Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Premios Heraldo

Susanna Griso y Ana Santos, premios HERALDO; Alain Rousset, premio HENNEO

La directora de la Biblioteca Nacional recibe el galardón del Conocimiento y la periodista el Antonio Mompeón Motos. El presidente de la región de Nueva Aquitania, distinguido por su defensa de la reapertura del ferrocarril de Canfranc.

Heraldo 30/07/2017 a las 06:00
Susanna Griso, Ana Santos y Alain Rousset.Heraldo

La directora de la Biblioteca Nacional de España, la zaragozana Ana Santos, y la periodista y presentadora de televisión Susanna Griso han sido distinguidas con los Premios HERALDO de 2017. Los galardones, que concede anualmente este periódico, serán entregados en el transcurso de una gala que se celebrará el 26 de septiembre. El acto se desarrollará, como es habitual desde que se crearon los premios, en la planta de impresión del periódico en Villanueva de Gállego, y contará con la presencia de autoridades y representantes institucionales y de los más diversos sectores de la sociedad aragonesa. Este año, además, se ha instituido el premio HENNEO, que en su primera edición ha recaído en Alain Rousset, presidente de la región francesa de Nueva Aquitania, por su defensa de la reapertura del Canfranc.

El Premio a los Valores Humanos y el Conocimiento fue creado por HERALDO para galardonar cada año a un aragonés, o a una institución aragonesa, que se haya distinguido especialmente por su personalidad y por su contribución a la mejora social o cultural de sus conciudadanos. Este año reconoce a Ana Santos Aramburu (Zaragoza, 1957), directora de la Biblioteca Nacional de España desde agosto de 2013. En el plazo de tan solo cuatro años, Santos ha renovado la institución, redoblando su apuesta por la cultura digital. Sucede en la lista de galardonados al ganador del año pasado, el científico Luis Oro.

Por su parte, el Premio Antonio Mompeón Motos de periodismo, que honra la memoria de quien fuera director de HERALDO en la primera mitad del siglo XX, ha sido concedido a la periodista y presentadora de televisión Susanna Griso (Barcelona, 1969). Griso es uno de los rostros más conocidos del panorama televisivo actual. Se inició como presentadora en 1997 con ‘L’Informatiu’ de TVE Catalunya, y al año siguiente llegó a Antena 3, cadena de la que es uno de sus puntales. Tras presentar ‘Antena 3 Noticias’ entre 1998 y 2006, desde este último año y hasta la actualidad dirige y presenta ‘Espejo público’, programa de referencia en la televisión actual.

Periodismo y compromiso

Griso se suma a una lista en la que están ya grandes profesionales de la comunicación, como Iñaki Gabilondo; Víctor Amela, Ima Sanchís y Luis Amiguet, del diario ‘La Vanguardia’; Antonio Hernández, de ‘El País’; Antonio Angulo, ex director del ‘Diario del Altoaragón’; la revista de Taller de Editores ‘XL Semanal’; el ex director de HERALDO Guillermo Fatás; o Ana Pastor, presentadora de televisión. El año pasado, el galardón recayó en el popular periodista y locutor radiofónico Carlos Herrera.

Los premios HERALDO están plenamente consolidados en Aragón y a nivel nacional, y son referencia inexcusable en sus respectivos ámbitos. A partir de este año van a compartir protagonismo con otro galardón, el premio HENNEO, convocado para distinguir a aquellas personas que hayan defendido a Aragón fuera de los límites aragoneses. Este año ha recaído en Alain Rousset (Chazelles-sur-Lyon, Francia, 1951). Rousset es un político francés, miembro del Partido Socialista y presidente regional de Aquitania-Lemosín-Poitou-Charentes, la región suroeste francesa, que se ha distinguido siempre por ser un convencido defensor de la reapertura del Canfranc.

Susanna Griso: "La honestidad y el rigor son nuestra fuerza"

La directora y presentadora de ‘Espejo público’ asegura que la demanda de información por parte de la sociedad obliga a los periodistas "a ser más analíticos".

Usted empezó en informativos, primero en radio y después en televisión. Ahora presenta un programa de actualidad por las mañanas. ¿Hay mucha diferencia?

Siempre tenía muy claro que quería estar en informativos. Estando en la radio, incluso en mis comienzos en televisión, me ofrecieron hacer otros formatos, al margen de la actualidad y las noticias. Siempre me he resistido mucho.

¿Ha evolucionado mucho la forma de dar noticias?

Sí que ha habido evolución. Cada vez hay más demanda informativa. Lo que antes eran los informativos puntuales de la mañana, al mediodía y por la noche, ahora prácticamente son 24 horas de programación. La gente está mucho más informada que antes y eso nos obliga a los periodistas a ser mucho más analíticos.

Con toda la revolución tecnológica y las redes sociales, estamos en una transición constante. ¿Se estabilizará el modelo?

Creo que la foto fija que tenemos en este momento no perdurará, posiblemente en unos meses habrá cambiado. Hay constantemente movimientos en cuanto a tendencias publicitarias y también en la forma en que las personas se informan. El mercado está cambiando muchísimo.

Y frente a este panorama, ¿qué puede hacer la televisión?

Adaptarse. Todos estamos obligadísimos a adaptarnos. Estamos en un momento donde hay cierta crisis sistémica del modelo del papel, pero también está cambiando el modelo televisivo. Todos tenemos que hacer un gran esfuerzo de adaptación. Es adaptarse o morir.

¿Pero siempre tendrá que haber periodistas?

Quiero pensar que sí. Lo que hemos visto en estos últimos años con el auge de las redes sociales, es que casi todo el mundo tiene un teléfono móvil con cámara y puede ser prescriptor de algo que está ocurriendo a su alrededor. Así que a los periodistas, que hasta ahora teníamos ese monopolio de contar la actualidad, se nos exige un rigor que posiblemente no da una persona que cuenta algo desde su casa. Ahí nuestro plus, que es aportar esa experiencia, rigor, credibilidad y honestidad, que es nuestra fuerza en este momento.

HERALDO le ha reconocido con su principal galardón de periodismo. Acumula ya numerosos reconocimientos a su carrera.

Todos los premios son importantes, pero este me ha hecho especial ilusión. Tengo una gran admiración por vuestro periódico. Ahora más que nunca hay que defender el papel. HERALDO es una cabecera con una trayectoria, rigor y credibilidad que merece estar entre los grandes de este país. Ahí estaré recogiéndolo.

Alain Rousset: "Un territorio no se desarrolla si está aislado"

El presidente de Nueva Aquitania, la región más grande de Francia, defiende la reapertura de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza, "la obra ferroviaria más bella de Europa".

Es usted el primer galardonado con el PremioEspecial HENNEO por ayudar al futuro de Aragón defendiendo la reapertura del Canfranc. ¿Cómo lo recibe?

Con mucha emoción y orgullo. Esta batalla para la reapertura ha sido hecha con altibajos, entre avances y retrocesos. Es un bello orgullo ser recompensado por la región, por el país con el que uno quiere darse la mano, discutir, intercambiar cosas... En cierto modo, suprimir las fronteras significa volver al ideal europeo.

Usted ha defendido siempre la reapertura del Canfranc. ¿Por qué?

Primero, por anticipar los transportes del mañana; segundo, porque es el patrimonio ferroviario más bello de toda Europa; y, tercero, por cuestiones meramente económicas. En mi opinión, sería un crimen dejar que las zarzas o los matorrales invadieran para siempre esta vía férrea.

Mantiene una relación especial con Aragón.

Siempre ha sido una relación extraordinaria. Por la lucha para reabrir el Pau-Canfranc pero, al mismo tiempo, por esa montaña que compartimos. Tenemos muchas cosas en común, desde algunos elementos del lenguaje a ciertos pastos, pasando por las tradiciones, las músicas, los montes que subimos desde Aragón o Aquitania, e incluso tenemos un punto de vista común sobre la construcción de Europa... Con el tiempo, he desarrollado además grandes amistades personales con algunos aragoneses, como con Marcelino Iglesias, por ejemplo.

Una de sus grandes apuestas políticas la constituyen las comunicaciones.

Un territorio no puede desarrollarse si se queda aislado permanentemente. Debemos utilizar todos los medios a nuestro alcance para reducir el aislamiento. En nuestro caso, resulta indispensable responder a los aragoneses, reabrir relaciones con ellos. La gente del valle de Aspe habla español y los aragoneses habláis o comprendéis el francés. Hay que reabrir y estrechar los contactos que la proximidad permitía ya en los siglos XIXy XX. Es una aventura humana increíble.

La llegada de Macron al Palacio del Elíseo, ¿qué supone para el Canfranc?

El proyecto puede interesar al presidente de la República porque es muy simbólico en lo que tiene de defensa del medio ambiente, de valoración del patrimonio, de desarrollo económico y de transferencia de la carretera al tren. Es un trabajo que realizan provincias o regiones y, a la vez, un proyecto europeo. Tiene muchas cualidades que deben atraer a Emmanuel Macron. ¡Hay que mostrarle la línea del Canfranc!

Ana Santos: "Las bibliotecas deben adaptarse a la sociedad"

La directora de la Biblioteca Nacional ha logrado renovar y dinamizar la institución en muy poco tiempo. Apuesta decididamente por la digitalización de sus fondos.

Usted sí que es profeta en su tierra. En los últimos meses ha tenido varios reconocimientos en Aragón, el último el premio HERALDO.

Es cierto. Con frecuencia digo ¡qué suerte tengo de ser aragonesa! Mi vida profesional ha discurrido en Madrid pero sigo teniendo a mi familia y a mis amigos de siempre en Zaragoza; mi marido es de Beceite y cuando puedo me escapo a la comarca del Matarraña. Es un paraíso y soy muy feliz allí. El premio HERALDO ha sido una alegría muy especial. Y he de reconocer, con toda sinceridad, que no deja de sorprenderme que me lo hayan dado, que mi nombre figure en la lista de ganadores junto a intelectuales y científicos de tanta valía como los que lo han recibido hasta ahora.

Se lo han dado por su trabajo. En muy poco tiempo ha avanzado mucho en la modernización de la Biblioteca Nacional.

Hacía falta. La institución es muy valorada por el público en general, pero quizá no lo suficientemente conocida. Estamos trabajando en ello, queremos aprovechar todo su enorme potencial. Era muy importante también que la Biblioteca Nacional tuviera una ley propia, como el Prado o el Reina Sofía...

...que usted consiguió que se aprobara con un amplio consenso político.

Era vital que la tuviera, no solo como reconocimiento de la importancia que tiene en la cultura de nuestro país, sino porque la ley es el punto de partida para conseguir que mayor relevancia. Una institución como la Biblioteca Nacional no puede tener proyectos a corto plazo, necesita planificación a medio y largo plazo, sobre todo en estos momentos en los que el mundo digital plantea muchos retos.

A usted no le asustan. Está apostando muy fuerte por lo digital.

No puede ser de otra manera. La Biblioteca Nacional tiene una misión que cumplir, y nunca debe olvidarla. Pero, como el resto de las bibliotecas del país, tiene que adaptarse también a lo que la sociedad demanda. Hoy, está claro, hay que aprovechar las facilidades de la tecnología, y las bibliotecas tenemos que reorganizar nuestros servicios presenciales. Digitalizar nuestros fondos antiguos es, en estos momentos, estratégico para nosotros.

¿La digitalización acabará dentro de unos años con las bibliotecas?

Está claro que cambiará nuestra labor tradicional, lo está haciendo ya. Pero las bibliotecas no desaparecerán nunca. Tendrán, eso sí, que readaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas necesidades de la sociedad.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo