Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La búsqueda de Johana

Viviana Katherine Quispe Pérez Actualizada 18/04/2016 a las 13:49
Etiquetas

'''
Antes de quemar mis carnes el luminoso ser que descendió desde un artefacto de acero en el cielo, me volvió a preguntar por última vez: “¿Dónde, dónde, Hombre, está Johana?”; a lo que yo respondí inmediatamente: “No lo sé, no lo sé”. Entonces no le pude responder más, porque habiendo estado preparando mis conjuros en una noche muy cerca a las doce, encima de la colina de Trasmoz, heme aquí fui asaltado, siguiendo la tradición familiar del ocultismo, por estas alimañas con forma de hombre que no dudaron en lanzarme un rayo desollándome con esto la piel, exponiendo prácticamente mis vísceras al viento...

Mis antepasados, mis locos y no sapientes antepasados, por equivocación, sacrificaron a una niña que no era una niña, sino uno de estos. No sé, no sé a dónde habrá ido a parar Johana… creo que dejó de ser uno de ellos pero tampoco es humana…
'''
$(html_text)
'''Antes de quemar mis carnes el luminoso ser que descendió desde un artefacto de acero en el cielo, me volvió a preguntar por última vez: “¿Dónde, dónde, Hombre, está Johana?”; a lo que yo respondí inmediatamente: “No lo sé, no lo sé”. Entonces no le pude responder más, porque habiendo estado preparando mis conjuros en una noche muy cerca a las doce, encima de la colina de Trasmoz, heme aquí fui asaltado, siguiendo la tradición familiar del ocultismo, por estas alimañas con forma de hombre que no dudaron en lanzarme un rayo desollándome con esto la piel, exponiendo prácticamente mis vísceras al viento...
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Antes de quemar mis carnes el luminoso ser que descendió desde un artefacto de acero en el cielo, me volvió a preguntar por última vez: “¿Dónde, dónde, Hombre, está Johana?”; a lo que yo respondí inmediatamente: “No lo sé, no lo sé”. Entonces no le pude responder más, porque habiendo estado preparando mis conjuros en una noche muy cerca a las doce, encima de la colina de Trasmoz, heme aquí fui asaltado, siguiendo la tradición familiar del ocultismo, por estas alimañas con forma de hombre que no dudaron en lanzarme un rayo desollándome con esto la piel, exponiendo prácticamente mis vísceras al viento...
'''
$(html_text)
  




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo