Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

REYES MAGOS

Los católicos de Belén celebran la Epifanía con rezos y misas

Los católicos palestinos de Belén celebran y mañana la Epifanía con constantes rezos y actos religiosos, como la ofrenda de oro, incienso y mirra que efectúan los custodios franciscanos de Tierra Santa.

Antonio Pita. BELÉN Actualizada 05/01/2012 a las 19:34
0 Comentarios
Peregrinos cristianos encienden velas la Basílica de la Natividad,EFE

La población católica de Belén, que suma unos 5.500 de los alrededor de 11.000 cristianos de la pequeña urbe, afronta la Navidad con el orgullo de residir desde hace generaciones en el lugar donde el Nuevo Testamento sitúa el nacimiento de Cristo y la llegada de los tres Reyes Magos de Oriente.

Lo hace sin regalos o cabalgatas, pero con infinidad de rezos y ceremonias articuladas en torno a la gruta en la que se sitúa la llegada al mundo de Jesús y sobre la que se alza la Basílica de la Natividad.

Los oficios religiosos tienen lugar en la adyacente Iglesia de Santa Catalina, que también alberga en Nochebuena la Misa del Gallo.

"En la Epifanía básicamente venimos a misa con frecuencia. No hay casi tiempo para hacer comidas especiales, como las que preparamos durante la Navidad", señala Shira Muna, ataviada con elegancia tras asistir en la iglesia al ingreso del custodio de Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa.

Como marca la tradición, Pizzaballa llegó esta mañana a la Basílica de la Natividad, acompañado de decenas de franciscanos, desde la sede de la Custodia, en el barrio cristiano de la antigua ciudadela amurallada de Jerusalén.

Entre los asistentes estaba el joven Yaqub Gazaui, quien explica en castellano las notables diferencias entre la más espiritual celebración local y la más colorida que vio cuando estudiaba en Barcelona.

"Los Reyes Magos son aquí bastante distintos a los de España. En Belén sólo rezamos y venimos a la iglesia, no entregamos regalos ni participamos en cabalgatas", resume.

La fuerza de la celebración en Belén reside en el "aquí y ahora", explica el vicecustodio de Tierra Santa, Artemio Vítores.

"La idea del 'aquí sucedió' conecta con el hecho del 'ahora' y lo convierte en un acontecimiento presente que el peregrino puede tocar y sentir", argumenta.

Otro joven local, Yaqub Saqa, no se da cuenta en su día a día de la importancia que tiene Belén para cristianos de los puntos más diversos del planeta, pero en Navidad "de repente" siente "orgullo" del peso histórico-religioso de su ciudad natal.

La localidad es hoy y mañana escenario de numerosos actos.

Este mediodía, Pizzaballa presidió las Vísperas en Santa Catalina ante una mezcla de fieles locales vestidos con sus mejores galas, franciscanos, monjas y peregrinos venidos de distintos lugares.

Entre ellos se encontraba medio centenar de devotos nigerianos que se apresuró a cantar con fervor el "Aleluya" al oír las campanas llamando a la oración.

En el patio está instalado hasta el próximo día 12 un belén de unos cuatro metros de ancho por cinco de largo donado por la provincia italiana de Trento, al igual que el que se coloca en la Plaza de San Pedro del Vaticano desde 1982.

A primera hora de la tarde, hubo un oficio y una procesión y la medianoche abrirá un maratón de rezos constantes en la gruta de la Natividad hasta las nueve de la mañana, una hora antes de una misa en árabe y latín.

Mañana por la tarde, los franciscanos portarán una escultura del niño Jesús por el recinto de Santa Catalina, su patio y la gruta, mientras regalarán a los asistentes mirra e incienso.

"Oro no damos porque nos arruinaríamos", bromea Vítores.

En los próximos días, la Custodia conmemorará otros dos episodios centrales del Nuevo Testamento.

El domingo se celebrará el bautismo de Jesús por San Juan a orillas del río Jordán, en Qaser Al Yehud, cerca de la ciudad cisjordana de Jericó.

Y el día 15 se desplazarán a Kafr Kana, un pequeño poblado palestino en la Galilea (Israel), para recordar el primer milagro de Jesús: la transformación del agua en vino en las Bodas de Caná, según se narra en el Evangelio de Juan.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual