'. Dirigido por el periodista Julio Flor, muestra la actividad asistencial de la Fundación NED en África y su visionado se complementará con el espectáculo del monologuista Gorka Aguinagalde.

Ambas actividades solidarias se realizan en la Sala Venecia (C/Lasierra Purroy, 8-10), y a ellas se sumará un tercer festival benéfico que contará con la actuación de la jotera aragonesa Beatriz Bernad.

Rumbo a Malawi
La facultativa aragonesa Carmen Ferrer, presidenta de la Fundación Malawi Salud, será una de las integrantes de la primera expedición que partirá este domingo al Hospital Central de Kamuzu (Malawi) con un equipo formado por dos MIR de pediatría, un anestesista y tres enfermeras. El verdadero reto a nivel sanitario en África pasa por combatir y tratar las enfermedades infecciosas que hacen inviable tratar patologías como esta de una forma completamente rutinaria en España (como son las válvulas). "Para nosotros, la hidrocefalia es una enfermedad que afortunadamente 'no existe', porque todos los casos se operan, pero allí la realidad es otra. Vale la pena concentrar todos los esfuerzos en un trabajo de asistencia a largo plazo como este y tener la posibilidad de no mirar para otro lado", concluye comprometida esta psiquiatra del Salud.  

Para Alain, por su parte, es la oportunidad de conseguir con un acto "pequeño, desinteresado y modesto" que la medicina pueda seguir salvando vidas en una región donde la neurocirugía es prácticamente "una utopía".

Ir al suplemento de salud







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual