Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Todo es economía

Primero conquistamos Nueva York...

Amancio Ortega, a través de su sociedad Pontegadea, se ha lanzado a una febril adquisición de espacios emblemáticos en capitales como Nueva York, Londres o Madrid.

14/01/2015 a las 02:00
0 Comentarios

"Me guío por la belleza de nuestras armas. Primero conquistamos Manhattan, después tomamos Berlín». Estos versos que canta el adorable Leonard Cohen podría pedirlos prestados Amancio Ortega. El fundador y máximo accionista de Inditex ha elegido Nueva York en general y la Gran Manzana en particular como uno de los epicentros de la expansión de sus marcas en la partida comercial que está jugando con rotundo éxito a nivel planetario.

Esta misma semana la firma gallega ha anunciado la adquisición de un espacio en el SoHo neoyorquino por un precio estipulado en 280 millones de dólares (237,90 millones de euros), donde albergará una nueva tienda de Zara, cuya apertura está prevista para finales de este año. El inmueble, que tiene una superficie de 4.400 metros cuadrados, está enclavado en el 503-511 de la avenida Broadway, entre las calles Broome y Spring, en uno de los edificios más representativos de la arquitectura de Manhattan de finales del siglo XIX. Una joya más en la lujosa corona que Ortega está reuniendo en la capital mundial de las compras y los escaparates.

Además de esta novedad, Zara abrirá en 2015 otro local emblemático en Manhattan, en el World Trade Center del distrito financiero (Broadway 222), de más de 2.800 metros cuadrados de superficie. En primavera, también inaugurará la tienda ampliada de la Quinta Avenida con la calle 42, cuya superficie crecerá en más de un 50%, hasta alcanzar los 4.000 metros cuadrados. Esta incorporación se suma a las reformas y ampliaciones realizadas hace un año tanto en la tienda de la calle 34, en la intersección con la Sexta Avenida, como en el emblemático edificio Flatiron ubicado en el 101 de la Quinta Avenida.

Ortega, que cataliza estas operaciones a través de su sociedad de inversiones Pontegadea, ya protagonizó otra compra sonada en Nueva York en 2011. Se hizo con el inmueble del 666 de la Quinta Avenida, desalojando a la tienda oficial de la todopoderosa NBA. 3.600 metros cuadrados a cambio de 324 millones de dólares (274 millones de euros). Zara abrió las puertas en este recinto en 2012 con una pomposa fiesta.

En total, junto a las mencionadas tiendas de Broadway en el Upper West, en el 666 de la Quinta Avenida, y en el 750 de la Avenida Lexington, Zara contará con ocho tiendas en Manhattan y otras siete en su área metropolitana al cierre de 2015.

Pero la voracidad inmobiliaria de Amancio Ortega no se agota con Nueva York. Londres es otro de sus objetivos. El pasado miércoles hizo pública la adquisición del edificio que alberga la sede londinense de la multinacional minera Río Tinto por 265 millones de libras esterlinas (335 millones de euros). Dispone de 11.000 metros cuadrados de superficie alquilable y está situado en el número seis de la plaza Saint James.

Y en diciembre de 2013 ya se hizo con el bloque de oficinas Devonshire House, uno de los edificios históricos en el West End de la capital inglesa, de más de 16.000 metros cuadrados, por 400 millones de libras (unos 480 millones de euros).

Especialmente reveladora fue la lucha que Ortega mantuvo en Madrid por imponerse en la puja por la Torre Picasso en 2012. Su rival era Tishman Speyer, uno de los grandes del sector inmobiliario neoyorquino. Ortega, una vez más, se impuso en el pulso. Las informaciones apuntan a que ahora anda detrás de una Torre Kio para transformarla en un centro comercial.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual