Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Vida sana

Deporte: hay uno a su medida

La actividad física es una de las mejores medicinas reconocidas por los expertos, pero no todas las disciplinas son adecuadas para según qué perfil. Si se quiere obtener un buen resultado y ser constante, hay que saber elegir.

Alejandra Rodríguez Actualizada 17/03/2014 a las 09:37
Etiquetas
0 Comentarios
Cursos de gimnasia en el agua

Según la última Encuesta Nacional de Salud, algo más del 40% de los ciudadanos se declara sedentario, una cifra especialmente preocupante entre las mujeres (el 46,6% de las mujeres encuestadas decía no realizar ninguna actividad física) y que, según los expertos, puede ser más elevada, ya que han sido los propios entrevistados los que se han evaluado a sí mismos.

Todo parece indicar que la piedra de toque de los españoles a la hora de moverse es el desbarajuste, la falta de información y planificación, ya que en su mayoría lo hacen sin programación, sin preparación, asumiendo retos que no se ajustan a su forma física o escogiendo actividades que ni les gustan ni les motivan. Esta combinación de factores conduce directamente al fracaso y a un círculo vicioso que transcurre sentados en el sofá.

¿Cómo salir de este bucle en el que uno no hace ejercicio porque no está en forma y no está en forma porque no hace ejercicio? ¿Cuáles son las claves para escoger una actividad acorde a gustos, perfil personal, disponibilidad o capacidades físicas? ¿Todos podemos hacer de todo? Es más: ¿es recomendable? ¿Qué debemos tener en cuenta para que el ejercicio nos ayude a estar mejor en lugar de ser un suplicio de agujetas y lesiones?

Consultados varios profesionales sobre la forma en la que hacemos ejercicio, es posible trazar varios perfiles sociológicos en relación al deporte y ofrecer recomendaciones válidas para todos.

De esta manera, es conveniente que antes de iniciar una práctica deportiva nos asesore un profesional para pautarnos un ritmo adecuado que nos ayude a progresar en función de nuestras características físicas, preferencias y ritmo de vida, independientemente de que luego entrenemos por libre. Entre otras recomendaciones, es aconsejable hacerse un chequeo médico para verificar el estado de salud, sobre todo cardiovascular y articular. Cualquiera que sea la actividad elegida, no debemos descuidar jamás el calentamiento inicial ni los estiramientos finales, esenciales para evitar agujetas y lesiones por sobrecarga. Además, deben marcarse metas realistas y plazos razonables para conseguirlas. Más vale subir las escaleras peldaño a peldaño que intentar ascender de tres en tres y caerse.

A cada perfil físico le corresponde una forma más adecuada de iniciarse en el deporte. En estas páginas tienen algunos, seleccionados y analizados por los expertos.
  • Adolescentes y jóvenes: convertir el deporte en un juego


"Apuntamos a los niños sin pensar y acaban lesionados"

La estadística apunta que a partir de los nueve años los pequeños no salen desbocados al recreo y tienden a convertirse en más sedentarios. "A estas edades lo mejor es proponer ejercicios en grupo que hagan del deporte algo divertido, que promuevan una competitividad sana enfocada a logros conjuntos, no a aplastar al contrario", explica María Giner, entrenadora personal y profesora de pilates. Por otra parte, pone el acento en otro problema al que hay que poner atención: "El ejercicio es la mejor manera de alejarse de los trastornos de la conducta alimentaria, frecuentes en esta etapa", subraya la entrenadora personal. Entre los chicos, la tendencia a hacer deporte es mayor, aunque es preciso introducir pautas para evitar lesiones.

  • Sin motivación ninguna. El consejo: lentos pero seguros

"Hay que elegir algo que nos divierta y resulte fácil"

Este perfil constituye el verdadero reto de los profesionales ligados al ejercicio físico: lograr que lo hagan, y que sean constantes en el tiempo, personas que jamás se han planteado realizar ningún tipo de actividad física porque no les gusta, porque no les motiva, porque les da vergüenza ir al gimnasio, porque se consideran torpes o, sencillamente, se cansan, no aguantan sudar y, mucho menos, sufrir las temidas agujetas. "La mejor opción es el baile de salón, rutas en bici por parques, senderismo cultural…", propone Giner, entrenadora personal.

  • Desanimados, deprimidos y enfermos: ejercicio, la mejor medicina

"Pocas cosas ayudan a ordenar la mente como el ejercicio"

Colesterol elevado, la tensión alta, algunos kilos de más, el azúcar en sangre por encima de lo normal… En este caso hablamos de pacientes que ya sufren algún factor de riesgo que atenaza su salud; saben que tienen que moverse, pero no saben exactamente cómo emprender tamaña tarea.

A estos hay que sumar la gran cantidad de personas que, debido a la crisis económica actual o por cualquier otra circunstancia, sufren ansiedad, estrés o depresión. La mayoría de estas personas ha tachado el ejercicio de su lista de prioridades por cuestiones monetarias, de tiempo o, simplemente, ante su bajo estado de ánimo. Y más que usuarios, son pacientes.

"El ejercicio no es caro; o al menos no tiene por qué serlo", argumentan los especialistas en cuanto se les plantea la cuestión del precio y proponen caminar a buen paso, salir de excursión, ir al monte, bañarse en el mar el que lo tenga cerca... prácticas baratas que contribuyen a que no nos quedemos en casa.

"Hay pocas cosas tan efectivas como el ejercicio para superar estados depresivos y ordenar la mente. Es difícil transmitirle esto a quien no lo está pasando bien, pero hay que hacerle ver que le puede ayudar a salir del bache porque pondrá su cabeza en forma, un pilar esencial", reseña Ángel Villamor, director de la clínica Iqtra.

  • Adultos de mediada edad: entre la euforia y la constancia

"Mejor bicicleta que 'running' en el asfalto para evitar el impacto"

El prototipo elegido para esta categoría corresponde a un corredor novato, de unos 40 años, que un buen día se lanza a la calle ataviado con mallas profesionales y zapatillas de marca para iniciarse en el deporte de moda: el 'running'. Motivación le sobra, pero precisamente en el exceso de euforia es donde los profesionales ven el problema.

"Muchos de los que se deciden a hacer deporte a esta edad están en baja forma o pasados de peso y tienen que ser orientados para que no pretendan entrar en la élite deportiva en dos días. Pocos dedican tiempo a estirar y bastantes se dejan guiar por la moda a la hora de practicar cualquier deporte y de hacerse con todo el atrezo. En este sentido, puedes vestirte como quieras, pero si en algo hay que echar el resto es en el calzado o lo pagarás caro", resume María Giner.

"Estamos hablando de personas que ha estado muchos años sin moverse y suele presentar una gran rigidez. Por eso es fundamental el calentamiento, evitar la brusquedad y el impacto en las rodillas alternando ejercicios de rodamiento articular (bicicleta sin resistencia, elíptica, natación…) y correr por terrenos blandos y uniformes; hacerlo sobre el asfalto es demoledor", explica Ángel Villamor, de la clínica Iqtra.


Volver al suplemento de salud.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual